Inicio ASP En EEUU la Información online sobre trasplantes renales es demasiado compleja para...

En EEUU la Información online sobre trasplantes renales es demasiado compleja para la mayoría de los pacientes

Compartir

Los recursos educativos online sobre las opciones de trasplante pueden resultar de difícil comprensión para pacientes con enfermedades renales complejas, y es que así se desprende de un estudio realizado en Estados Unidos y del que se ha hecho eco Clinical Kidney Journal.

Esa dificultad en la comprensión impediría que estos pacientes puedan decidir cuál es el mejor tratamiento.

El equipo buscó en Google sitios con información para los pacientes sobre trasplantes renales con órganos de donantes vivos o fallecidos y eligió los 10 mejores sitios de cada categoría, y descubrieron que la mayoría de los sitios requieren una capacidad de comprensión, por lo menos de nivel universitario.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) recomiendan que los materiales educativos de los pacientes sean redactados para personas con un nivel de lectura de niños de séptimo grado.

Como indican desde los NIH, el conocimiento de salud es “el grado con el que las personas pueden obtener, procesar y comprender la información sobre salud y los servicios necesarios para tomar las decisiones adecuadas”. “El principio va más allá de programar un turno o recibir un folleto en la sala de espera. Incluye pensamiento crítico y poder evaluar pros y contras frente a encrucijadas médicas”, añaden.

Existen una diferencia en el nivel de comprensión necesario para leer el contenido online y la tasa de conocimientos sobre salud de los pacientes con ERC

Los resultados del estudio evidencian, en palabras del doctor Eric Zhou, del Hospital de Rhode Island y la Escuela Warren Alpert de Medicina de Brown University, Providence, que “hay una diferencia en el nivel de comprensión necesario para leer el contenido online y la tasa de conocimientos sobre salud de la población con enfermedad renal crónica (ERC)”.

En los sitios con ambos tipos de trasplantes -donantes vivos o fallecidos-, el nivel promedio necesario para comprender el contenido era el de un alumno de primer año de universidad o superior. Aun los textos menos complejos se acercaban al nivel de lectura de alumnos de noveno grado y ninguno era para un nivel de comprensión de séptimo grado, como recomiendan los Institutos Nacionales de Salud.

Las tasas de alfabetización están directamente asociadas con las posibilidades de un paciente de recibir un trasplante”, afirma Abbey Swanson Kazley, de Medical University of South Carolina College of Health Professions, y que no participó del estudio.
..Redacción