Inicio ASP La SEMI, junto a los decanos de Medicina, reitera su compromiso con...

La SEMI, junto a los decanos de Medicina, reitera su compromiso con la formación del profesorado

Compartir

..Redacción.
No se exagera al afirmar que para la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina la reducción de profesores que se está produciendo en las facultades de Medicina se ha convertido en un motivo más que de preocupación.

En el último número de la Revista Clínica Española (RCE) editada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), se publica un artículo en el que los decanos de varias facultades de Medicina realizan un análisis de la evolución previsible del número de profesores para la próxima década. A la conclusión final que llegan poco optimista es,  y es que de aquí a 2026,  hasta la mitad de docentes se jubilarán sin que su relevo esté asegurado.

En los próximos ocho años, en el profesorado permanente, la cifra más elevada de jubilaciones se producirá entre el profesorado vinculado de áreas clínicas (55%)

El artículo, titulado ‘Evolución previsible en el número de profesores permanentes de Medicina de 2017 a 2026: La formación de los futuros médicos en situación crítica’, estima que en los próximos ocho años se jubilará el 43% del profesorado permanente. En esa categoría, pormenorizadamente, la cifra más elevada de jubilaciones se producirá entre el profesorado vinculado de áreas clínicas (55%), un tercio del profesorado no vinculado de áreas clínicas (34%) y una porción semejante del profesorado de áreas básicas (32%).

Establecer medidas ante la “inevitable” necesidad de un fuerte relevo generacional entre los docentes

Ante estos datos, los autores demandan con urgencia que se establezcan medidas ante la “inevitable” necesidad de un fuerte relevo generacional entre los docentes.

En los últimos 10 años las facultades de Medicina españolas han llevado a cabo la implantación del nuevo grado en Medicina de acuerdo con las directrices derivadas del Espacio Europeo de Educación. Los autores indican que estas directrices también conocidas como Plan Bolonia, “han incrementado de forma muy significativa” el número de horas exigidas a los docentes.

En los últimos 10 años el número de los profesores permanentes (catedráticos, profesores titulares y profesores contratados doctores) se redujo en más de un 20% como promedio

Podría pensarse que en estos últimos 10 años, de forma paralela, se ha incrementado proporcionalmente el número de profesores con docencia en el grado en Medicina, pero nada más lejos de la realidad”, afirman los decanos, que calculan que el número de los profesores permanentes (catedráticos, profesores titulares y profesores contratados doctores) se redujo en más de un 20% como promedio.

Soluciones que exigen los decanos de Medicina

Ante esta situación, que los decanos de Medicina califican como compleja, exigen soluciones que también lo serán. A modo de decálogo serían las siguientes:

  1. Facilitar la contratación de profesores permanentes.
  2. Eliminación completa de la tasa de reposición
  3. Convocatoria de plazas en función de las necesidades reales de cada universidad dependiendo de su situación presupuestaria.
  4. Levantar las trabas administrativas a la contratación.
  5. Hacer más accesible la carrera docente.
  6. Modificar los criterios de acreditación para profesores permanentes.

Diseñar una estrategia que haga atractiva la carrera universitaria a los jóvenes facultativos

  1. Dar el valor adecuado a la labor docente, asistencial y de gestión.
  2. Diseñar una estrategia que haga atractiva la carrera universitaria a los jóvenes facultativos.
  3. La SEMI muestra la preocupación que existe en esta Sociedad “por las dificultades existentes para que los médicos clínicos puedan conciliar su carrera profesional con la carrera docente”.
  4. Desde la SEMI se reitera su compromiso con la formación del profesorado.

Para contribuir esas soluciones, la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina han remitido toda la información manejada en este estudio al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas; a la  Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), al Foro de la Profesión Médica, a las consejerías de Sanidad y a las universidades de todo el país.

El artículo, cuyo autor principal es el Dr. José Pablo Lara, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga, está firmado también por el presidente saliente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina, José Luis Álvarez-Sala, en representación de este órgano, y por los decanos de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, la Universitat de Barcelona, la Universidad de Navarra, la Universidad de Oviedo y la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Artículos relacionados