Inicio ASP FACME apuesta por endurecer las medidas fiscales, legislativas, publicitarias y ambientales sobre...

FACME apuesta por endurecer las medidas fiscales, legislativas, publicitarias y ambientales sobre el tabaco

..Redacción.
El consumo de tabaco en España ha sufrido un repunte de un 3% en los últimos dos años, y es que se así lo revelan los datos de la XII Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) 2017-2018 presentada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Las cifras de fumadores, por este incremento, ha provocado que sean similares a las del año 1997, antes de que fuera aprobada la ley antitabaco.

Estos datos, que ponen de manifiesto un cambio de tendencia en el consumo de tabaco, para la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (FACME) es muy preocupante porque muestra cierta relajación y olvido respecto a que el tabaco sigue siendo a día de hoy el principal problema de salud pública en España, tanto por la morbimortalidad que ocasiona como por la disminución que genera en las expectativas de calidad y esperanza de vida.

“Declaración de Madrid-2018 para el avance de la regulación del tabaco en España”

Muchas sociedades científicas, varias asociaciones de pacientes y los consejos generales de todas las profesiones sanitarias (médicos, enfermeros, dentistas, farmacéuticos y psicólogos) firmaron en junio la “Declaración de Madrid-2018 para el avance de la regulación del tabaco en España” a instancias del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), un documento en el que se advertía que los logros obtenidos no debían hacer perder de vista, ni las limitaciones originales de las normas, ni algunos aspectos pendientes de implementación.

 

Desde FACME, consideran que es necesario reforzar las campañas de concienciación sobre los riesgos del tabaco y endurecer tanto las medidas fiscales -productos que contienen nicótica- legislativas -cumplir las leyes vigentes, como publicitarias -mayor regulación sobre promoción y patrocinio de los productos del tabaco –  y ambientales -extender la protección frente al humo ambiental-; toda una serie acciones que deben realizar las autoridades en colaboración con los profesionales sanitarios.

Medidas que contribuyan a reducir el tabaquismo, un problema sociosanitario cuyo impacto económico en la salud supera los 7.500 millones de euros

Muchas de las sociedades científicas miembros de FACME han manifestado de forma individual la idoneidad de que por ejemplo se prohíba el consumo de tabaco en el interior de los vehículos cuando hay niños o la prohibición de fumar en espacios al aire libre, como en estadios de fútbol, jardines, playas y algunas calles de la ciudad.

Además de medidas de este tipo, los expertos consideran que deben tenerse en cuenta otras que contribuyan a reducir el tabaquismo, un problema sociosanitario cuyo impacto económico en la salud supera los 7.500 millones de euros, pero también es la primera causa de muerte evitable en todo el mundo. Así, destacan la necesidad de facilitar el acceso a profesionales sanitarios entrenados en el tratamiento del tabaquismo, y financiar aquellas intervenciones clínicas, conductuales y farmacológicas, que hayan mostrado efectividad y seguridad.

Noticias complementarias