Inicio Agresiones Andalucía pone en marcha un plan de prevención y atención de agresiones...

Andalucía pone en marcha un plan de prevención y atención de agresiones a sanitarios

..Redacción.
La Junta de Andalucía pone freno a las agresiones con la puesta en marcha de un Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los profesionales del sistema sanitario público andaluz. En concreto, el consejo de gobierno de la región encargó al consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, que desarrolle un plan para investigar las causas y los factores que intervienen a la hora de generar situaciones de agresividad e identificar así las situaciones de riesgo potencial.

Se trata de un plan para investigar las causas y los factores que intervienen a la hora de generar situaciones de agresividad e identificar así las situaciones de riesgo potencial

Las medidas planteadas, que incluyen iniciativas de prevención y concienciación, llegan tras el aumento de acciones violentas por parte de usuarios del sistema sanitario hacia estos profesionales. Unos hechos que constituyen un motivo de gran preocupación tanto para los trabajadores como para las administraciones.

Más de 1.000 agresiones en 2018
Según los últimos datos de 2018, en Andalucía se registraron 1.234 agresiones, de las que 267 fueron físicas. Las cifras son significativas ya que en 2017 se registró un total de 1.115 agresiones, de las que 284 fueron agresiones físicas. De éstas, las ciudades de Málaga y Sevilla registraron el mayor número de incidencias: 81 y 52, respectivamente. En el lado opuesto, Almería y Huelva, con 15 y 24 casos, fueron las provincias en las que menos agresiones físicas se registraron en 2018.

Según los últimos datos de 2018, en Andalucía se registraron 1.234 agresiones, de las que 267 fueron físicas

Desde la Consejería de Salud y Familias consideran que el Sistema Sanitario Público de Andalucía no solo debe respetar el ejercicio de los derechos de los usuarios sino también, de forma recíproca, debe exigirle el cumplimiento de sus deberes. Entre ellos está el hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios en un ambiente de mutua cordialidad, confianza y respeto, con el fin de mejorar las relaciones entre los ciudadanos y los profesionales de la salud. Y es que el objetivo último del nuevo Plan es establecer una cultura de “tolerancia cero” ante las agresiones a profesionales sanitarios.

Es momento de identificar opciones de mejora para plantear estrategias y acciones más eficaces, ya que con este plan no se ha logrado que se denuncie el 100% de las agresiones

En abril de 2005 se puso en marcha el Plan de Prevención de Agresiones para los profesionales del Sistema Sanitario Público, con el objetivo de dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que pudieran sufrir en sus centros de trabajo. Tras más de una década de funcionamiento, apuntan desde la Consejería, ahora es momento de identificar opciones de mejora para plantear estrategias y acciones más eficaces, ya que con este plan no se ha logrado que se denuncie el 100% de las agresiones.

Noticias complementarias