Inicio ASP ‘Punto de encuentro VIH 2019’ reúne a 140 especialistas en la lucha...

‘Punto de encuentro VIH 2019’ reúne a 140 especialistas en la lucha contra el VIH

punto_de_encuentro_VIH

..Redacción.
MSD ha reunido en Madrid a 140 especialistas en VIH en la IV edición de ‘Punto de encuentro VIH 2019’, bajo el lema ‘El futuro en positivo’. El objetivo de la reunión es el de mirar hacia delante en la lucha contra el virus de inmunodeficiencia humana. Además de afrontar los retos que plantea esta patología de cara a los próximos años.

‘Punto de encuentro VIH 2019’ tiene como objetivo avanzar y afrontar los nuevos retos que se plantean

En este sentido, el Dr. Esteban Martínez, coordinador de la reunión y consultor del Servicio de Enfermedades Infeccionas del Instituto Clínico de Medicina y Dermatología (ICMiD) del Hospital Clínic de Barcelona e investigador del IDIBAPS, ha señalado que la reunión “permite compartir los aspectos científicos de mayor actualidad con una perspectiva práctica, con un enfoque claro hacia su aplicabilidad en la consulta diaria”.

Por su parte, Joaquín Mateos, director médico de MSD, ha destacado que estas reuniones de ‘Punto de Encuentro’ son una muestra más del compromiso de la Compañía con la investigación y los avances en VIH. “En MSD estamos comprometidos con los avances científicos en la lucha contra el VIH. Estas reuniones nos permiten poner un pie en el futuro de la infección para poder anticiparnos a los retos que afronta la comunidad científica en este campo”. ‘Punto de encuentro’ ha incorporado una aplicación móvil que permite a los participantes interactuar. Asimismo, se mantiene el formato a base de debates y participación interactiva presentes desde la primera edición.

El diagnóstico tardío, la selección del tratamiento antirretroviral y el paciente VIH que envejece son los temas de este año

Como explica el Dr. Martínez, además, los temas a tratar se eligen de manera democrática por parte de los propios clínicos en función de su novedad, importancia, controversia… Este año 2019 ha contado con tres temas clave como detalla el especialista:

  • El diagnóstico tardío, “particularmente en adultos con determinadas características como tener una edad más avanzada o en inmigrantes, entre otros. En muchas ocasiones, estas personas tuvieron contacto con el sistema sanitario previamente a su diagnóstico tardío. Tenemos que aprender de esas ocasiones perdidas para evitar que se produzcan y tenemos que incorporar cambios en los circuitos sanitarios asistenciales. Si una persona es diagnosticada precozmente, las consecuencias negativas de la infección para su salud y la transmisibilidad del VIH disminuyen de forma evidente”.
  • En segundo lugar, la selección del tratamiento antirretroviral más adecuado. “La aparición de nuevas opciones de tratamiento alternativas al tratamiento clásico ha abierto un debate para muchos clínicos”, señala el coordinador del encuentro.
  • En tercer y último lugar, el cuidado del paciente VIH que envejece. “Ésta es una población que tiene un riesgo de comorbilidades igual o incluso superior a las personas que envejecen sin infección por VIH. Y, que plantea retos en la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento de dichas comorbilidades. Los médicos especializados en VIH nos hemos ido adaptando a las necesidades que plantean los pacientes con infección por VIH. No obstante, necesitamos trabajar de forma sinérgica con otros profesionales como los médicos de atención primaria. Además de, determinados especialistas hospitalarios que deben formar parte de un nuevo modelo asistencial”.

‘Erradicación del VIH: la nueva frontera’

El encuentro, celebrado en Madrid, ha contado además con una conferencia magistral por parte del Dr. José Alcamí, de la Unidad de Inmunopatología del SIDA del Instituto Carlos III, sobre la ‘Erradicación del VIH: la nueva frontera’. “La curación del VIH tiene dos niveles, la erradicación del virus y el control del reservorio de VIH. El primero, no es planteable para un paciente que únicamente presenta infección por el VIH debido a que es un tratamiento muy agresivo“, señala el especialista.

El otro escenario, añade el Dr. Alcamí, tiene como objetivo controlar el reservorio del VIH. Es el conjunto de células infectadas en el que el virus persiste y es inatacable tanto por el sistema inmune como por la medicación antiretroviral. “Este control del reservorio permitiría suprimir el tratamiento antiretroviral durante un tiempo probablemente limitado, lo que denominamos ‘curación funcional’.

Noticias complementarias: