Inicio ASP ¿Por qué España destaca en calidad oncológica? Dr. Rafael López

¿Por qué España destaca en calidad oncológica? Dr. Rafael López

..Rafael López. Miembro de la Fundación ECO
En los últimos 30 años, la Oncología ha vivido una revolución que la ha situado como la especialidad joven que más rápidamente ha progresado. La explosión de investigaciones, nuevos conocimientos, técnicas y tratamientos innovadores han marcado un antes y un después en la forma de atender al paciente con cáncer. Estos avances han supuesto que ahora no tratemos al cáncer como una única enfermedad sino como más de 200 enfermedades distintas, que tienen distinto origen, distinta historia natural, distinto pronóstico y distinto tratamiento.

El progreso que se ha realizado, principalmente en el diagnóstico y en el tratamiento, ha sido verdaderamente impresionante en los últimos años. El oncólogo moderno tiene que tener más conocimiento y habilidades: tiene que tener habilidades informáticas, de comunicación, conocimientos de biología molecular, saber psicología, capacidad de investigación clínica y traslacional… Pero en este apasionante camino plagado de nuevos conocimientos tiene el riesgo de deteriorar la relación entre el médico y el paciente, provocando deshumanización de la Medicina o, mejor dicho, del médico. Ahora, el tumor está bien tratado, pero puede que no siempre lo esté el paciente. Debemos buscar su satisfacción con la misma energía que los resultados frente al tumor. Es una cuestión de trasladar valores, asumirlos y aplicarlos.

El oncólogo moderno tiene que tener más conocimiento y habilidades: tiene que tener habilidades informáticas, de comunicación, conocimientos de biología molecular, saber psicología, capacidad de investigación clínica y traslacional…

Por ello, y para volver a poner al paciente en el centro del sistema, la Fundación ECO impulsó en 2015, en colaboración con la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), un proyecto para que los hospitales españoles pudieran autoevaluarse y conocer sus puntos fuertes y áreas de mejora, en cuanto a calidad de la asistencia al paciente oncológico se refiere. Hasta el momento, una treintena de servicios se han interesado por este programa que analiza aspectos del día a día como la administración y preparación de la quimioterapia, la evaluación de la toxicidad de los tratamientos, la adherencia a estos por parte de los pacientes, o la educación del personal sanitario entre otros aspectos. Los primeros resultados de la evaluación de 12 centros de cáncer españoles presentados en el Congreso de ASCO de 2016 fue determinante: un 80% de cumplimiento de las normas de calidad en Oncología más exigentes que existen.

España es el segundo país del mundo, por detrás de Estados Unidos, con más centros acreditados por su calidad de la asistencia oncológica

Esta “evaluación continua”, en lenguaje docente, no solo ha generado una cultura de calidad en nuestro país y un creciente interés por alcanzar estándares que garanticen que los problemas de salud pueden abordarse de manera efectiva y eficiente, sino que ha permitido que escalemos posiciones en el ranking mundial de la excelencia en cáncer. Actualmente, España es el segundo país del mundo, por detrás de Estados Unidos, con más centros acreditados por su calidad de la asistencia oncológica, lo que garantiza el análisis, la comparación y la mejora continua.

Son muchos los problemas a los que se enfrentan hoy en día los servicios de Oncología españoles y son los oncólogos, pero también las instituciones sanitarias y administraciones, quienes tienen que velar por la calidad de la Oncología como uno de sus objetivos fundamentales y participar activamente en mejorarla. Y es ahí donde la Fundación ECO tiende la mano a todos para trabajar juntos por combatir una enfermedad que en poco tiempo se situará como la primera causa de muerte en nuestro país.

Enlaces de interés