Dr. Antonio Fernández-Pro (SEMG): «Hay que liberar al médico de tareas burocráticas y evitar la sangría de profesionales»

Dr.-Antonio-Fernández-Pro

..Redacción.
El Dr. Antonio Fernández-Pro es presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). Desde hace años viene reclamando la necesidad de un cambio en la atención primaria. Como médico, como presidente y como vocal de la OMC ha tenido participado en cientos de reuniones, mesas de trabajo y conferencias para aportar soluciones. Las recientes declaraciones de Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad le han sorprendido. Asegura que desde hace 20 años el Ministerio está recibiendo propuestas. Para él, el futuro de la atención primaria pasa por acercar la asistencia ciudadana, y eso se consigue con centros pequeños.

Pilar Aparicio ha asegurado que “no es fácil encontrar herramientas para mejorar la atención primaria” ¿Le ha sorprendido está afirmación?, ¿no le han hecho ninguna propuesta al Ministerio?
A mi no me parece lo más adecuado que el Ministerio haga un planteamiento así. La atención primaria está, no en crisis, sino desbordada. Realmente la pandemia ha venido a poner en evidencia todas las vergüenzas que llevamos acumulando y llevamos poniendo de manifiesto desde hace años. Yo creo que remontamos hemerotecas de 20 años hay muchas declaraciones que pueden coincidir de cualquier líder de opinión, de cualquier líder del sector sanitario, coincidirían plenamente con lo que estamos diciendo ahora; es decir, que evidentemente hay una precariedad presupuestaria tábica y que eso lleva a una serie de consecuencias. Y que la situación en la que estamos es consecuencia de cómo estábamos, no solamente de la pandemia, que también.

Dr. Antonio Fernández-Pro (SEMG): Lo que ha desbordado absolutamente la atención primaria ha sido un problema burocrático, atender las bajas y altas laborales

Evidentemente hubo un problema, pero venimos con ello desde hace muchos años, también por la situación de desigualdad interautonómica de unas comunidades a otras. Incluso la diferencia de inversión en sanidad de unas comunidades a otras, que hay unas amplias variedades enormes. También hay diferencias entre los sueldos de los profesionales de unas a otras comunidades. Todo esto, evidentemente en una época de crisis, en una época de tensión del sistema y de estrés del sistema evidentemente se agudiza. De eso no cabe ninguna duda.
Ideas se han aportado, yo veo que hay 1000 documentos de análisis y 5000 documentos de posibles soluciones. Y evidentemente a mí me gustaría recordarles algunas que pueden ser de un calado inmediato. Son tales como simplemente liberar tiempo médico.

Tanto yo como desde nuestra sociedad lo hemos analizado mil veces, y lo más triste de todo es que lo que ha desbordado absolutamente ya la sexta ola la atención primaria haya sido un problema burocrático. Ha sido el problema de atender las bajas y altas laborales, yo creo que eso ha sido ya un poco el poner en hombros de todos. Yo creo que todo debe pasar por una serie de medidas que están todas diferenciadas, no hay ninguna nueva, sino están escritas. Empieza por liberar tiempos médicos. Realmente, liberar tiempo médico, y por otro lado evitar de alguna manera clara, rotunda la enorme sangría de profesionales que está teniendo este país.

Hay dinero para defensa, para igualdad, para gasolina, para casi todo… ¿cuándo lo habrá para la atención primaria?, ¿es un problema que las competencias estén en las comunidades autónomas y no unificadas en el Ministerio?
Yo creo que no, yo lo que creo francamente es que es un problema de voluntad política. El dinero sigue a la voluntad política. Y en eso tienes que estar de acuerdo conmigo. El problema de la gasolinera con los 0,20 euros se ha solucionado, parece, en una tarde haciendo en el BOE un Real decreto en el cual se adelantan los 0,20 euros. Hay voluntad política. Y ahora parece que sencillamente estamos asistiendo a un cambio de formato de atender a los pacientes, tenemos que atenderlos con inmediatez y punto, más fácil y sencillo. Hemos traspasado un poco y hemos trasladado la puerta de entrada casi a urgencias. Con lo cual, yo creo que claro, hay voluntad política, simplemente.

Estamos asistiendo a un cambio de formato de atender a los pacientes, tenemos que atenderlos con inmediatez

Daría igual que la atención sanitaria estuviera como está, transferida, daría igual si realmente hubiese un verdadero espíritu de potenciar la atención primaria. Pero la atención primaria, lo he dicho 1000 veces, está infradotada, está infrafinanciada en términos comparativos en cualquier país de nuestro entorno, eso no tiene ni que decir. Y entonces, evidentemente la solución pasa por hacer un incremento sostenible del presupuesto.

Hablábamos teóricamente de ese 25 %, de la inversión sanitaria total, pero lo que estamos asistiendo año tras año es una brecha mayor entre la inversión en los sistemas hospitalarios y los sistemas de atención primaria. Yo creo que realmente esos fondos de recuperación del 21 al 26, que son de 750.000 millones y que hay una gran parte de recuperación y transformación digital, y tal y cuál pero que realmente lo que este país necesita, si quiere, porque es un tema que el político tiene que decidir, si realmente quiere una atención primaria que no tiene unos resultados a corto plazo en salud pero que realmente sola no resulta sostenible y resulta muchísimo más eficiente que cualquier otro sistema.

En los años 2020-2021, según el proyecto Venturi, se dejaron de hacer 98 millones de consultas no Covid, ¿es posible sostener un sistema que pivota sobre la atención primaria con esas cifras?
Yo creo que sencillamente estamos asistiendo a lo que es un cambio en el formato de atender a los pacientes. Estamos en una política de inmediatez, en una política de realmente atender la demanda inmediata del paciente y con problemas fáciles. De esa manera realmente, hay por ahí un fondo de la sociedad de Oncología en el cual en el año 21 se diagnosticaron un 20 % de menos cánceres que en el año 2019. ¿Esto significa que hay menos cáncer? ¿O que van a debutar de otra manera? Quiero decir, que efectivamente se han dejado muchas cosas por atender Covid. Insisto, el problema real es que lo que ha desbordado definitivamente al sistema ha sido temas burocráticos, temas de asistencia burocrática, eso es lo que a mí personalmente más me ha revelado.

También ha habido enormes diferencias, se han tomado decisiones políticas en momentos de pandemia que nada tenían que ver con lo profesional, han sido decisiones a veces caprichosas, a veces arbitrarias y que han sacado, han querido bunkerizar un poco la asistencia.

Para el Dr. Fernández-Pro “se han tomado decisiones políticas en momentos de pandemia que nada tenían que ver con lo profesional”

¿Cómo se imagina la atención primaria en 20 años?, ¿qué pasos hay que dar para llegar a esa idea y en qué orden?
Lo primero que yo le pediría es que yo quiero un país, quiero en mi país un sistema de atención de asistencia sanitaria potente. Y eso pasa por una atención primaria fuerte, evidentemente. Para eso hace falta voluntad política básicamente. Yo creo que hay un tema que es meramente claro y profundo, que es acercar la asistencia ciudadana. Y eso se consigue con centros pequeños. Hay un término por ahí de algún compañero que he leído que es la ruralización de la atención. En el sentido de empequeñecer el centro para acercarlo al ciudadano. Huir de ese macro-centro de salud, de ese, “ambulatorio”. Y es hacer cercana a la atención. Yo creo que hay dos sistemas que nunca fallan, las dos herramientas básicas e infalibles: la silla y el tiempo.

El futuro de la atención primaria pasa por acercar la asistencia ciudadana, y eso se consigue con centros pequeños

Se trata de liberalizar tiempo médico, es decir, el médico tiene que estar libre para atender al paciente. No puede estar con una agenda de 60 de los cuales 20 son consultas administrativas que puede hacerlas otro profesional perfectamente. Con lo cual, hay que evitar absolutamente liberar el tiempo médico y sacar la burocracia de las consultas, hay que sacarla. Y si realmente no hay voluntad política de que eso pase, no va a pasar. Yo creo que con esas simples dos, tres medidas, Y evidentemente tomarse en serio la financiación, cambiar el modelo.

Es decir, hacer un plan de reforma absoluto, y por supuesto, utilizar las nuevas tecnologías, reutilizar las nuevas formas de contacto. Otras de las evidencias que hemos vivido en estos dos años ha sido que el sistema no estaba preparado, o por lo menos ha sido indebidamente con infraestructuras que no teníamos para atender de forma telemática a los pacientes. O sea, ha sido una situación que evidentemente habrá que mejorar y habrá que potenciar.

Hay que hacer un plan de reforma absoluto de la atención primaria

En definitiva, siempre hablamos de lo mismo. Yo creo que si nos vamos a planteamientos de hace años, estamos hablando de lo mismo. Los escenarios, para que el profesional se quede ahí para que el profesional trabaje tiene que ser estable y tiene que ser comparable con este mundo globalizado. Tú no puedes competir ahora mismo con un mercado de profesionales como Francia, como Alemania, como Inglaterra que multiplican por dos o por tres el sueldo de los profesionales.

En un modelo de atención primaria de futuro hay que retener a nuestros jóvenes valores porque el profesional se está yendo

Si tenemos un profesional cualificado y digno tienes que intentar homologar con tu sistema, porque si no el profesional se nos está yendo. Entonces, yo quiero una atención primaria de futuro, fuerte, potente, con unos profesionales cualificados. Y para eso, tengo que hacer también un sistema de sujeción de tutores, que estamos teniendo verdaderos problemas para que los tutores se mantengan en su motivación, por lo menos, en sus ganas de hacerlo.

En muy pocos días comenzará el proceso de elección de plaza MIR, ¿por qué le recomienda atención primaria a un residente?
Yo creo, honrada y honestamente, y además lo digo con profundo sentimiento, que la atención primaria es la medicina de familia en conjunto. La medicina de familia como referencia el profesional sanitario, es la profesión más bonita del mundo, y también digo que no todo el mundo vale para ello. También yo se lo digo a los chavales cuando llegan, que no todo el mundo vale. Es la más polivalente, es la más cercana, es la más emocionalmente directa con el paciente, convives con la familia, convives con el paciente, al final te integras en la comunidad que es uno de los factores fundamentales para modificar la atención primaria.

La medicina de familia como referencia el profesional sanitario, es la profesión más bonita del mundo

Por eso hablaba de ruralizar los centros, de hacerlos pequeños. Esa accesibilidad y esa cercanía es fundamental para mantener el espíritu de la medicina de familia. Yo le diría que es una profesión dura, yo le diría que hay que trabajar muy duramente pero que también le diría que es tremendamente gratificante, que no hay otra profesión como esta, yo mil veces que volviera elegir lo volvería a hacer. Para mí es fácil decirlo, sé que los escenarios hay que mejorarlos y sé que los escenarios no son los mejores, empezando desde las conciliaciones familiares hasta la estabilidad laboral .

Yo creo que en definitiva es un cúmulo de medidas que harán atrayente al residente, al médico joven, harán atrayente a todos los escenarios laborales. Porque incluso los problemas que estamos teniendo es que los médicos de familia que salen se nos van, o al medio hospitalario por las puertas de urgencias, o se van a los países de nuestro entorno. Y yo creo que la situación es muy clara.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en