Inicio ASP Oriol Mitjà, el doctor que quiere erradicar la enfermedad del pian en...

Oriol Mitjà, el doctor que quiere erradicar la enfermedad del pian en Papúa Nueva Guinea

Compartir

..Cristina Cebrián.
La enfermedad del pián es una patología crónica y debilitante causada por treponema, una bacteria clasificada como un espirilo, alargada y muy delgada dispuesta en forma de espiral. Se trata de una enfermedad que afecta especialmente a niños y que causa úlceras en la piel y deformaciones óseas graves. La prevención se basa en la interrupción de la transmisión a través del diagnóstico y el tratamiento precoces de los casos, así como el tratamiento masivo o focalizado de las poblaciones afectadas. Además, resulta esencial promocionar una educación sanitaria que incluya una mejora de la higiene personal.

En los últimos seis años está llevando a cabo una investigación transformadora sobre el diagnóstico y tratamiento del pian, una enfermedad que afecta al 50% de los menores de 15 años en Papúa Nueva Guinea

El médico Oriol Mitjá, especializado en enfermedades infecciosas y consultor técnico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), trabaja en el Instituto de Salud Global de Barcelona y en el Centro Médico de Lihir en Papúa Nueva Guinea. Con su experiencia en desarrollar estrategias para erradicar enfermedades tropicales de la piel que se encuentran desatendidas, en los últimos seis años está llevando a cabo una investigación transformadora sobre el diagnóstico y tratamiento del pian, una enfermedad que afecta al 50% de los menores de 15 años en Papúa Nueva Guinea.

En 2012 el Dr. Mitjà y su equipo demostraron que una dosis del antibiótico azitromicina era capaz de curar a un enfermo de pian y tres años después, el investigador confirmó que la administración masiva de este tratamiento lograba frenar su transmisión. Ahora, la farmacéutica Kern Pharma ha donado 500.000 dosis de azitromicina para colaborar en su erradicación y con el objetivo principal de identificar el número de dosis necesarias para efectuar un tratamiento masivo. En cuanto al seguimiento de los pacientes, éstos deben ser examinados cuatro semanas después de iniciar el tratamiento antibiótico. Se ha demostrado que en el 95% de los casos se da una curación completa de la enfermedad.

Kern Pharma ha donado 500.000 dosis de azitromicina para colaborar en su erradicación e identificar el número de dosis necesarias para efectuar un tratamiento masivo

Campaña de erradicación y guías de actuación
El proyecto inicia así una nueva fase de distribución farmacéutica con el despliegue de una campaña efectiva de erradicación. Además, la OMS recogerá los resultados de este proyecto del Dr. Mitjà y los transformará en guías de actuación para las autoridades de los países afectados. Todo ello con la vista puesta en el año 2020, fecha en la que esperan cumplir el objetivo de la erradicación, lo que convertiría al pian en la segunda enfermedad que logra eliminarse del planeta, tras la viruela.

Para el investigador es fundamental realizar un esfuerzo colaborativo así como adquirir una gran cantidad de medicación y muestra su agradecimiento a Kern Pharma por la donación. “Su azitromicina ha cruzado medio mundo hasta llegar a Papúa Nueva Guinea y va a ser clave, junto al apoyo del resto de colaboradores, como la Fundación Bancaria La Caixa, para que podamos continuar trabajando en la erradicación del pian”, comentó el Dr. Mitjà.

La OMS recogerá los resultados de este proyecto del Dr. Mitjà y los transformará en guías de actuación para las autoridades de los países afectados

Desde la compañía farmacéutica se muestran convencidos de que este proyecto puede salir adelante y Anna Llopis, responsable de Responsabilidad Social Empresarial de Kern Pharma, afirma que “la colaboración con este proyecto nace de nuestro compromiso con la mejora de la salud y la calidad de vida de las personas”. Las 500.000 dosis de azitromicina suponen para la compañía “el mayor esfuerzo que hemos realizado en el ámbito de la RSE. Es un orgullo para todos los que formamos parte de la compañía que un antibiótico como este, desarrollado y fabricado en nuestras instalaciones de Terrassa, en Barcelona, pueda colaborar en la erradicación de una enfermedad”, concluye Llopis.

Según datos que maneja la OMS, de los 13 países en los que el pian es endémico, 8 notificaron más de 46 000 casos en 2015. Sin embargo, se hacen necesarias más evaluaciones para determinar, el los cinco países restantes, el nivel de endemicidad, es decir, la persistencia de la enfermedad en una región en particular. Por otro lado, entre los países que estaban clasificados como endémicos en la década de los 50, al menos 73 necesitan volver a ser evaluados para determinar la interrupción de la transmisión, de modo que la OMS pueda tomar medidas para certificar que están libres de la enfermedad como parte del proceso mundial de erradicación.

Erradiquemos el Pian