Inicio ASP Un tratamiento de inmunoterapia mejora la supervivencia de la quimioterapia en cáncer...

Un tratamiento de inmunoterapia mejora la supervivencia de la quimioterapia en cáncer de pulmón

cancer-de-pulmón

Un tratamiento de inmunoterapia mejora la supervivencia respecto a la quimioterapia en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas y presenta menos efectos secundarios. Y es que así se desprende de los resultados de un amplio ensayo clínico publicados esta semana en la revista The Lancet.

En concreto, el estudio que, analiza la evolución de 1.225 pacientes con cáncer de pulmón no microcítico en estado avanzado, sin otras opciones de tratamiento, indican que la inmunoterapia aumentó la supervivencia una media de cuatro meses.

Una parte esos pacientes recibieron Atezolizumab, un inhibidor de la proteína PD-L1, que contribuye a ocultar las células cancerosas del sistema inmune. El resto de los pacientes restantes se sometieron a quimioterapia.

El cáncer de pulmón es el más común en el mundo y afecta a 1,8 millones de perso-nas cada año. También es la primera causa de muerte por cáncer”, indica Achim Rittmeyer, investigador de la Universidad de Gotinga (Alemania).

Las personas que probaron el nuevo tratamiento sobrevivieron una media de 13,8 me-ses, mientras que en el segundo grupo, 9,6 meses fue la media de supervivencia.

El método puesto a prueba “vigoriza el sistema inmune de los pacientes contra el cáncer y, según muestra este ensayo, tiene unos efectos significativos sobre la supervivencia”, añade Rittmeyer.

El estudio detalla que aquellos pacientes con mayores niveles de la proteína LP-L1 en sus células se vieron más favorecidos por la terapia, y es que doblaron su esperanza de supervivencia respecto a la quimioterapia (20,5 meses, frente a 8,9 meses), si bien aquellos con menos proteínas de ese tipo se vieron favorecidos también, ya que registraron una supervivencia media de 12,6 meses, comparado con 8,9 meses con la quimioterapia.

Otras terapias diseñadas para activar el sistema inmune contra el cáncer de pulmón, como los tratamientos con Nivolumab y Pembrolizumab, apuntan a la proteína PD-1, que está localizada en la superficie de las células inmunitarias y recibe las señales de la LP-L1 para atacar a células cancerosas. El nuevo tratamiento ha demostrado mejorar los resultados respecto a las estrategias que apuntan a la PD-1.

Este es el primer estudio con Atezolizumab para tratar cáncer de pulmón en fase III, la última etapa antes de recibir aprobación para su uso comercial por parte de las autoridades sanitarias.

El momento en el que la quimioterapia no será el principal tratamiento para el cán-cer de pulmón de células no pequeñas probablemente no está tan lejos”, afirma Elisabeth Quoix, investigadora de los Hospitales Universitarios de Estrasburgo (HUS).

En España, el número de muertes por cáncer de pulmón sigue creciendo; en 2014 cau-só más de 21.000 fallecimientos, más que las provocadas por los tumores de mama, colon y páncreas de forma conjunta.

Recientemente, el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) ha propuesto la crea-ción de un Plan Nacional contra este tumor, el que más muertes causa en España, con el objetivo de conseguir que en 2025 la supervivencia sea del 25%. Además, destacan la necesidad imperiosa de aumentar los recursos que en España se destinan al cáncer de pulmón, y es que somos de los países europeos que menos invierten por habitante en cáncer de pulmón, unos cinco euros, cuando la media europea se sitúa en 8 euros de media europea.

Asimismo, se calcula que el cáncer de pulmón tiene cada año un impacto de 1.250 millones de euros sin contamos la mortalidad y morbilidad de la enfermedad. Pese a ello, los avances terapéuticos han logrado mejorar la supervivencia en la última década un 23%, pasando del 10-12 % de hace 10 años a un 16-20% actual.
..Redacción