Inicio ASP Lo que neurooftalmología tiene que aportar. Dr. Fernando Cabrera

Lo que neurooftalmología tiene que aportar. Dr. Fernando Cabrera

neurooftalmologia

..Dr. Fernando Cabrera,  Coordinador del Grupo de Estudio de Neurooftalmología de la Sociedad Española de Neurología.
La neurooftalmología es un área de conocimiento dentro de la medicina de desarrollo reciente para los estándares habituales. Si bien la patología “neurooftalmológica” ha existido siempre, hasta mediados del siglo XX no se planteó una aproximación a estos problemas médicos desde una “subespecialidad o superespecialización” (si se quiere llamar así) individual. Se trata de un área de trabajo tremendamente interesante por varios aspectos, y quizá por eso su repercusión en ciencia médica y en cómo se estructura parte de nuestro sistema sanitario ha sido creciente en los últimos años.

En primer lugar ya el propio nombre nos indica que se trata de algo que es necesariamente compartido entre al menos dos especialidades médicas, neurología y oftalmología. Esta es una cuestión crucial en la neurooftalmología y en algunas otras áreas médicas a día de hoy, pero que en las próximas décadas debería convertirse en uno de los pilares del desarrollo de la medicina asistencial en nuestro medio. La verdadera y necesaria colaboración entre oftalmólogos y neurólogos es una realidad que beneficia a los pacientes y hace más eficiente nuestro sistema de salud.

La neurooftalmología es un área de conocimiento dentro de la medicina de desarrollo reciente para los estándares habituales

En segundo lugar y desde una perspectiva más puramente neurológica; la neurooftalmología encaja muy bien con el enfoque clásico de la medicina en general y de la neurología en particular. La aproximación puramente clínica es esencial, con hallazgos exploratorios que permiten una orientación clave del paciente para finalizar el proceso diagnóstico con pruebas complementarias cada vez más resolutivas. Este enfoque además hace de la neurooftalmología un área particularmente interesante para los neurólogos y oftalmólogos en formación, y desde el grupo de estudio de la Sociedad Española de Neurología siempre hemos trabajado con esta perspectiva clara, intentando desarrollar programas con orientación práctica en cada una de nuestras reuniones.

Desde el punto de vista del paciente la neurooftalmología intenta dar respuesta a una cantidad enorme de problemas que han permanecido “huérfanos” durante muchos años. Es precisamente esta complejidad diagnóstica la que plantea un reto enormemente estimulante y la que a la vez justifica la necesaria colaboración en entre múltiples especialistas a la hora de abordar los problemas.

La neurooftalmología intenta dar respuesta a una cantidad enorme de problemas que han permanecido “huérfanos” durante muchos años

De la mano de todo este desarrollo empezamos a recibir frutos en forma de mejora de las terapias previas o incluso de nuevas terapias para enfermedades que antes no disponían de alternativas. En los últimos años ha habido y se esperan en los próximos importantes avances en enfermedades como la hipertensión intracraneal idiopática(1,2), la neuropatía óptica de Leber(3–5), la neuromielitis óptica(6) o la esclerosis múltiple(7).

Un último aspecto interesante es precisamente la diversidad de enfermedades que presentan manifestaciones neurooftalmológicas. Así por ejemplo una neuritis óptica puede ser una enfermedad “aislada” o una manifestación inicial de una enfermedad autoinmune sistémica, una enfermedad infecciosa o una enfermedad desmielinizante.

Esto nos obliga de nuevo a la permanente colaboración con otros compañeros y hace que el desarrollo de herramientas como la tomografía de coherencia óptica tengan cada vez más estudios que permiten avanzar en enfermedades tan diversas como el Parkinson(8), el Alzheimer(9,10) o la esclerosis múltiple(11).

Todo esto nos da una pequeña perspectiva del potencial de desarrollo de este campo de la medicina y de la ciencia y nos recuerda que al fin y al cabo el ojo es la mejor ventana de la que disponemos para conectar, bidireccionalmente, con nuestro cerebro.

Empezamos a recibir frutos en forma de mejora de las terapias previas o incluso de nuevas terapias para enfermedades que antes no disponían de alternativas

 

  1. Wall M, McDermott MP, Kieburtz KD, Corbett JJ, Feldon SE, Friedman DI, et al. Effect of Acetazolamide on Visual Function in Patients With Idiopathic Intracranial Hypertension and Mild Visual Loss. JAMA [Internet]. 2014 Apr 23 [cited 2019 Jan 19];311(16):1641.
  2. Ottridge R, Mollan SP, Botfield H, Frew E, Ives NJ, Matthews T, et al. Randomised controlled trial of bariatric surgery versus a community weight loss programme for the sustained treatment of idiopathic intracranial hypertension: the Idiopathic Intracranial Hypertension Weight Trial (IIH:WT) protocol. BMJ Open [Internet]. 2017 Sep 27 [cited 2019 Jan 19];7(9):e017426.
  3. Lyseng-Williamson KA. Idebenone: A Review in Leber’s Hereditary Optic Neuropathy. Drugs [Internet]. 2016 May 12 [cited 2019 Jan 19];76(7):805–13.
  4. Ratican SE, Osborne A, Martin KR. Progress in Gene Therapy to Prevent Retinal Ganglion Cell Loss in Glaucoma and Leber’s Hereditary Optic Neuropathy. Neural Plast [Internet]. 2018 [cited 2019 Jan 19];2018:1–11.
  5. Ruan G-X, Barry E, Yu D, Lukason M, Cheng SH, Scaria A. CRISPR/Cas9-Mediated Genome Editing as a Therapeutic Approach for Leber Congenital Amaurosis 10. Mol Ther [Internet]. 2017 Feb 1 [cited 2019 Jan 19];25(2):331–41.
  6. Trebst C, Jarius S, Berthele A, Paul F, Schippling S, Wildemann B, et al. Update on the diagnosis and treatment of neuromyelitis optica: Recommendations of the Neuromyelitis Optica Study Group (NEMOS). J Neurol [Internet]. 2014 Jan 23 [cited 2019 Jan 19];261(1):1–16.
  7. Vargas DL, Tyor WR. Update on disease-modifying therapies for multiple sclerosis. J Investig Med [Internet]. 2017 Jun [cited 2019 Jan 19];65(5):883–91.
  8. Satue M, Obis J, Alarcia R, Orduna E, Rodrigo MJ, Vilades E, et al. Retinal and Choroidal Changes in Patients with Parkinson’s Disease Detected by Swept-Source Optical Coherence Tomography. Curr Eye Res [Internet]. 2018 Jan 2 [cited 2019 Jan 19];43(1):109–15.
  9. Coppola G, Di Renzo A, Ziccardi L, Martelli F, Fadda A, Manni G, et al. Optical Coherence Tomography in Alzheimer’s Disease: A Meta-Analysis. Brucki S, editor. PLoS One [Internet]. 2015 Aug 7 [cited 2019 Jan 19];10(8):e0134750.
  10. Bulut M, Kurtuluş F, Gözkaya O, Erol MK, Cengiz A, Akıdan M, et al. Evaluation of optical coherence tomography angiographic findings in Alzheimer’s type dementia. Br J Ophthalmol [Internet]. 2018 Feb [cited 2019 Jan 19];102(2):233–7.
  11. Britze J, Frederiksen JL. Optical coherence tomography in multiple sclerosis. Eye [Internet]. 2018 May 2 [cited 2019 Jan 19];32(5):884–8

Enlaces de interés: