La sostenibilidad del sistema sanitario está en peligro por asignar compromisos de pago fuera de presupuestos

El informe de fiscalización del sector público autonómico realizado por el Tribunal de Cuentas ha detectado una «permanente insuficiencia estructural» que permite que las Comunidades Autónomas presupuesten de forma insuficiente, con pleno conocimiento, para luego recurrir de forma periódica a generar gasto que excede lo consignado en los presupuestos.

El plan extraordinario de pago a proveedores que el Gobierno tuvo que llevar a cabo en 2011 fue como consecuencia de esta gestión política de la economía que ejercen las comunidades autónomas. En los años 2010 y 2011 ya se advirtió de esta práctica de asignar compromisos de pago por actividades con cargo a años futuros. El resultado podría ser una distorsión de la sostenibilidad del sistema sanitario.

Esta forma de presupuestar ya ocasionó un grave problema de tesorería «de tal magnitud» que a finales de 2011 el Gobierno central tuvo que poner en marcha el mecanismo extraordinario de pago a proveedores.

Para el Tribunal de Cuentas hay que destacar el importante aumento de la deuda de las comunidades autónomas que pasó de 139.000 millones en 2010 a 173.000 millones en 2011, teniendo en cuenta, además que más de una cuarta parte de ellos correspondían a Cataluña.

El auditor confirma que hay una tendencia de contratación cada vez más generalizada en las autonomías de utilizar encomiendas de gestión a entidades instrumentales para la prestación de servicios que normalmente se llevaban a cabo mediante contratos públicos. Esta “externalización” implica que haya empresas públicas a las que se les encomiendan funciones para las que no tienen estructura, y simplemente actúan como intermediarios de contratación.
..Alfonso González

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en