Brecha de género en la Administración, incluidas sanidad y ciencia: ellas cobran 1,5 euros menos por hora y sufren más temporalidad

brecha-genero-administracion

..Redacción.
Aún queda un largo camino por recorrer en el ámbito de la igualdad de género, también en la Administración pública, que incluye sanidad y ciencia, cuyas cifras, recogidas por el sindicato de funcionarios CSIF, reflejan que sigue existiendo brecha de género en materia salarial, de contratos temporales y a tiempo parcial, así como de peticiones de excedencias y reducciones de jornada para el cuidado de familiares.

El Informe brecha salarial de género de febrero 2022 muestra algunas de las situaciónes de desigualdad que se han hecho más grandes con la pandemia. Según datos del Ministerio de Política Territorial y Función Pública sobre la situación de la mujer en la Administración General del Estado 2019, ellas cobran entre uno y 1,5 euros menos por hora de trabajo que los hombres. La diferencia más elevada se alcanza entre el personal funcionario con un 8,1%.

La brecha de género en materia salarial más elevada en la Administración se alcanza entre el personal funcionario con un 8,1%

Es especialmente relevante la diferencia en la contratación temporal entre hombres y mujeres. La brecha de género en este ámbito creció un 33,8% en 2021 con respecto al año anterior. Según datos del último trimestre de 2021 recogidos de la Encuesta de Población Activa (EPA), en la Administración se habían formalizado 754.400 contratos temporales con mujeres frente a los 321.8000 que firmaron los hombres. Supone una diferencia de 432.600. El año anterior la diferencia fue de 323.400 contratos temporales más realizados a mujeres con respecto a los hombres.

Los datos también muestran que hay más mujeres que hombres con jornada a tiempo parcial en la Administración. Ahí la brecha de género aumenta de forma que el 73,69% de las personas que trabajan a tiempo parcial son mujeres, frente al 26,3%, que son hombres.

En el último trimestre de 2021 se habían hecho 754.400 contratos temporales a mujeres en la Administración, frente a los 321.8000 que firmaron los hombres

El cuidado familiar sigue recayendo con gran diferencia en las mujeres
Según datos del Informe impacto de género que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y se realiza con datos del Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas de enero de 2021, las mujeres funcionarias y personal laboral que solicitan excencias para el cuidado de hijos multiplican por cuatro al número de hombres que lo hacen. En el caso de la reducción de jornadas el número de mujeres funcionarias que la solicita sextuplica el de hombres. En el personal laboral, la proporción es más de 4,5 veces superior en el caso de las mujeres.

En el caso del teletrabajo, las mujeres se acogen más a esta modalidad. Además, según los resultados de la encuesta sobre Teletrabajo y conciliación realizada
por CSIF el pasado julio 2021, la pandemia y el teletrabajo continúan agravando la
desigualdad y las tareas domésticas siguen aumentando con nuevas obligaciones. Las mujeres en España afrontan más tareas domésticas desde el inicio del teletrabajo
por la desigualdad en el reparto de roles. El 72% de los encuestados advierte sobre
la falta de corresponsabilidad: las mujeres teletrabajan el doble para atender a menores y dependientes.

Las mujeres funcionarias y personal laboral que solicitan excencias para el cuidado de hijos multiplican por cuatro al número de hombres que lo hacen

Con todos estos datos, el sindicato de trabajadores de la Administración pública afirma que el Gobierno «debe realizar un análisis y evaluación anual de la brecha salarial de género». Y sobre sus resultados, «aplicar medidas específicas para corregir las diferencias que se han producido en la pandemia».

CSIF también propone la implantación de medidas de conciliación sin pérdida retributiva, el impulso de plazas públicas para escuelas infantiles de cero a tres años, la negociación y puesta en marcha de planes de igualdad todavía pendientes tanto en empresa privada como en las administraciones públicas.

La brecha de género se traduce en reducción de salario, cotizaciones y posibilidades de promoción profesional para las mujeres

«Corremos el riesgo de que muchas mujeres se vean obligadas a solicitar reducciones de jornada o incluso dejar sus puestos de trabajo para cuidar niños y personas mayores», afirma el sindicato y advierte de las consecuencias que tiene para una mujer «que se ve presionada» a reducir su jornada o dejar su trabajo. «Reducción de salario, cotización y
jubilación, merma de las posibilidades de promoción profesional, dependencia
económica de la pareja, etc. Todas estas circunstancias condicionan la brecha salarial, así como afectan en la futura pensión«, señalan.

Noticias complementarias:

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en