Inicio ASP Inequidad en la vacuna de la gripe

Inequidad en la vacuna de la gripe

Compartir

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
La inequidad es hoy la principal injusticia en nuestro Sistema Nacional de Salud. Este problema es evidente en el acceso a los medicamentos y se ha trasladado también a la lucha contra la gripe. Tres comunidades autónomas han decidido adquirir la vacuna tetravalente contra este virus. Son Castilla y León, Asturias y Canarias. Estas tres regiones han dado este paso después de que el año pasado se disparara el número de fallecidos durante la epidemia.

No se trata aquí de poner en duda la eficacia de la vacuna trivalente, la que se ha venido utilizando en los últimos años en España. Es eficaz, pero se tiene que dar una circunstancia, que coincidan las predicciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el virus circulante durante la epidemia. Todos los años en febrero la OMS anuncia en un comunicado cuál debería ser la composición de la vacuna contra la gripe. La trivalente se compone de dos cepas del virus A (H1N1 y H3N2) y otra del B, bien Yamagata, bien Victoria. He aquí el problema. El año pasado la agencia de Naciones Unidas recomendó inmunizar contra el linaje del virus B Victoria. Finalmente el circulante fue el Yamagata. El resultado no pudo ser peor. A finales de febrero, se habían registrado 636 muertes, un 50% más que toda la tenporada anterior, que se prolongó hasta mayo. Se dio la circunstancia de que la mayoría de los años suele predominar el virus A. En cambio, la temporada pasada prevaleció el B.

El año pasado la agencia de Naciones Unidas recomendó inmunizar contra el linaje del virus B Victoria. Finalmente el circulante fue el Yamagata. El resultado no pudo ser peor

La vacuna tetravalente incluye los dos linajes del virus B, por lo que serviría para prevenir este problema. Pero la diferencia de precio ha echado para atrás a muchas comunidades autónomas que han preferido confiar un año más en la trivalente. Más allá de las defunciones, el problema más grave, evitaría un gran número de ingresos hospitalario, consultas y la saturación de las urgencias. Sin duda, se produciría un ahorro importante que podría servir para compensar el coste. Incluso la OMS lo ha entendido así y ha afirmado que “puede ser coste-efectiva“.

De hecho, este año se ha producido una diferencia de forma que permite entrever su preferencia por la vacuna tetravalente. Hasta la temporada pasada, en sus comunicados anunciaba la composición de la vacuna trivalente y posteriormente la tetravalente. Por primera vez este año ha situado en primer lugar la composición de la tetravalente.

Quizás podría plantearse una implantación progresiva en determinados colectivos más vulnerables

Es cierto que las tensiones presupuestarias en las comunidades autónomas son altas. Salud supone un 40% de los presupuestos regionales. Es decir, el gasto (o la inversión) es alto. Pero quizás podría plantearse una implantación progresiva en determinados colectivos más vulnerables. Es un paso que todas deberían dar al mismo tiempo y el Ministerio de Sanidad debería coordinarlo.

Artículos:

Compartir