Inicio ASP #EscuchaMisPulmones, la campaña para acercar la FPI a médicos de Atención Primaria...

#EscuchaMisPulmones, la campaña para acercar la FPI a médicos de Atención Primaria y facilitar su diagnóstico precoz

Compartir

..Redacción
Con motivo de la Semana Internacional de la Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI), la Asociación Familiares y Pacientes de Fibrosis Pulmonar Idiopática (AFEFPI)  ha lanzado la campaña #EscuchaMisPulmones con el objetivo de dar visibilidad a las necesidades de los pacientes, fomentar el conocimiento de sus síntomas y cómo abordarla.

La FPI puede tardar una media de 1 o 2 años en ser diagnosticada. Para facilitar su diagnóstico es imprescindible conocer los síntomas característicos de la enfermedad, como son la tos seca persistente, la fatiga o falta de aire después de subir escaleras, el dolor torácico o coloración azulada de la piel y las uñas por la falta de oxígeno.

Para facilitar su diagnóstico es imprescindible conocer los síntomas característicos: tos seca, fatiga, dolor torácico o coloración azulada de la piel

En este sentido, el doctor Julio Ancochea, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Princesa (Madrid), ha explicado que “existe una pista inconfundible para detectar a tiempo la FPI: el sonido crepitante de los pulmones, similares a un velcro al despegarse o a las pisadas en la nieve, cuando se escuchan a través de un fonendo”. Este experto ha insistido en que es necesario acercar esta patología a la población y a los clínicos “más concretamente a los médicos de Atención Primaria, el primer eslabón de la cadena asistencial por el que pasa el paciente con FPI, para el que el tiempo de diagnóstico constituye un factor fundamental, ya que el máximo potencial de los fármacos destinados a su tratamiento se focaliza en las fases iniciales

Cuando existe sospecha de FPI, “los médicos de atención primaria deben preguntar a los pacientes por los síntomas característicos de la enfermedad, que deben conocer en profundidad, ya que esta patología puede confundirse con otras de mayor prevalencia como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o el asma”, apunta el doctor Ancochea.

En palabras de Carlos Lines, presidente de AFEFPI, “el retraso en el diagnóstico no es la única demanda a la que se enfrentan los pacientes. Trabajamos para dar a conocer las necesidades de los pacientes, entre ellas un abordaje integral multidisciplinar de la FPI, un acceso igualitario a la atención sanitaria e información contrastada y de calidad para empoderar al paciente y su entorno que garantice su involucración activa en las decisiones de su enfermedad”.

El máximo potencial de los fármacos destinados a su tratamiento se focaliza en las fases iniciales

Neumólogos, cirujanos torácicos, radiólogos o fisioterapeutas son algunos de los profesionales sanitarios que deben estar implicados en la gestión de la enfermedad. A ellos, deben sumarse los psicólogos para garantizar un enfoque integral en su tratamiento. En palabras del doctor David Rudilla, psicólogo del Hospital Universitario La Princesa (Madrid)  especializado en enfermedades respiratorias, “nuestro papel es atender a estos pacientes desde el momento del diagnóstico para que desarrollen habilidades de afrontamiento que necesitarán trabajar durante todo el proceso. Sin embargo, -añade- no existen a penas psicólogos en los servicios de neumología y a menudo estos pacientes suelen derivarse a salud mental, convirtiendo en patología una reacción que es normal y que forma parte de la adaptación”. Al tratarse de una enfermedad poco conocida los pacientes suelen enfrentarse a muchas dudas e inseguridades.

Artículos relacionados: