Inicio ASP El Black Friday en sanidad es una estafa

El Black Friday en sanidad es una estafa

Compartir


..Luis de Haro. Director general de iSanidad
Black Friday es sinónimo de rebajas, oferta, gasto, precios bajos, cosas innecesarias y toma de decisiones poco reflexivas…. todo orientado a “quemar la tarjeta de crédito”, incluso para productos innecesarios. Es un tema muy vinculado a la sociedad de consumo, a lo que parece que también se está uniendo ciertos ámbitos del sector sanitario.

La sanidad es algo serio, profesional y muy centrado, no es adecuado ofrecer tratamientos sin IVA (en realidad significa con un enorme descuento porque los impuestos siempre se aplican) o grandes descuentos para un día concreto porque ni el paciente ni la salud son productos de consumo.

Retocarse la nariz por cuestiones estéticas, aumentarse el pecho para impresionar, reducirse los “michelines” con cremas milagro o dietas científicas o hacerse un injerto de pelo puede ser algo irreflexivo si está vinculado a un momento o a una oferta y no a una necesidad. Es denunciable ante cualquier comisión deontológica que un médico estuviera detrás de un paciente para “sacarle los cuartos” por ser Black Friday.

Cualquier profesional, incluso aunque sea del ámbito comercial de la sanidad, debe estar alejado a este “Black Friday”

Cualquier profesional, incluso aunque sea del ámbito comercial de la sanidad, debe estar alejado de este “Black Friday”. Es imprudente tomarse la salud y la sanidad como algo menor, poco serio, un fraude para el paciente.

No es lícito engañar al paciente porque la salud no es un negocio

Las ofertas son para la ropa deportiva, las pantallas planas, los vídeojuegos o los viajes. Sin embargo, cada profesional debe velar por la salud de su paciente, sin ofrecerle un tratamiento innecesario. ¿Puede ayudarse al paciente con fórmulas para pagar estos tratamientos? Sí, claro, la financiación, los préstamos y los plazos son bienvenidos en cualquier actividad profesional, eso sí es lícito. No es lícito engañar al paciente porque la salud no es un negocio.

Noticias complementarias

Compartir