Inicio ASP Pacto por la sanidad sin prórroga ni aplazamiento. Tomás Cobo Castro (Cgcom)

Pacto por la sanidad sin prórroga ni aplazamiento. Tomás Cobo Castro (Cgcom)

Tomás-Cobo-Castro

..Tomás Cobo Castro, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom).
Anuario iSanidad 2021
Si podemos extraer un resultado positivo de la pandemia, en términos sanitarios, es la extraordinaria habilidad de nuestro modelo para hacer frente a una pandemia que ha empujado a la humanidad al borde del abismo. La capacidad para resistir al fuerte impacto de una emergencia sanitaria sin precedentes en la historia más cercana, adaptando asistencia y servicios a lo impredecible y lo incierto, ha sido excepcional, pero también ha tenido un coste.

Los devastadores efectos de la pandemia, que se suman a las graves consecuencias derivadas de los años de ausencia de reformas que garantizasen la sostenibilidad del modelo a largo plazo, nos obligan ahora a iniciar un proceso de reconstrucción con carácter urgente. La magnitud de los que ponemos en juego: una sanidad pública, gratuita, universal y equitativa, requiere que los cambios emanen desde el conocimiento y la serenidad del debate profesional y desde una fundamental implicación absoluta, de todas las fuerzas políticas sin excepción. La trascendencia de los que está bajo riesgo de desaparición: una sanidad pilar del estado de bienestar y garantía de igualdad en el acceso, protección y el cuidado de la salud, exige un pacto por la sanidad, sin prórrogas ni aplazamientos.

Las propuestas de la profesión médica para dotar de contenido a este pacto están determinadas desde hace ya tiempo y fueron trasladadas a la Comisión para la Deconstrucción Social y Económica en el Congreso de los Diputados este mismo año. Pivotan en los ejes de acción más importantes y necesarios para el sostenimiento del modelo sanitario: desde el refuerzo de la salud pública para identificar y abordar posibles amenazas, hasta la planificación de los recursos humanos y el refuerzo de la atención primaria y la atención sociosanitaria; pasando por una financiación suficiente y una gestión eficiente; la colaboración del ámbito privado y la redefinición del Sistema Nacional de Salud, entre otros ámbitos estratégicos.

La financiación sanitaria debe alcanzar el 7% del PIB, con un presupuesto suficiente que asegure la asistencia

Y para marcar este camino, las actuaciones concretas imprescindibles empiezan por atajar la precariedad laboral, que afecta al elevado porcentaje del 50% de profesionales en activo y que genera serias dificultades para los profesionales y para el funcionamiento de los servicios sanitarios. En segundo lugar, y adoptando el principio de que el costo de la sanidad no es un gasto sino una inversión, la financiación sanitaria debe alcanzar el 7% del PIB, con un presupuesto suficiente que asegure la asistencia. Finalmente, y entre otras acciones, el ya obligado refuerzo de un primer nivel asistencial que ha sido infradotado, infrapotenciado e infradesarrollado durante años.

Es un pacto ambicioso en el que las administraciones encontrarán siempre al Consejo General de Colegios de Médicos, en nuestro papel de asesores gratuitos, para impulsar su puesta en marcha y su desarrollo, sin demora, para que nuestro modelo sanitario siga siendo uno de los éxitos sociales más valiosos de la historia.

Noticias complementarias