Inicio ASP CESM-CV alerta que los médicos de familia que están de vacaciones no...

CESM-CV alerta que los médicos de familia que están de vacaciones no se reemplazan y atienden a más de 40 pacientes

Compartir

..Redacción.
Seis horas”, y es que ese es el tiempo de espera en los servicios de Urgencias de los hospitales públicos de la Comunidad Valencia, tal y como denuncia el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV).

Andrés Cánovas, el secretario general del Sindicato, considera que el “problema de fondo pasa por la falta de sustitución de médicos en verano”.

Cánovas lamenta que “los médicos de familia tienen que atender a sus pacientes y absorber a los usuarios de otros facultativos que están de vacaciones y que suelen acudir sin cita previa”, la situación es tal, prosigue, que se  “están llegando a atender a 40 o más personas, una ratio muy por encima del deseado”.

La cita previa se demora entre los dos y seis días

Desde la organización sindical apuntan que la cita previa “se demora entre los dos y seis días y muchos usuarios optan por acudir directamente a las Urgencias de los centros de salud y los Puntos de Atención Continuada (PAC)”.

Las zonas de la Comunidad donde está habiendo más problemas “son Cullera, Gandía, Moraria, Xàbia, la playa de San Juan de Alicante, Benicàssim y zonas tradicionales de veraneo en el interior. En general, en todas las zonas que más turistas acogen estos meses”, matiza Cánovas.

El 33% de los médicos están de vacaciones y ese porcentaje no se reemplaza

Cita previa con una demora de dos y seis días, pero es que los tiempos de espera en los Servicios de Urgencias de los hospitales públicos de la Comunidad Valenciana oscilan entre las dos y seis horas. Una demora que se agrava aún más teniendo en cuenta que “el 33% de los médicos están de vacaciones y ese porcentaje no se reemplaza. En las Urgencias, por ejemplo, el Hospital Peset de Valencia apenas hay siete u ocho médicos en plantilla y alrededor de 30 facultativos con contratos”, lamenta Cánovas.

Además, por si ya fueron poco los problemas, hay uno, a juicio de Cánovas “muy serio”, y es con el transporte de dichos médicos en la atención domiciliaria o urgencias, ya que deben utilizar sus propios vehículos para desplazarse a esas asistencias.

Soluciones o alternativas “hay a nivel de Decretos y órdenes que permitirían el doblaje de turnos de los médicos, previo pago, pero que no se ponen en marcha”, afirma.

Por ello, el secretario general del CESMCV demanda por un lado mayor planificación a la Conselleria de Sanidad y, por otro, una asignación presupuestaria “justa” a la sanidad valenciana por parte del Gobierno central. “No puede ser que la Comunitat Valenciana reciba 1.000 euros por habitante para Sanidad y en el País Vasco se superen los 2.300 euros”, concluye.

Artículos relacionados

Compartir