Inicio ASP El uso de dispositivos móviles sin medidas apropiadas provoca el llamado “síndrome...

El uso de dispositivos móviles sin medidas apropiadas provoca el llamado “síndrome del cuello roto”

Compartir

Muchas veces no so damos cuenta, pero el uso continuado del móvil, sin adoptar una postura correcta, a la larga puede salirnos caro. Este hábito está generando un aumento progresivo de un tipo de síndrome cervical denominado síndrome del cuello roto, que provoca dolor y muchas veces está asociado a cefaleas, mareos inespecíficos e incluso dolores inespecíficos sin localización concreta en la zona superior del cuerpo. Durante el tiempo de uso, la cabeza normalmente se encuentra en una flexión de 45 grados, soportando la musculatura cervical el equivalente a 25 kilogramos aproximadamente.

Los músculos del cuello soportan el equivalente a 25 kg cuando usamos un dispositivo móvil

Esta realidad ha sido descrita por la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) a través del Dr. Ricardo Llavona, miembro de la Junta Directiva de esta sociedad científica que aglutina a los médicos especialistas en rehabilitación y medicina física de España. El objetivo de la especialidad de rehabilitación y medicina física no sólo consiste en recuperar o mejorar la función motora en pacientes con discapacidad por problemas neurológicos o muscoloesqueléticos, entre otras situaciones; sino que además también incluye la prevención de posibles situaciones discapacitantes. El área de la prevención de incapacidades es uno de los ámbitos mas pujante en investigación en rehabilitación y el presente tema es un gran ejemplo.

Según el informe Mobile en España y en el Mundo, de Ditrentia, nuestro país lidera el ranking mundial de dispositivos móviles inteligentes con una penetración del 88% frente a la media mundial del 66%. El uso medio se sitúa en 2 horas 34 minutos en línea con el consumo mundial. A estos datos hay que añadir un consumo medio mundial de 2 horas de ordenador y 1 hora 15 minutos de otros dispositivos móviles de media. En este contexto, el portavoz de SERMEF destaca que “el tremendo cambio de hábitos personales y sociales, especialmente en la última década, y dentro de la progresiva digitalización global en la que nos encontramos, trae consigo innumerables beneficios en el momento actual y sin duda, grandes avances que están por llegarSin embargo, estos cambios tienen consecuencias para el cuerpo humano”, destaca.

En España el uso medio del móvil se sitúa en 2 horas y 34 minutos

Cada vez se perciben más estas alteraciones en nuestro estado de salud. El portavoz de SERMEF explica que nos encontramos ante la aparición del síndrome de cuello roto. “Se trata de un dolor cervical provocado por adoptar una mala postura cuando se utilizan tabletas y teléfonos móviles”. Según el Dr. Llavona, “el problema está surgiendo porque las personas inclinan la cabeza hacia abajo cuando consultan el móvil o emplean la tableta. Este pequeño gesto hace que los músculos posteriores del cuello trabajen mucho al tener que soportar más peso”.

Ricardo Llavona: El problema surge cuando inclinamos la cabeza para mirar el dispositivo, esto hace que los músculos posteriores del cuello trabajen mucho

La solución es sencilla: “la espalda debe estar recta y la pantalla debe quedar a la altura de los ojos para impedir inclinar la cabeza hacia abajo. Sin el correcto uso y la rigurosidad en las normas ergonómicas básicas, esta situación puede acarrear problemas”.

Investigación de esta realidad
Aunque esta realidad no es nueva y cada vez adquiere más interés en el ámbito sanitario, el especialista considera que “la situación del desarrollo ergonómico aplicado a la tecnología móvil está en una fase incipiente”. En este contexto, el Dr. Llavona pone como ejemplo un artículo de revisión publicado en la revista Work en el que se considera que existen todavía muchas cuestiones a desarrollar como el grado de afectación sobre el estado de salud y los resultados económicos de las variantes gestuales, el efecto de las pantallas táctiles u otros modos de interacción, el diseño de mobiliario específico adaptado a estos dispositivos especialmente diseñado para mejorar el soporte y la usabilidad de los aparatos.

Hay muchas cuestiones a desarrollar, como el grado de afectación sobre el estado de salud y los resultados económicos de las variantes gestuales

Son muchos profesionales los que tenemos exponencial interés en desarrollar acciones de mejora para el uso de estos dispositivos y la investigación. Es importante desarrollar un trabajo multidisciplinar para seguir afrontando estas nuevas realidades”, concluye el Dr. Llavona.
..Redacción