Inicio ASP Fin del Real Decreto 16/2012. Vuelta a la universalidad

Fin del Real Decreto 16/2012. Vuelta a la universalidad

Compartir

..Juan Pablo Razmírez. Director de iSanidad.
Siempre que asisto a un debate político organizado por una institución fuera de las puertas del Congreso, me sorprende la tranquilidad con la que nuestros parlamentarios exponen sus planteamientos. Siempre hay alguna pulla. También es lógico, pero en general no encuentro ese ambiente bronco que los telediarios nos ofrecen del hemiciclo. Empiezo a pensar que la televisión deforma la realidad como los espejos cóncavos y convexos del madrileño Callejón del Gato que nos describe Valle Inclán en Luces de Bohemia.

El debate en las comisiones de sanidad del Congreso y del Senado suele ser más sereno. Cambia todo en cuanto acuden al Pleno a la vista de las cámaras. Es ahí donde aparece un distanciamiento insalvable. El Real Decreto 16/2012 y la universalidad de la asistencia sanitaria han tensado en exceso el debate desde su aprobación hace poco más de seis años. Si se cumplen los planes del Consejo de Ministros la norma quedará derogada en seis semanas con la aprobación de un nuevo real decreto-ley.

Si se cumplen los planes del Consejo de Ministros la norma quedará derogada en seis semanas con la aprobación de un nuevo real decreto-ley

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, iniciará un diálogo con las comunidades autónomas con la celebración de un Consejo Interterritorial monográfico sobre universalidad en el Sistema Nacional de Salud en el que deberá consensuar las líneas estratégicas de la nueva norma. De manera paralela y con el mismo fin, mantendrá conversaciones con agentes sociales, sindicatos, pacientes, sociedades científicas… No existirá el debate parlamentario al recurrir a un real decreto-ley para su aprobación. Es entendible dada la debilidad del PSOE en el Congreso de los Diputados con solo 85 diputados. El proceso se hubiera eternizado y Pedro Sánchez no podría haber cumplido una de sus grandes promesas en la moción de censura.

El diálogo político quedará encuadrado en solo dos reuniones, la Comisión Delegada y el Interterritorial, donde las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular y por partidos nacionalistas tratarán de hacer valer sus posturas. En cualquier caso es una buena noticia que los inmigrantes en situación irregular recuperen el acceso al sistema sanitario y que se busque un modelo de copago más justo. Pero es necesario, por un lado, una verdadera voluntad de diálogo en estas dos reuniones y que el Gobierno escuche a los agentes sanitarios. Si no volveremos a lo de siempre, una discusión estancada que solo servirá para eso, para llamar la atención de las cámaras en el hemiciclo. Y solo de vez en cuando porque la sanidad siempre pasa desapercibida entre los grandes titulares.

Artículos relacionados