Inicio ASP Las nuevas generaciones médicas son cada vez más dependientes de la tecnología

Las nuevas generaciones médicas son cada vez más dependientes de la tecnología

Los directores de cine se han esforzado mucho en hacernos ver que no podemos seguir anclados en el pasado, y que la evolución debe formar parte de nuestro presente. Muchas películas de cine de ciencia ficción como Star Trek, Odisea 2001, la Guerra de las Galaxias o Avatar nos han mostrado posibilidades hacia las que poco a poco vamos avanzando hoy. Hay compañías que son verdaderas pioneras en tecnología y que hacen un verdadero esfuerzo de investigación para acercar los más nuevo de los avances científicos y técnicos para mejorar la calidad de vida de los pacientes, trabajando en una sofisticada combinación hombre-máquina que permiten acabar sustituyendo alguna función del cuerpo para preservar la vida. Se buscan órganos bioartificales que sustituyan a los originales para que reemplacen la función de un órgano enfermo: corazón, riñón, hígado, pulmón, intestino, páncreas, válvulas cardíacas, médula ósea, piel, huesos o córneas son algunos de los más habituales. Cada vez hay más investigaciones y mejores resultados.

El avance de los dispositivos móviles y las aplicaciones médicas contribuyen a imaginarse una tecnología cada vez más cercana que ayude verdaderamente al paciente, de manera que estos “agentes de inteligencia artificial” envíen los datos a supercomputadores que ofrezcan a las personas un diagnóstico instantáneo y preciso, y la visita al médico ya no necesita de muchas preguntas sino nuevas pruebas y atención directa.

Cada generación médica ha ido evolucionando según ha ido evolucionando la tecnología, y por eso algunos jóvenes ya no están seguros de lo que escuchan a través del estetoscopio, por ejemplo. La pregunta es si todavía tienen que depender de estas herramientas manuales, o qué debe darles más fiabilidad. Evidentemente, tal como decían Clay Christensen y Jason Hwang en “The innovador’s prescription”, la atención médica es la evolución que va desde lo intuitivo hasta lo preciso. La medicina intuitiva se ocupa de enfermedades que son ligeramente diagnosticadas través de sus síntomas y el reconocimiento de patrones, a las que se trata con terapias de una posible eficacia. Como “arte de la medicina”, la medicina intuitiva es dependiente del criterio clínico. La medicina de precisión se ocupa de enfermedades que pueden ser diagnosticadas con precisión y tratadas con tratamientos predecibles basados en evidencias.

Lo que está sucediendo es un cambio total, mientras en el s.XIX se trataban síntomas, en el XX enfermedades, la tecnología del s.XXI nos obligará, por fin, a tratar pacientes y por tanto predecir y prevenir las enfermedades.
..Lola Granada

Compartir