Inicio ASP Un paciente con parálisis vuelve a andar gracias a la estimulación electrónica...

Un paciente con parálisis vuelve a andar gracias a la estimulación electrónica y la fisioterapia

Compartir

..Redacción
Un varón de 29 años que se encontraba en silla de ruedas desde 2013 a causa de un accidente, ha podido volver a ponerse en pie y dar unos pasos gracias a una combinación de estimulación eléctrica de la médula y un programa de fisioterapia, según explican Kristin Zhao y Kendall Lee, de la Clínica Mayo de Minnesota y de la Universidad de California UCLA (EEUU) a la revista Nature Medicine.

Esta combinación ha demostrado tener potencial terapéutico en humanos, al facilitar las contracciones musculares voluntarias. Los investigadores aseguran que se trata del primer caso de un paciente que ha logrado dar pasos de forma independiente después de sufrir una parálisis completa de las extremidades inferiores tras lesionarse la médula espinal. Esta terapia ya se utilizó en otros dos casos de personas con una lesión medular similar que han sido tratadas en la Universidad de Louisville (EE.UU.), aunque en esta ocasión los lesionados retenían cierta capacidad sensorial en las piernas.

Esta combinación ha demostrado tener potencial terapéutico en humanos, al facilitar las contracciones musculares voluntarias

El trabajo se desarrolló durante cuarenta y tres semanas en las que al paciente se le implantó un dispositivo de estimulación espinal eléctrica y fue sometido a una rehabilitación multimodal específica. Durante las 113 semanas que duró el programa de rehabilitación el paciente recorrió 102 metros -aproximadamente la longitud de un campo de fútbol- y caminó 331 pasos. “Lo que nos enseña este estudio es que esas redes de neuronas que se sitúan por debajo de una lesión de la médula espinal son capaces de funcionar después de una lesión como esta “, explica Kendall.

El implante se asienta en el espacio epidural, la parte más externa del canal espinal, en un lugar específico debajo del área lesionada. El electrodo se conecta a un dispositivo generador de pulsos debajo de la piel del abdomen del hombre y se comunica de forma inalámbrica con un controlador externo. No obstante, los autores concluyen que se requiere investigación adicional a fin de averiguar cómo las técnicas de rehabilitación interactúan con las de estimulación eléctrica para recuperar las funciones motoras dañadas y para confirmar si este sistema podría usarse en pacientes con diferentes tipos de lesiones.

Artículos relacionados:

Compartir