Inicio ASP El 1% de la población adulta de Atención Primaria en Cataluña necesita...

El 1% de la población adulta de Atención Primaria en Cataluña necesita cuidados paliativos

Compartir

..Redacción.
Con el objetivo de determinar prevalencias y perfiles de las personas con enfermedades crónicas avanzadas en Atención Primaria (AP) y analizar elementos relacionados con su mortalidad para orientar estrategias de mejora, la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic) ha participado en un estudio que muestra que el 1% de la población adulta atendida por un especialista de AP padece enfermedad avanzada con una alta probabilidad de morir precozmente y de presentar necesidades complejas no cubiertas. El trabajo de investigación se ha desarrollado en tres equipos de AP del Área de Gestión Asistencial de Osona (Cataluña).

La enfermedad avanzada es una condición de salud grave ya que dos de cada tres pacientes con enfermedad avanzada mueren al cabo de tres años

La investigación también concluye que la enfermedad avanzada es una condición de salud grave ya que dos de cada tres pacientes con enfermedad avanzada mueren al cabo de tres años. La mayoría de estos pacientes pueden llegar a sufrir más de seis enfermedades al mismo tiempo y mueren como consecuencia de su enfermedad principal. La enfermedad que tiene una mayor prevalencia de componente paliativo es la demencia, seguida de la fragilidad y los síndromes geriátricos. El cáncer y las enfermedades orgánicas crónicas avanzadas (IOCA) quedan en último término.

La mayoría, mujeres
El estudio refleja que, tras analizar a 22.851 adultos mayores de 15 años, 251 presentaron necesidades paliativas y de éstos, el 56,6% eran mujeres con una media de edad de 85 años. Además, al menos un 79,4% de los pacientes presentaban multimorbilidad, esto es, más de dos enfermedades crónicas a la vez.

Al menos un 79,4% de los pacientes presentaban multimorbilidad, esto es, más de dos enfermedades crónicas a la vez

De manera global y con respecto a los lugares de fallecimiento, el 47,3% de los pacientes fallece en su domicilio y el resto en el hospital. Por otro lado, los pacientes con demencia y fragilidad tienen una alta probabilidad de morir en casa, mientras que los menores de 85 años mueren mayoritariamente en el hospital de atención intermedia (57,1%), mientras que sólo un 24% muere en casa y un 18.4% en hospital de agudos.

Causa de la muerte y enfermedad principal
Hay un dato que para los investigadores resulta fundamental y es que en el 90,3% de los casos analizados, existe una coincidencia entre la causa de la muerte y la enfermedad principal que sufre el paciente. Este hecho “supone un sólido argumento para la adopción de propuestas proactivas de atención y de procesos de planificación anticipada de las decisiones“, tal y como señalan en el estudio.

El estudio constata que la cronicidad avanzada, la fragilidad y la complejidad clínica conforman el paradigma de paliativos actual, desplazando la tradición oncológica.

Los datos sugieren que la probabilidad de morir por cáncer evolutivo varía con el tiempo, concentrando una mayor mortalidad en las fases iniciales del seguimiento. Asimismo, confirman la gravedad clínica de la demencia avanzada como causa emergente de mortalidad. En definitiva, el estudio constata que la cronicidad avanzada, la fragilidad y la complejidad clínica conforman el paradigma de paliativos actual, desplazando la tradición oncológica. De esta manera, habría que plantearse un cambio en el modelo de atención a los nuevos contextos provocados por la cronicidad evolutiva a la comunidad, así como la asunción de nuevas competencias por parte de los profesionales de la atención primaria.

Artículos relacionados