Inicio ASP El 94% de las CCAA no tiene cobertura suficiente en tratamiento psicológico...

El 94% de las CCAA no tiene cobertura suficiente en tratamiento psicológico a pacientes con cáncer

..Redacción.
Los pacientes de cáncer se exponen a un impacto psicológico que también debe ser tratado. Éste ha sido uno de los objetivos marcados con motivo del Día Mundial del Cáncer celebrado este 4 de febrero. La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) aprovechó la celebración de este Día para presentar el estudio del Observatorio del Cáncer de la AECC Informe sobre la atención psicológica a pacientes de cáncer y familiares en España, en un encuentro informativo previo al VIII Foro Contra el Cáncer.

Entre los hospitales públicos el 48% tampoco ofrece atención psicológica y el otro 52% la tiene pero también es insuficiente

El informe destaca que en España el 94% de las Comunidades Autónomas no ofrece un tratamiento psicológico especializado a pacientes y familiares. Y, si lo tiene, es insuficiente. Entre los hospitales públicos de nuestro país, el 48% tampoco ofrece atención psicológica y el otro 52% la tiene pero también es insuficiente, según destaca el informe. A pesar de estos datos, es llamativo que todos los planes autonómicos dedicados al abordaje del cáncer, incluida la Estrategia Nacional en Cáncer del SNS, indican la necesidad de ofrecer apoyo psicológico a estos pacientes y a sus familiares.

La importancia de brindar estas terapias es fundamental ya que en el 30% de los casos los pacientes desarrollarán algún tipo de trastorno psicopatológico que requiere tratamiento especializado. La AECC señala que en España actualmente unas 236.000 personas necesitan esta atención especializada y desde la Asociación ya se ha atendido al 13% del total de afectados.

En el 30% de los casos los pacientes desarrollarán algún tipo de trastorno psicopatológico que requiere tratamiento especializado

Derivaciones rutinarias a Psicología
Por otro lado, según el Informe Necesidades no Clínicas de los Pacientes con Cáncer y Acompañantes en España: una visión multidisciplinar, presentado por la Fundación ECO y la AECC en 2018, esta necesidad no siempre está cubierta. Solo el 21,3% de los profesionales de la oncología médica y el 31,4% de los enfermeros dicen ofrecer y derivar al servicio de atención psicológica de manera rutinaria. Ante esta situación, la AECC solicita que en el proceso de atención a las personas con cáncer y sus familiares se incluya necesariamente:

– La medición del distrés o malestar emocional como el sexto signo vital después de la temperatura, presión arterial, pulso, frecuencia respiratoria y dolor, incorporándose a la historia clínica tanto del paciente como del familiar que acompaña habitualmente a la persona enferma.

– La derivación a atención psicológica especializada cuando el grado de distrés identificado indique la necesidad de este nivel de intervención.

– Garantizar la cobertura de la necesaria atención psicológica especializada para pacientes y familiares, bien con los recursos propios del sistema o bien integrando los recursos asistenciales que ofrecen entidades sin ánimo de lucro, como la AECC.

Cuando aparece un diagnóstico de cáncer en un núcleo familiar surgen reacciones emocionales habituales, especialmente durante la fase de tratamiento, como rabia, ira, ansiedad o tristeza

Tres niveles asistenciales
La investigación en cáncer avanza a pasos agigantados para frenar esta enfermedad. Sin embargo, todavía es necesario realizar mayores esfuerzos para desmitificar esta patología, ya que se trata de una de las enfermedades más temidas, asociada a sufrimiento y dolor, cuyo diagnóstico provoca un gran impacto psicológico en pacientes y familiares.

Así, cuando aparece un diagnóstico de cáncer en un núcleo familiar surgen reacciones emocionales habituales, especialmente durante la fase de tratamiento, como rabia, ira, ansiedad o tristeza. Todo este tipo de necesidades se puede abordar desde tres niveles de atención distintas pero necesarias, para garantizar la salud integral de la persona afectada.

Carmen Yélamos (AECC): “En un segundo nivel estaría aquella atención orientada a la detección precoz de necesidades psicológicas básicas con el fin de derivar a profesionales especializados y poder realizar una actuación preventiva”

En un nivel más básico nos referimos al apoyo emocional, de soporte, que todos podríamos ofrecer sin necesidad de tener una capacitación especial; en un segundo nivel estaría aquella atención orientada a la detección precoz de necesidades psicológicas básicas con el fin de derivar a profesionales especializados y poder realizar una actuación preventiva; y por último estaría el nivel donde este tipo de profesionales evalúan y tratan los trastornos psicológicos de pacientes y familiares”, explica Carmen Yélamos, responsable de psicooncología de la AECC.

Los efectos beneficiosos de la terapia cognitivo-conductual se muestran en este informe de la AECC en el que se señala que, en la evaluación pre-intervención, el 73% de los pacientes presentaban un nivel de estrés elevado o severo. En cambio, solo el 6% tuvo niveles altos o severos de estrés en la evaluación final del tratamiento. En el informe también se indican mejorías significativas en el post-tratamiento en depresión y ansiedad. El informe concluye que “informar de estos resultados a las autoridades sanitarias, así como a los usuarios profesionales, resulta fundamental”.

Noticias complementarias