Noticias breves. 27 de diciembre de 2022

Redacción

Los anticoagulantes orales directos son más eficaces y rentables que la heparina para la trombosis asociada al cáncer

Un análisis de coste-efectividad en el que se comparan los anticoagulantes orales directos (ACOD) con la heparina de bajo peso molecular (HBPM) ha revelado que los ACOD son más eficaces desde el punto de vista médico y más rentables en el tratamiento de la trombosis asociada al cáncer (TAC).

Según publican los investigadores en ‘Annals of Internal Medicine’, estos resultados pueden servir de base para la toma de decisiones clínicas y políticas.

La TAC se asocia a un aumento de la mortalidad de casi el doble en comparación con los pacientes con cáncer pero sin trombosis. También corren un mayor riesgo de tromboembolismo venoso (TEV) recurrente, que, según se ha demostrado en investigaciones anteriores, se asocia a un gasto sanitario un 80 por ciento mayor. La HBPM se considera la piedra angular del tratamiento del TAC, pero los ACOD se han empezado a utilizar clínicamente más recientemente.

Satse denuncia que las CCAA no reconocen de manera "digna" el trabajo de las enfermeras en las noches de Navidad

Sedisa- adjudicación plazas EIR

El sindicato de Enfermería (Satse) ha denunciado que el conjunto de servicios autonómicos de salud no reconoce de manera «justa y digna» el trabajo de noche que realizan las enfermeras a lo largo de todo el año y tampoco durante las fiestas de Navidad ya que, «salvo en dos fechas puntuales», reciben una compensación económica por hora trabajada que oscila entre los tres y cuatro euros.

En este sentido, la organización sindical ha recordado que la labor asistencial y de cuidados que realizan las enfermeras es «permanente y continúa» durante las 24 horas de los 365 días de cualquier año, lo que incluye los días de las fiestas navideñas, en los que también dejan sus hogares y seres queridos y permanecen en los centros sanitarios para garantizar la atención que «requieren y merecen» los pacientes y ciudadanos.

«Un esfuerzo, dedicación y compromiso que no es reconocido como debería por parte de las administraciones sanitarias», ha comentado Satse para destacar el realizado durante las noches ya que perjudica «muy seriamente» la salud de los profesionales, como múltiples estudios científicos internacionales y nacionales advierten desde hace años.

Escudero espera que el 11 de enero se desconvoque de huelga en AP mientras se trabaja en la retribución salarial

El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, espera que el próximo 11 de enero el comité de huelga anuncie la desconvocatoria de la huelga de médicos y pediatras en Atención Primaria mientras se trabaja en la retribución salarial, punto en el que ha remarcado que para ello «lógicamente tiene que tener respaldo presupuestario».

Desde el Centro de Transfusión de Sangre, Escudero ha avanzado que el Gobierno regional va a profundizar durante la negociación en la mejora retributiva, con el foco puesto en aquellos profesionales que tienen un exceso de demanda.

Y todo ello sin obviar otras medidas «como la organización de agendas, la desburocratización o establecer el sistema de acceso por parte de los pacientes», medidas «que ya van en la línea del plan de mejora de atención sanitaria, donde también existían mejoras retributivas».

Las interrupciones voluntarias de embarazo aumentaron levemente en 2021, hasta los 90.189

Las interrupciones voluntarias de embarazo (IVE) aumentaron levemente en el año 2021 hasta las 90.189, mientras que en 2020 la cifra se situó en los 88.269 casos, situándose la tasa en los 10,70 por cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, frente a los 10,33 del año anterior, según se desprende del Registro Estatal de Interrupciones Voluntarias del Embarazo publicado este martes por el Ministerio de Sanidad.

Por comunidades autónomas, Cataluña es la región con la tasa más elevada de interrupciones voluntarias de embarazo (13,42%), seguida de la Comunidad de Madrid (11,90%), Baleares (11,56%), Asturias (11,50%), Murcia (11,46%), Andalucía (11,18%) y Canarias (10,61%).

Las regiones con menor tasa de IVE en 2021 fueron Ceuta y Melilla (1,79%), Galicia (5,37%), La Rioja (6,17%), Extremadura (7,10%), Castilla y León (7,17%), Navarra (8,39%), Cantabria (8,68%), Aragón (8,79%), Castilla-La Mancha (8,90%), Comunidad Valenciana (9,02%) y País Vasco (10,39%).

Respecto a la edad de las mujeres, 312 eran menores de 15 años, 9.076 tenían entre 15 y 19 años, 18.753 entre 20 y 24 años, 19.227 entre 25 y 29 años, 18.641 entre 30 y 34 años, 16.187 entre 35 y 39 años, 7.309 entre 40 y 44 años y 684 eran mayores de 44 años. El 53,97 por ciento eran trabajadoras por cuenta ajena, el 34,63 por ciento tenían bachillerato y ciclos de FP equivalentes, el 47,69 por ciento no tenía hijos y el 65,35 no había tenido ningún aborto previo.

La mayor parte de las IVE tiene lugar durante las primeras semanas del embarazo. Así, el 72,42 por ciento de las mismas se registraron antes de la octava semana de gestación, mientras que sólo el 0,16 por ciento se produjo más allá de la vigésimo tercera semana.

La tasa de contagios por Covid-19 se ha situado en diciembre en cifras cercanas a máximos históricos

incidencia duplica

muestran los análisis previos a la Navidad obtenidos por el Observatorio Complutense ‘ANTICIPA-COVID19’.

En concreto, la tasa de infectividad a siete días de la última semana de diciembre analizada ha sido de hecho de 4.300 casos por 100.000, lo que muestra que el crecimiento de infectividad aún no se ha estabilizado. Estos números recuerdan al máximo de 4.700 casos por 100.000 detectado en la víspera de las navidades de 2021, hace justo un año, o la cota de 5.100 infectados por 100.000 de la segunda ola del año, a finales de junio 2022.

El pasado 21 de octubre, el Observatorio Complutense ‘ANTICIPA-COVID19’ ofrecía datos que indicaban un nuevo disparo de infectividad en la línea de los que fueron observados al inicio de las dos grandes olas anteriores, la ola ómicron en vísperas de las Navidad 2021 y la ola anterior al inicio del verano 2021 atribuida a la irrupción de las variantes BA.4 y BA.5.

Dos meses después, cuando se ha completado la temporada de análisis prospectivos del primer trimestre del curso académico 2022-23 en el programa COVID-LOT de la Universidad Complutense, se está confirmando que el crecimiento continuado de infectividad, mantenido desde septiembre y octubre, está llegando a niveles máximos similares a los de las dos grandes olas mencionadas.

En la semana que ha finalizado el pasado viernes 23 de diciembre con la apertura del periodo vacacional en la universidad, la infectividad determinada a 14 días por COVID-LOT alcanzó una tasa de 3.300 casos por 100.000 personas analizadas. Ahora bien, los máximos de infectividad ahora puestos de manifiesto solo se han alcanzado tras un crecimiento lento pero continuado a lo largo de los dos últimos meses, a diferencia del abrupto y vertiginoso disparo de infectividad provocado hace ahora un año por la irrupción de la variante ómicron del virus SARS-CoV-2.

La resonancia magnética podría predecir el riesgo de recaída después de un primer brote psicótico

Investigadores del IDIBAPS-Clínic Barcelona, la Fundación FIDMAG y el CIBERSAM han evidenciado, en un estudio publicado en la revista ‘Schizophrenia’ (Grupo Nature), que combinación de los datos obtenidos de la resonancia magnética, junto a los datos clínicos del paciente, podría permitir estimar el riesgo de recaídas después de un primer episodio psicótico.

El descubrimiento de la relación entre las imágenes de resonancia magnética y los trastornos mentales propició la investigación en biomarcadores de imagen en este ámbito, pero hasta la fecha no se ha logrado ningún hallazgo relevante. Los nuevos métodos de inteligencia artificial han reabierto la posibilidad de crear herramientas que puedan ayudar en la toma de decisiones clínicas.

«El hecho de estimar este riesgo es importante porque así podríamos personalizar el tratamiento y aumentar la frecuencia de visitas en pacientes de alto riesgo, o evitar tratamientos innecesarios si el riesgo es bajo. Hasta la fecha, sólo podías saber si un paciente tenía un alto riesgo de recaída después de varios brotes y recaídas», han dicho los investigadores.

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en