Inicio ASP Dr. Vicenç Sastre, de SEMERGEN: El médico mayor puede aportar su experiencia...

Dr. Vicenç Sastre, de SEMERGEN: El médico mayor puede aportar su experiencia como senior o consultor

Compartir

..Redacción.
El Dr. Vicenç Sastre Ferra es vocal de la Junta Directiva Semergen de Islas Baleares y vicepresidente de Comité Científico del 40 congreso SEMERGEN. El Dr. Sastre moderará la mesa Papel del médico de familia en el reconocimiento de las enfermedades profesionales y gestión de la incapacidad transitoria y ha explicado a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad su particular visión sobre el problema del envejecimiento del médico.

¿Cómo se puede concienciar al médico de que también envejece?
Al médico no se le tiene que concienciar, ya que es perfectamente consciente que va a envejecer, como cualquier otro trabajador, es el curso natural, del mismo modo que sabe identificar el pronóstico de una enfermedad; por ello, sabrá identificar su pérdida de aptitudes para llevar a cabo su profesión.

El médico sabe identificar su pérdida de aptitudes para llevar a cabo su profesión

Si aumenta la esperanza de vida, ¿también debe aumentar la longevidad profesional del médico?
No necesariamente; no obstante, la longevidad profesional vendrá condicionada por las aptitudes del médico, al igual que la de cualquier trabajador. Conforme a los principios rectores de la ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, siempre deberá adaptarse el trabajo al hombre y nunca al contrario, de tal manera que si las condiciones del trabajo no pueden adaptarse a las aptitudes psicofísicas del profesional este no deberá ejercer. Si bien ello no implica que no pueda seguir aportando sus conocimientos y experiencia acumulada en otro nivel, como médico senior y/o consultor, figura muy común en los países anglosajones.

Si las condiciones del trabajo no pueden adaptarse a las aptitudes psicofísicas del profesional este no deberá ejercer. Si bien ello no implica que no pueda seguir aportando sus conocimientos y experiencia acumulada

¿Médicos mayores para pacientes mayores, médicos jóvenes para pacientes jóvenes?
De ninguna manera, cualquier desviación en este sentido sería considerado como una discriminación por razón de edad: ¿se imagina médicos sólo para mujeres o sólo para hombres?

¿Está preparado el médico mayor ante la actualización tecnológica, de conocimientos, organizativa…?
Plantear la Medicina como una disciplina estrictamente técnica dependiente de la tecnología y los diversos sistemas de gestión, así como la adaptación del profesional a la misma, es un error. Parafraseando a un epidemiólogo, le diría que la Medicina es una ciencia de probabilidades y un arte de manejar la incertidumbre, que afecta a las actividades preventivas, terapéuticas e incluso a las diagnósticas.

Por ello, por encima las nuevas tecnología y sistemas gestión de la salud, el médico cuanto más experiencia y conocimientos adquiera, debido a la oportunidad de vivir más tiempo, más capacidad tendrá de adaptación a las nuevas circunstancias. La prioridad del médico es adquirir conocimientos que le permitan pensar en diagnósticos probables, utilizando para ello la tecnología y medios con evidencia científica a su alcance y no al contrario; es decir, adaptarse y utilizar una determinada técnica o rutina asistencial sin que tenga la certeza o apreciación personal de que lo que esta haciendo es correcto conforme a la lex artis.

Por encima las nuevas tecnología y sistemas gestión de la salud, el médico cuanto más experiencia y conocimientos adquiera, debido a la oportunidad de vivir más tiempo, más capacidad tendrá de adaptación a las nuevas circunstancias

¿Es el médico quién debe decidir cuando ya no está “apto” para seguir pasando consulta?
Aunque el médico, por su doble condición como trabajador y médico, puede percibir la merma de sus capacidades psicofísicas, la legislación actual en materia de prevención de riesgos laborales exige que sea su médico del trabajo adscrito a su servicio de prevención quién, previa evaluación de los riesgos inherentes a su puesto de trabajo y a su estado de salud, indique las medidas necesarias para en su caso adaptar el trabajo a las condiciones psicofísicas del trabajador y, si ello no es posible, deberá emitir el certificado de aptitud pertinente.

Artículos relacionados