David Rubio, Marcos Rubio, Pablo González y Sara Muñoz ganadores de las becas de la Fundación Instituto Roche

..Redacción.
David Rubio, Marcos Rubio, Pablo González y Sara Muñoz son los ganadores de las becas para el Máster en Bioinformática aplicada a la Medicina Personalizada y la Salud, título propio de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, durante el curso 2022-2023. La Fundación Instituto Roche, coincidiendo con la   inauguración del Máster de Bioinformática ha hecho públicos los nombres de los ganadores. Pertenecen a la IV Convocatoria de ayudas a la formación en el área de Ciencia de Datos en Medicina Personalizada de Precisión. Dicha convocatoria reafirma el compromiso de la Fundación con la formación de los profesionales en áreas que serán clave en la medicina del futuro.

David Rubio, biólogo y personal investigador en formación (PhD) en NIMGenetics-Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz; Marcos Rubio, doctor en Biociencias Moleculares e investigador postdoctoral que ha trabajado en la Universidad Autónoma de Madrid, en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) y en el Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre; Pablo González, graduado en Biología por la Universidad Complutense de Madrid y Sara Muñoz, bióloga con especialidad en genética, que ha trabajado como ayudante de Investigación en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, UAM – CSIC; han sido los galardonados de esta edición. Todos ellos han coincidido en remarcar la oportunidad que les brinda esta beca para su crecimiento profesional; además de suponer un paso más hacia la implantación de la Medicina Personalizada de Precisión en el Sistema Nacional de Salud.

Las becas de la Fundación Instituto Roche reafirman su compromiso con la formación de los profesionales en áreas clave en la medicina del futuro

El Máster de Bioinformática aplicada a la Medicina Personalizada y la Salud
El Máster de Bioinformática aplicada a la Medicina Personalizada y la Salud está organizado conjuntamente por la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), la Sociedad Española de Biotecnología (SEBiot), el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). La Dra. Fátima Al-Shahrour, jefa de la Unidad de Bioinformática del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), es la co-directora del Máster, junto con el Dr. Alfonso Valencia, profesor de Investigación ICREA y director del Departamento de Ciencias de la Vida del Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS).

Contar con el apoyo de la Fundación Instituto Roche es una garantía adicional de la importancia y solidez del Máster visto desde la posición privilegiada de la Fundación como observador del desarrollo de la biomedicina en nuestro país y referente en la generación y difusión de conocimiento sobre Medicina Personalizada de Precisión; y un ejemplo de colaboración público-privado en beneficio de la formación de los profesionales sanitarios”, remarca Valencia.

“Contar con el apoyo de la Fundación Instituto Roche es una garantía adicional de la importancia y solidez del Máster»

Para Consuelo Martín de Dios, directora gerente de la Fundación Instituto Roche, “la concesión de estas becas reafirma la labor de la Fundación en la promoción de la formación de futuros profesionales en Bioinformática y la necesidad de incorporar nuevos perfiles en el sistema sanitario; y de este modo, colaborar a traer al presente la medicina del futuro”.

Las becas de la Fundación Instituto Roche consisten en una ayuda económica que cubre el 80% del coste de la matrícula del Máster. Tal y como informa la Dra. Al-Shahrour, “estas becas son concedidas a los estudiantes del Máster valorando los méritos académicos y profesionales facilitando, además, el acceso a la formación de estudiantes prometedores con limitaciones económicas”.

Mediante esta beca, las personas seleccionadas podrán ampliar su formación en todas las áreas clave de la Ciencia de Datos, como las ciencias ómicas, el machine learning, o la Inteligencia Artificial. La formación en Bioinformática y Ciencia de Datos resulta crítica en un sector como el sanitario donde el número de nuevos profesionales formados y cualificados en estas áreas es aún muy limitado. De acuerdo con la Dra. Al-Shahrour esta formación resulta clave ante la creciente cantidad de datos multi-ómicos disponibles en el área biosanitaria. Según asegura la jefa de la Unidad de Bioinformática del CNIO, “estos datos son generados a partir de la secuenciación de los genomas de los pacientes y ya se emplean para mejorar el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades”.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en