El CNIO estudia un fármaco probado contra el alzhéimer junto a quimiorradioterapia para tratar glioblastomas

Azeliragon es un inhibidor de RAGE y su combinación con quimiorradioterapia podría bloquear la respuesta de resistencia de glioblastomas y otros tumores cerebrales al tratamiento

equipo-dr-valiente-cnio-glioblastomas-quimiorradioterapia-farmaco-alzheimer

Redacción
Este mismo año comienza en España un nuevo ensayo clínico que evaluará la combinación formada por quimiorradioterapia y azeliragon, un fármaco que ya se ha probado en alzhéimer, en pacientes con tumores cerebrales como los glioblastomas. El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) desarrollará el ensayo de fase I/II con el apoyo de la organización benéfica británica Worldwide Cancer Research.

El proyecto evaluará la combinación de azeliragon y quimiorradioterapia en pacientes con tumores cerebrales, entre ellos, los glioblastomas

El Dr. Manuel Valiente, que dirige el Grupo de Metástasis Cerebral en el CNIO, y su equipo, acaban de publicar sus planes para el ensayo en la revista científica ESMO Open. El objetivo de los investigadores es potenciar el efecto de la radioterapia en tumores cerebrales de pacientes que, de otro modo, no responderían al tratamiento.

Tal y como explican desde el CNIO, los tumores cerebrales pueden ser difíciles de tratar, ya sean causados por cánceres cerebrales como los glioblastomas o cuando las células cancerosas se extienden al cerebro desde otras partes del cuerpo. Estos tumores son la principal causa de muerte por cáncer en niños y adultos menores de 40 años. La radioterapia es un tratamiento de referencia para los tumores cerebrales, pero en muchos pacientes el tumor se resiste al tratamiento y sigue creciendo.

Azeliragon es un inhibidor de RAGE y su combinación con quimiorradioterapia podría bloquear la respuesta de resistencia de glioblastomas y otros tumores cerebrales al tratamiento

En ensayo reclutará pacientes recién diagnosticados de glioblastomas a los que se administrará azeliragon y quimiorradioterapia. Azeliragon es un inhibidor de receptores para los compuestos de glicosilación avanzada (RAGE), moléculas ubicadas en la superficie celular. Las características de los RAGE los convierte en posibles inductores de enfermedades asociadas a la inflamación crónica.

Con la combinación del inhibidor de RAGE y quimiorradioterapia, quieren bloquear la respuesta de resistencia de tumores cerebrales como los glioblastomas. Para el Dr. Valiente, esa respuesta de resistencia es la causa de que muchos de estos tumores no respondan al tratamiento. El fármaco azeliragon ya se probó en el tratamiento del alzhéimer y, aunque no tuvo el efecto deseado, se consideró seguro para su uso en humanos.

El fármaco azeliragon ya se probó en el tratamiento del alzhéimer. Aunque no tuvo el efecto deseado, se consideró seguro para su uso en humanos

«Los tumores cerebrales plantean muchos retos a la hora de su tratamiento», explica el Dr. Valiente. «La radioterapia como tratamiento contra el cáncer ha sido uno de los grandes éxitos de la investigación oncológica. Pero, desde una perspectiva molecular, la forma en que la administramos no ha cambiado mucho en las dos últimas décadas, y sabemos que no funciona en muchos pacientes. Queríamos descubrir por qué ocurre esto y encontrar una forma de ayudar a más pacientes con tumores cerebrales, ya que a menudo estos pacientes se encuentran con que tienen pocas o ninguna opción de tratamiento». En este contexto y siguiendo sus investigaciones, el investigador señala que están «encantados de haber encontrado una nueva forma» de abordar estos tumores.

El ensayo y un estudio prospectivo que se realizará en paralelo se basan en un importante avance realizado por el Dr. Valiente y su equipo el año. Descubrieron un mecanismo que impide que la radioterapia actúe contra los tumores cerebrales en muchos casos, hallaron cómo probar el mecanismo utilizando un nuevo biomarcador (S100A9) y que un fármaco llamado inhibidor de RAGE podría bloquear este proceso y permitir a la radioterapia destruir las células cancerosas. En su experimento, las siete muestras de pacientes que mostraban radiorresistencia respondieron a la radioterapia cuando se utilizó simultáneamente un inhibidor de RAGE.

Dr. Valiente: «Hemos identificado el problema, encontrado un biomarcador para detectarlo y, lo que es más importante, una solución. Ahora veremos si podemos reproducir este efecto en participantes humanos»

«Es realmente sorprendente la rapidez con la que los resultados se han trasladado a la clínica. Hemos identificado el problema, encontrado un biomarcador para detectarlo y, lo que es más importante, una solución. Ahora veremos si podemos reproducir este efecto en participantes humanos. Tengo la esperanza de que podamos avanzar rápidamente en el ensayo porque ya sabemos que el azeliragon es seguro en humanos», ha añadido el autor principal del ensayo.

El estudio prospectivo paralelo realizará un seguimiento de 200 pacientes con cáncer diseminado al cerebro. El estudio comprobará si el biomarcador relacionado con la radiorresistencia (S100A9) puede predecir qué pacientes responderán a la radioterapia. Si tiene éxito y se descubre que azeliragon detiene la radiorresistencia, el tratamiento personalizado podría ayudar a potenciar el efecto de la radioterapia en pacientes con tumores cerebrales, en lugar de administrar un tratamiento prolongado y, en última instancia, ineficaz.

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en