Inicio Opinión La devolución de los 13.000 millones del céntimo sanitario en un problema...

La devolución de los 13.000 millones del céntimo sanitario en un problema de recursos humanos

El fallo del abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), Nils Whal, ha determinado que el céntimo sanitario, el impuesto sobre los carburantes que cobran 13 comunidades autónomas, vulnera la legislación comunitaria y por tanto el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tendrá que dictar sentencia en los próximos meses. Aunque el fallo no es vinculante, es cierto que en el 80% de los casos los jueces suelen refrendarlo. En los próximos meses se conocerá la sentencia definitiva, tras la deliberación de los jueces.

El céntimo sanitario es un tipo de impuesto indirecto que aplican muchas comunidades autónomas para poder financiar la sanidad pública. Para el tribunal este impuesto no se ha establecido con el objetivo de fomentar el consumo de otra fuente energética, y además cumple el mismo objetivo que el impuesto especial armonizado sobre hidrocarburos, es decir, reducir los costes sociales tanto a nivel sanitario como medioambiental.

Todo comenzó porque una empresa de transportes de Cataluña solicitó la devolución de los 45.000 euros que tuvo que pagar por culpa de este impuesto, que el Gobierno de Aznar en 2002 se arriesgó a poner en marcha. La «broma» puede suponer ahora que el Gobierno tenga que devolver 13.000 millones de euros a los usuarios a los que se les ha cobrado un impuesto injusto.

Si las decenas de manifestaciones por las privatizaciones sanitarias de Madrid tenían como origen una reducción presupuestaria de 500 millones de euros, ¿qué hay que hacer ahora por 13.000 millones? Ha sido una puerta abierta por un Gobierno por la que han entrado 13 comunidades autónomas, de todos los colores políticos, del Partido Popular, del Partido Socialista, nacionalistas, en lugares tan dispares como Madrid, Castilla-La Mancha, Galicia, Comunidad Valenciana, Asturias, Cataluña o Andalucía.

Esta resolución nos hace ver que el problema no es económico ni político, es de recursos humanos, los partidos hacen una mala elección de sus cargos políticos. ¡Necesitamos políticos que no se aprovechen del dinero de los contribuyentes!
..Alfonso González