Inicio ASP Jaume Pey (Anefp): “Insistimos en que en la receta electrónica estén incluidos...

Jaume Pey (Anefp): “Insistimos en que en la receta electrónica estén incluidos los productos de autocuidado”

Jaume-Pey-productos-de-autocuidado

..Hortensia Mateo / J.P. Ramírez.
..Cristina Cebrián (Fotos y vídeo).
El profesional de atención primaria juega un papel clave en el autocuidado. Así lo ha entendido la La Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp). Su director general. Jaume Pey, explica en una entrevista a iSanidad la necesidad de formar a los médicos en este materia con el fin de retrasar el paso de ciudadano a paciente. Una de las medidas que prepone es incluir los productos de autocuidado en la receta electrónica.

¿Qué grado de sensibilización y cuál es el papel del autocuidado en España entre pacientes, profesionales de atención primaria (AP) y la Administración?
Entre los pacientes, el grado de concienciación cada vez es más alto debido al aumento de la esperanza de vida. Además, cuanto más tiempo nos autocuidamos, más tiempo tardaremos en ser pacientes. Por tanto, la conciencia de autocuidarse es grande. En cuanto a los profesionales de AP, siempre el médico ha tenido un papel clave en el autocuidado.

Jaume-Pey-productos-de-autocuidado

En su día, muchos de estos productos fueron conocidos a través del médico. Y es el profesional el que tiene que educar al ciudadano en torno al autocuidado. Por lo tanto, yo creo que AP cumple un rol fundamental. Por último, las autoridades deben incluir en su agenda el ámbito del autocuidado. Es un elemento clave para la sostenibilidad del sistema, si bien es verdad que aún tenemos que hacer muchos esfuerzos para concienciarles sobre su importancia.

En cuanto a los profesionales de AP, siempre el médico ha tenido un papel clave en el autocuidado

Los profesionales de AP tienen un rol clave, ¿pero hasta qué punto “prescriben” hoy en día autocuidado a sus pacientes?
Prescriben autocuidado, el problema es que es difícil cuantificarlo. ¿En qué sentido? Muchas veces la palabra “prescripción” está más cerca de la recomendación. Y esta recomendación no la podemos registrar, no sabemos cuánto es. Evidentemente, el profesional sanitario prescribe autocuidado y le tenemos que facilitar esta prescripción. Por eso nosotros insistimos que en la receta electrónica estén incluidos los productos de autocuidado, empezando por los medicamentos no sujetos a receta médica y, después, todo el resto de productos de autocuidado. Con lo cual, es importante este papel. Y ahí las autoridades tienen un rol fundamental para facilitar este elemento de prescripción a través de las bases de datos.

¿Las administraciones son sensibles a este proyecto de incluir los medicamentos y productos de autocuidado en las bases de datos?
Las Comunidades Autónomas, que son las que tienen la competencia aunque el Nomenclátor se hace de manera central, sí que tienen conciencia de la necesidad de que, en la base de datos donde el médico de AP puede prescribir, estén los medicamentos no sujetos a receta médica.

Jaume-Pey-productos-de-autocuidado

Para el resto de productos de autocuidado, el tema es un poco más complejo porque una base de datos como tal no existe. Y aquí tenemos el gran reto de cómo construirla y de qué manera adaptarla al sistema de receta electrónica pública y/o privada, que este es otro elemento también muy importante que se está desarrollando.

El profesional sanitario prescribe autocuidado y le tenemos que facilitar esta prescripción

¿Por qué es importante una mayor formación de los médicos de AP y qué ventajas puede aportar esta formación?
Tenemos 75.000 productos de autocuidado. Con lo cual, conocerlos es un aspecto importante. Y, evidentemente, el médico no puede conocerlos todos. En el conocimiento de los productos, existe la posibilidad de recomendarlos, y su importancia recae en que el paciente mejora en la calidad de su tratamiento, en adherencia, y en otros muchos aspectos fundamentales.

Por lo tanto, formarle en los productos de autocuidado es una demanda. De hecho, nosotros tenemos un convenio con la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en donde uno de los principales objetivos es, precisamente, participar en la formación del médico en todos los campos terapéuticos donde actúan los productos de autocuidado. Y es clave. Si no conocemos bien los productos, difícilmente los podemos recomendar. Y es imposible recordar 75.000 productos.

¿Existe alguna Comunidad Autónoma que tiene incluidos estos medicamentos y productos en sus bases de datos?
Casi todas las CCAA tienen ya incluidos algunos medicamentos no sujetos a receta médica. Y de manera homogénea, en ocho comunidades estos medicamentos se pueden prescribir. Por otro lado, en cuanto a productos de autocuidado, solo la Comunidad de Valencia tiene incluidos algunos productos. Evidentemente, los médicos recomiendan muchos productos de autocuidado, pero no quedan registrados en el sistema de prescripción pública o receta electrónica.

Jaume-Pey-productos-de-autocuidadoLos médicos recomiendan muchos productos de autocuidado, pero no quedan registrados en el sistema de prescripción pública

Tenemos que trabajar en ello. Y ahí también es muy importante la colaboración con los médicos de asistencia primaria. Debemos seleccionar el resto de productos de autocuidado que son de gran interés terapéutico por parte de AP y que pueden ser los primeros en ser incluidos dentro del sistema de prescripción. Evidentemente, en términos de prioridad. Nosotros, desde Anefp, lógicamente, defendemos que estén todos, pero de alguna manera, para introducir estos 75.000 códigos dentro del sistema de prescripción, tenemos que hacerlo en un orden. Y ahí las sociedades de Atención Primaria nos pueden ayudar mucho en seleccionar cuáles son los productos que forman parte habitualmente de su arsenal terapéutico.

¿Cómo impacta esta perspectiva del autocuidado en las enfermedades crónicas?
El paciente crónico es un gran usuario del autocuidado. Pero la primera manera de impactar es retrasando el mayor tiempo posible la aparición de la cronicidad. Si yo, por ejemplo, cuido mis niveles de colesterol, lógicamente, voy a tardar más tiempo en ser un paciente crónico.

El paciente crónico es un gran usuario del autocuidado. Pero la primera manera de impactar es retrasando el mayor tiempo posible la aparición de la cronicidad

Jaume-PeyPor lo tanto, el autocuidado incide, en primer lugar, en el hecho de que cuando nos cuidados de manera prematura o anticipada retrasamos el tiempo en ser un paciente crónico. Una vez soy paciente crónico, los productos de autocuidado me van a ayudar a tener una mejor calidad de vida en mi tratamiento. Por lo tanto, complementar el tratamiento crónico con productos de autocuidado mejora la calidad de vida del paciente de una manera decisiva. Por eso es importante que AP conozca bien estos productos: para incidir en esta calidad de tratamiento del paciente.

¿Cómo influye que estos productos no estén financiados a la hora de que el médico lo recomiende a su paciente?
Inicialmente, influyó mucho. Concretamente, cuando se desfinanciaron los medicamentos, nuestras autoridades dijeron que eran productos de baja utilidad terapéutica. Este fue un mensaje que nosotros insistimos que no había que decir. Los medicamentos no pueden ser de baja utilidad terapéutica desde el momento en que han sido registrados y están vigentes. Al contrario, los medicamentos no sujetos a receta médica y no financiados son productos seguros y eficaces. Por tanto, esta desfinanciación sí que afectó al médico porque el mensaje que se recibió no era claro.

En AP, se utiliza un arsenal amplísimo de productos de autocuidad debido al ámbito de actuación de la especialidad

Hoy en día, todo el mundo sabe que los medicamentos no sujetos a prescripción médica, y también el resto de productos de autocuidado, tienen valor terapéutico. Con lo cual, sí que estamos viendo un retorno del médico de AP en la utilización de estos productos. En definitiva, es evidente que hoy la palabra desfinanciación no tiene que ver la utilización, recomendación o prescripción del producto. En esto nos hemos recuperado. Otra cosa es cuando hablamos de capas vulnerables de la población, que pueden tener más dificultades en el acceso a tratamientos que los tienen que pagar. Pero esto es más un tema social que un tema de accesibilidad o de que el médico tenga conciencia de la necesidad de recomendar o prescribir productos de autocuidado.

 Jaume-PeySe está elaborando una base de datos de medicamentos. ¿Qué tipo de productos se están incluyendo?
Depende de las especialidades. Concretamente en AP, se utiliza un arsenal amplísimo de productos debido al ámbito propio de actuación de la especialidad. Por lo tanto, todos los productos que tienen que ver con el tratamiento, prevención, y cuidado, que son muchísimos y no podría enumerar uno por uno, forman parte de su arsenal terapéutico. Además, AP actúa en muchos ámbitos donde los productos de autocuidado son importantísimos.

El 70% de las consultas son por síntomas menores, los cuales inciden mucho en el ámbito del autocuidado

No olvidemos que el 70% de las consultas son por síntomas menores, los cuales inciden mucho en el ámbito del autocuidado. Por ello, el papel de AP es clave en la prevención de enfermedades. Retrasa el paso de ser ciudadano a paciente. Cualquier persona llegará a ser paciente crónico, pero el objetivo es posponerlo lo máximo posible. Y sin olvidar la implicación positiva que tiene sobre la sostenibilidad del SNS.

¿Cuándo estará disponible esta base de datos?
En el plazo de finales de 2019, a muy tardar inicios de 2020, todas las CCAA tendrán capacidad de prescribir dentro del sistema público los medicamentos sujetos a receta médica. En cuanto al ámbito el privado, quizá se retrase un poco más. Sin embargo, lo que ahora nos supone el gran reto es construir una base de datos con el resto de productos de autocuidado, que son otros 50.000 códigos.

Jaume-PeyEsto es un trabajo enorme y que hacerlo siendo muy detallista, marcando prioridades en función de las necesidades del médico. En esto, las sociedades médicas nos pueden ayudar a seleccionar cuáles son los códigos que utilizan habitualmente. Sin embargo, esto nos va a llevar tiempo.

Yo calculo que, de acuerdo al objetivo del plan estratégico de Anefp, sobre 2022 estará disponible. Es un trabajo que tendrá que ser muy útil mediante un algoritmo de prescripción adecuado para el médico. Esto nos llevará tiempo, pero yo creo que con la ayuda de las sociedades científicas podremos hacerlo ágil y rápidamente. Pero, sobre todo, haciendo que sea útil y compatible con el sistema de prescripción de los medicamentos y de los productos no sujetos a receta médica.

Noticias complementarias:

SEMG y anefp unen alianzas para la formación de los profesionales médicos en el autocuidado de la salud