Inicio ASP La AEMPS publica un protocolo para detectar un tipo de linfoma asociado...

La AEMPS publica un protocolo para detectar un tipo de linfoma asociado a implantes de mama

..Redacción.
Protocolo clínico para la detección del linfoma anaplásico de células grandes (LACG) asociado a implantes de mama. Así se titula la guía que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha publicado esta semana para que la apliquen los profesionales clínicos y centros sanitarios de España en la detección de casos LACG.

El LACG se engloba dentro de una categoría de trastornos linfoproliferativos con un amplio espectro de comportamientos clínicos

Éste es un tipo raro de linfoma No-Hodgkin que afecta a muchos tipos de tejidos, incluida la mama. Además, el LACG se engloba dentro de una categoría de trastornos linfoproliferativos con un amplio espectro de comportamientos clínicos. En los últimos cinco años se han llevado a cabo diversos estudios sobre la aparición de este tipo de linfoma que está asociado a implantes de mama. Es precisamente por estos implantes que la Comisión Asesora de Implantes Mamarios y Afines, comisión constituida en el seno del Comité de Productos Sanitarios de la AEMPS, ha elaborado un protocolo para la detección y estudio de los casos de LACG asociado a implantes mamarios.

Uno de los objetivos de este protocolo es detectar los casos de LACG asociados a mujeres portadoras de implantes mamarios

Para su elaboración, la Comisión ha contado con la participación de expertos de las Sociedades Españolas de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, de Senología y Patología Mamaria, de Oncología Médica, de Hematología y Hemoterapia, expertos del Instituto de Salud Carlos III, expertos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, expertos de la AEMPS y expertos del Ministerio de Sanidad. Además, también han colaborado en su elaboración las autoridades sanitarias de las distintas comunidades autónomas.

Los objetivos de este protocolo clínico son:

  • Detectar los casos de LACG asociados a mujeres portadoras de implantes mamarios.
  • Establecer los pasos a seguir por parte del profesional sanitario en el caso de sospecha de LACG asociado a implantes mamarios para su correcto diagnóstico e identificación y posterior tratamiento.
  • Recabar información que permita evaluar una posible asociación entre LACG con la implantación de implantes mamarios.

La Comisión Asesora de Implantes Mamarios y Afines estudiará y valorará la información recogida sobre los casos confirmados de LACG asociados a implantes mamarios

El protocolo expone la situación y el conocimiento actual sobre el LACG asociado a implantes mamarios, establece las etapas a seguir para la detección y diagnóstico de LACG asociado a implantes mamarios y detalla el procedimiento para la remisión de casos confirmados de este tipo de linfoma asociados a implantes mamarios a la AEMPS. La Comisión Asesora de Implantes Mamarios y Afines estudiará y valorará la información recogida sobre los casos confirmados de LACG asociados a implantes mamarios.

El LACG se manifiesta por la aparición de ganglios linfáticos de gran tamaño pero indoloros, especialmente en las regiones cervical y axilar

Descripción clínica y tratamiento
El LACG se caracteriza por la afectación de los ganglios periféricos, mediastínicos o abdominales. Se manifiesta por la aparición de ganglios linfáticos de gran tamaño pero indoloros, especialmente en las regiones cervical y axilar. Los síntomas generales incluyen pérdida del apetito y fatiga, así como fiebre, pérdida de peso y sudoración nocturna. La afectación mediastínica se manifiesta por tos, disnea y/o edema. Además, este linfoma también puede diseminarse hacia regiones extraganglionares, como huesos, médula ósea, tejido subcutáneo, pulmones, bazo e hígado.

El tratamiento de primera línea para el LACG es la quimioterapia basada en la administración de antraciclina tal y como se utiliza en los regímenes CHOP o similares. En casos de recidiva, o como tratamiento de primera línea cuando se produce un mal pronóstico, puede administrarse quimioterapia a dosis elevadas seguida de un trasplante autólogo de células madre. Cuando fracasa al menos uno de los regímenes de quimioterapia puede ensayarse la administración del complejo fármaco-anticuerpo.

Noticias complementarias