Inicio ASP La Unidad de Anestesiología y Reanimación del Hospital Macarena recibe el distintivo...

La Unidad de Anestesiología y Reanimación del Hospital Macarena recibe el distintivo ‘Centro contra el dolor perioperatorio’

..Redacción.
El Observatorio para la Seguridad del Paciente, organismo dependiente de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, acaba de otorgar a la Unidad de gestión clínica (UGC) de Anestesiología y Reanimación del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla el distintivo ‘Centro contra el dolor’, en concreto en su modalidad de dolor perioperatorio.

Como recoge un comunicado del Servicio Andaluz de Salud de la Junta de Andalucía, con este distintivo se reconoce las actuaciones que, puestas en marcha para la mejora de la atención a las personas con dolor por parte de la citada Unidad que, dirigida por Antonio Ontanilla, está integrada por un total de 367 profesionales.

El distintivo ‘Centros contra el dolor’ es una iniciativa que, desarrollada por el Plan Andaluz de atención a las personas con dolor, permite a los centros sanitarios disponer de unos criterios y estándares de calidad con los que guiarse con el objetivo de mejorar la atención sanitaria a las personas con dolor.

En lo que va de año, la UGC de Anestesiología y Reanimación es la segunda distinción que, relacionada con el abordaje del dolor perioperatorio recibe

Hay que destacar que este reconocimiento no es nuevo para el Hospital Virgen Macarena, y es que es el segundo en lo que va de año que la UGC de Anestesiología y Reanimación recibre una distinción relacionada con el abordaje del dolor perioperatorio.

El distintivo ‘Centro contra el dolor perioperatorio’, concedido por el Observatorio para la Seguridad del Paciente de la ACSA se ha obtenido tras la evaluación del cumplimiento de las recomendaciones aportadas por la UGC de Anestesiología y Reanimación; para ello tiene en cuenta, entre otros aspectos, la información del paciente, formación de profesionales, evaluación, tratamiento y seguimiento del dolor.

El Plan Andaluz de Atención a las personas con dolor engloba el tratamiento del dolor crónico y agudo. En este ultimo se encuentra el dolor agudo postoperatorio que es uno de los principales sufrimientos de los pacientes tras las intervenciones quirúrgicas

El Plan Andaluz de Atención a las personas con dolor engloba el tratamiento del dolor tanto crónico como agudo. En este último está clasificado el dolor agudo postoperatorio, que está considerado como uno de los principales sufrimientos de los pacientes después de someterse a una intervención quirúrgica.

Protocolos de analgesisa postoperatoria

La Unidad de Anestesiología y Reanimación del Hospital Universitario Virgen Macarena se puede considerar un referente en la elaboración de protocolos de analgesia postoperatoria destinado al tratamiento del dolor postquirúrgico entre las 48 y 72 horas siguientes a la intervención. Las cifras son más que elocuentes, y es que alrededor de 25.000 son los pacientes que operados en el Hospital hispalense se pueden beneficiar de estos protocolos, y cuyas indicaciones están disponibles al uso opcional de los profesionales del centro hospitalario cuando lo precisan.

Del mismo modo, la Unidad de Anestesiología y Reanimación, realiza un protocolo analgésico especial destinado a pacientes cuya previsión de dolor postperatorio se espera entre moderado y severo. Alrededor de 2.300 son los pacientes que cumplen anualmente estos requisitos y se someten a Cirugía General y Digestiva, Cirugía Torácica, Traumatología y Ginecología, con tratamientos analgésicos tanto endovenosos como epidurales.

En España casi un 20% de la población tiene queja de dolor

Como explica el Dr. Dr. Juan Antonio Micó Segura, presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED), en España casi un 20% de la población tiene queja de dolor; además el 14% de los pacientes tiene dolor crónico que se prolonga durante los tres meses. Respecto a las cifras económicas, el presidente del Comité Organizador del XV Congreso de la SED que se celebró del 24 al 26 de mayo en Palma de Mallorca, estima que los costes del dolor crónico anual son del 2,5% del PIB; costes directos en tratamientos, como indirectos por bajas laborales.

Artículos relacionados