Inicio ASP El 60% de los pacientes que ingresan en la UCI reciben algún...

El 60% de los pacientes que ingresan en la UCI reciben algún antibiótico a lo largo de su estancia

Compartir

..Flor Cid.
Uno de los grandes retos que afronta la sanidad es combatir los múltiples mecanismos de resistencia frente a los antibióticos que se han descubierto en los agentes infecciosos. Y es que aunque los antimicrobianos constituyen uno de los principales puntos fuertes de la medicina actual, también es cierto que la capacidad de aprendizaje de los microorganismos para defenderse de las barreras de defensa ha ido en aumento con el transcurso de los años.

Uno de los grandes retos que afronta la sanidad es combatir los múltiples mecanismos de resistencia frente a los antibióticos que se han descubierto en los agentes infecciosos

El uso de los antimicrobianos está cada vez más generalizado, tanto en el campo de la salud humana como en la animal y en la industria alimentaria. El incremento en el uso de antibióticos, la diseminación de mecanismos de resistencia entre los gérmenes, y la dificultad de conseguir nuevos mecanismos eficaces frente a ellos, deriva en un aumento de la dificultad para hacer frente a las infecciones, según expone el presidente del Comité Científico de la SEMICYUC, el Dr. Luis Álvarez Rocha.

El uso de los antimicrobianos está cada vez más generalizado, tanto en el campo de la salud humana como en la animal y en la industria alimentaria

Surgen nuevas infecciones que generan dificultad para su tratamiento
El escenario descrito deriva en el surgimiento de nuevas infecciones más difíciles de tratar, hecho que se está materializando en serios problemas en el campo de la salud, como sostienen los expertos. Estas infecciones tienen una repercusión negativa en la morbimortalidad de los pacientes y hacen preciso el uso de antibiótios cada vez más potentes y más caros, además, no siempre disponibles.

El surgimiento de nuevas infecciones más difíciles de tratar deriva en serios problemas en el campo de la salud

Se trata de un problema serio de salud mundial sobre el que han alertado tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Todos ellos han planteado diversas iniviativas para afrontar esta situación.

En nuestro país, el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) de 2014, cuenta con la colaboración de seis Ministerios, de todas las Comunidades Autónomas y de 70 sociedades científicas, donde la SEMICUYC participa de forma destacada desde los inicios (a través de su Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas y Sepsis, GTEIS). Cocretamente, el Estudio Nacional de Vigilancia de la Infección Nosocomial en la UCI (ENVIN-UCI), de GTEIS, está inmerso en el estudio de la infección en los Servicios de Medicina Intensiva de España.

El Estudio Nacional de Vigilancia de la Infección Nosocomial en la UCI (ENVIN-UCI), de GTEIS, está inmerso en el estudio de la infección en los Servicios de Medicina Intensiva de España

Cabe destacar también los ‘Proyectos Zero’ que, iniciados en 2008, persiguen la reducción de los problemas relacionados con la infección en las unidades.

Uso muy frecuente de antibióticos en el paciente crítico
En pacientes críticos es muy frecuente el uso de antibióticos. Según el estudio ENVIN-UCI, el 60% de los pacientes que ingresan en la UCI reciben algún antibiótico a lo largo de su estancia, hecho que se justifica porque un inicio precoz del tratamiento antibiótico adecuado deriva en una mejor supervivencia de estos pacientes, de modo especial en aquellos que desarrollan un Shock Séptico.

Según el estudio ENVIN-UCI, el 60% de los pacientes que ingresan en la UCI reciben algún antibiótico a lo largo de su estancia

La finalidad del proyecto ‘Resistencia Zero’ (RZ) es reducir en un 20% el número de pacientes que adquieren una bacteria multirresistente durante su estancia en la UCI. Se trata de un trabajo donde han participado más de 150 UCIs españolas y que ha demostrado la contribución al control del problema de las bacterias multirresistentes desde los Servicios de Medicina Intensiva. De hecho, se pudo reducir la tasa de pacientes con bacteria multirresistende adquiridas dentro de la UCI desde un 3,7% en los primeros años, hasta un 2,3% en el año 2015; también ha permitido la identificación de los microorganismos más problemáticos en estas unidades, así como los principales factores de riesgo de los pacientes que se asocian con una mayor frecuencia a la aparición de una bacteria multirresistente.

La finalidad del proyecto ‘Resistencia Zero’ (RZ) es reducir en un 20% el número de pacientes que adquieren una bacteria multirresistente durante su estancia en la UCI

Otro dato que ha podido constatarse es que cerca del 60% del total de las bacterias multirresistentes identificadas en los pacientes que pasan por los servicios de medicina intensiva provienen de otras áreas del Hospital/ Comunidad. Se hace fundamental, por lo tanto, una colaboración y coordinación más profunda con otras áreas hospitalarias y especialidades para alcanzar un mayor grado de eficacia.

Cerca del 60% del total de las bacterias multirresistentes identificadas en los pacientes que pasan por los servicios de medicina intensiva provienen de otras áreas del Hospital/ Comunidad

LIII Congreso Nacional de la SEMICYUC
Durante el LIII Congreso Nacional de la SEMICYUC tendrá lugar una mesa de trabajo para analizar las opciones de mejora que podrían ser implementadas en este campo, de la mano de profesionales de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) y de expertos intensivistas de los Proyectos Zero. De modo especial se incidirá en cómo se puede mejorar el uso de antibióticos mediante los Programas de Optimización del uso de Antibióticos (PROA) en la UCI.

Artículos relacionados

Compartir