Inicio ASP El convenio de la OMS contra el tabaco no logra disminuir su...

El convenio de la OMS contra el tabaco no logra disminuir su consumo, según un estudio

Convenio-OMS-contra-el-tabaco

..Redacción.
Según dos estudios de la Universidad de York (Canadá), dirigidos por sus investigadores de la salud mundial, a día de hoy no hay una evidencia estadística que “diga” que el consumo mundial de cigarrillos haya caído como fruto del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), conocido como FCTC. Es más, en los países de ingresos bajos y medios ha aumentado.

La investigación de la que se ha hecho eco la revista The British Medical Journal pone de manifiesto una serie de dudas en relación a la creencia y efectividad de que el FCTC (adoptado en 2003) haya reducido realmente el consumo de tabaco. El FCTC es considerado como uno de los tratados de salud más importantes creado. No obstante sus efectos sobre el consumo nunca se habían estudiado desde el punto de vista científico.

En el primer estudio, los investigadores analizaron datos recopilados de 71 países, que representan el 95% del consumo mundial de tabaco

En palabras de Steven Hoffman, el autor principal de estas investigaciones,”las políticas promovidas por este tratado. Tales como los envases sencillos, áreas libres de humo e impuestos al tabaco, han demostrado su eficacia de forma monolítica”. A su juicio el “trabajo muestra que probablemente no es suficiente a nivel mundial reconocer la importancia de estas políticas. Además de adoptarlas de manera formal”. Como reclama, “necesitamos que los países los implementen para que se asegure que afecta a las vidas de las personas en todo el mundo”.

En el primer estudio, los investigadores analizaron datos recolectados de 71 países, que representan el 95% del consumo mundial de tabaco y más del 80% de la población mundial entre los años 1970 y 2015.

Este primer estudio reveló que el consumo de cigarrillos había disminuido en la mayor parte de los países. Sin embargo, las inercias de consumo variaban de un país a otro. Este hecho ocurría en los países de bajos ingresos. También “vieron” una disminución en el consumo de cigarrillos per cápita a partir de 1985. Concretamente en cinco de los 10 principales países consumidores de cigarrillos: Estados Unidos, Japón, Polonia, Brasil y Alemania.

Según el estudio China se posicionó en 2003 como el principal consumidor de cigarrillos a nivel mundial

Pormenorizadamente, Estados Unidos, Canadá y Australia presentaron disminuciones parejas desde el principio de la década de los 80. Por otra parte, países de América Latina y el Caribe mostraron disminuciones más discretas.

Por el contrario, en países asiáticos como China e Indonesia, el consumo per cápita aumentó de manera considerable. China se posicionó como el principal consumidor mundial de cigarrillos. Más de 2,5 millones toneladas métricas consumidas en 2013. Cifra muy superior que los siguientes 40 países de más consumo combinado.

El segundo estudio, tuvo como objetivo examinar los resultados del primero en el contexto del FCTC, ratificado por 181 países. Para ello emplearon dos métodos. El primero usó el análisis de series temporales interrumpidas. El segundo la modelización de eventos de pronósticos dentro de la muestra. Tras adoptarse el tratado, el estudio mostró que los cambios respecto al consumo mundial de cigarrillos no había disminuido de manera significativa.

Aquella persona que consume un paquete de cigarrillos al día y durante un año puede provocar unas 150 mutaciones en cada célula de sus pulmones

Finalmente, tras recopilar todos los datos y partiendo del año 2003, se llega a la conclusión de que los países de ingresos altos y los países de Europa experimentaron una disminución global en el consumo anual de hasta más de 1.000 cigarrillos por adulto. En los países cuyos ingresos eran bajos y medios y los países asiáticos, presentaron un incremento de más de 500 cigarrillos al año por adulto.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco, al año, mata a casi seis millones de personas, de las que más de cinco millones son consumidores del producto y más de 600.000 son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno. Aquella persona que consume un paquete de cigarrillos al día y durante un año, puede provocar unas 150 mutaciones en cada célula de sus pulmones, según una investigación realizada por el Instituto Wellcome Trust Sanger en Birmingham (Reino Unido) y el Laboratorio Nacional de Los Álamos (Estados Unidos), según una investigación realizada en 2016 por el Instituto Wellcome Trust Sanger en Birmingham (Reino Unido) y el Laboratorio Nacional de Los Álamos (Estados Unidos).

Noticias complementarias: