Inicio ASP Tecnología de sensores y algoritmos para mejorar la asistencia del paciente pre-frágil

Tecnología de sensores y algoritmos para mejorar la asistencia del paciente pre-frágil

..Elena Santa María.
La tecnológica GMV ha presentado una nueva versión de su plataforma antari HomeCare, para la gestión clínica de ancianos y personas en estado de pre-fragilidad dentro del proyecto europeo de Investigación e Innovación FACET (FrAilty Care and wEll funcTion) dentro del workshop ‘FACET system, an integrated solution for frailty’.

Esta plataforma permite tratar datos y proporcionar información del estado del paciente, tanto fisiológica como de comportamiento, nutricional, funcional y cognitiva; con los que el médico puede realizar un seguimiento continuo y adaptar el tratamiento según las evidencias desprendidas. Esos datos se obtienen con sensores. Además se ha configurado un sistema de alertas, combinando todo tipo de parámetros cuantitativos y cualitativos para avisar al profesional de cuando hay algo que no está bien y tiene que actuar.

Esta plataforma permite tratar datos y proporcionar información del estado del paciente, tanto fisiológica como de comportamiento

Mediante un panel de biomarcadores se lleva a cabo un monitoreo preciso y objetivo de los cambios en los patrones dietéticos asociados con el riesgo de fragilidad. De esta manera, antari HomeCare permite la detección temprana de situaciones de riesgo y la identificación de grupos susceptibles de desarrollar fragilidad.

Esta plataforma se está probando con dos ensayos clínicos, en marcha hasta mediados de 2019. Uno en el Hospital de Getafe y otro en Gales, para comprobar su eficacia “en un entorno con gran dispersión de la población y sin fácil acceso a servicios médicos”, explica Javier Téllez, especialista en soluciones Smart Health de GMV.

Antari HomeCare permite la detección temprana de situaciones de riesgo y la identificación de grupos susceptibles de desarrollar fragilidad

El proyecto FACET lleva a cabo actividades educativas para aumentar la conciencia de la fragilidad entre individuos y profesionales, como cursos online de reconocimiento de fragilidad, sesiones de capacitación y talleres de fragilidad. Forman parte de este proyecto, además de GMV, Abbott, la Universidad Politécnica de Madrid, el Servicio madrileño de Salud, Atos, el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm); la Universidad de Aberystwyth y PREMAP.

Noticias complementarias: