Inicio ASP El Servicio Andaluz de Salud reactiva las obras del nuevo Hospital de...

El Servicio Andaluz de Salud reactiva las obras del nuevo Hospital de La Línea, abandonadas y paradas desde 2011

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha reactivado las obras abandonadas y paradas desde 2011 del nuevo Hospital de La Línea de la Concepción (Cádiz), lo que permitirá que las personas usuarias residentes en la localidad linense, Jimena de la Frontera, Castellar de la Frontera y San Roque puedan contar con unas nuevas instalaciones “acorde a sus necesidades”.

Y es que así lo anunció la semana pasada en declaraciones a los medios la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, quien manifestó que con esta actuación, el Gobierno andaluz finalmente “cumple con el compromiso adquirido con la comarca del Campo de Gibraltar, con la provincia de Cádiz y con la sanidad pública andaluza”.

Reactivar las obras del Hospital de La Línea, como recordó la consejera, hará que para los presupuestos de 2015 incluyan una inversión de 45 millones de euros, lo que permitirá que para finales de 2015 hayan concluido.

Nuevo Hospital de La Línea, su apertura estaba prevista para 2013
El nuevo Hospital de La Línea, que dará cobertura a una población superior a las 100.000 personas que residen en la La Línea, Jimena de la Frontera, Castellar y San Roque, estará ubicado en la zona conocida como Ronda Norte del municipio linense.

Su primera piedra se puso en 2009, y su apertura estaba prevista para 2013. La inversión inicial de 53 millones de euros por la Junta de Andalucía en un solar de 32.000 metros cuadrados para 248 habitaciones individuales, nueve quirófanos, 48 salas de consultas externas, 19 salas de exploraciones, ocho consultas de urgencias y una UCI con capacidad para 34 personas, y un helipuerto, hacen de este hospital una obra faraónica que estará disponible a finales de 2015.

Contará con servicios de telemedicina y dispondrá además de 10 salas de diagnóstico: tres de rayos X, dos para telemando, dos ecógrafos, un mamógrafo, un TAC y una resonancia magnética nuclear.

Su cartera de servicios estará integrada por medicina interna, cardiología, neumología, digestivo, hematología, nefrología, oncología, pediatría, salud mental, cirugía general, traumatología, oftalmología, otorrinolaringología, urología, dermatología, obstetricia y ginecología.

Esta dotación se completa además con los servicios generales de análisis clínicos, microbiología, anatomía patológica, medicina preventiva, radiología, rehabilitación, farmacia y anestesia.
..Emilio Ramírez