Inicio ASP SEDISA aborda el problema de la lista de espera quirúrgica en edad...

SEDISA aborda el problema de la lista de espera quirúrgica en edad avanzada

..Redacción.
La innovación es un concepto que debe estar presente de forma transversal en los sistemas y modelos sanitarios, de manera que se conciba como necesidad y prioridad en la gestión. Algo obligado para conseguir calidad y eficiencia. Éste es el espíritu que ha estado presente en la selección del proyecto galardonado con la Beca a la Innovación en Gestión Sanitaria, que ha otorgado la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y el Comité de Antiguos Alumnos de SEDISA (ALSEDISA), en colaboración con la Fundación Mylan para la Salud, y que está dotada con 3.000 euros, a un proyecto que pretende solucionar el problema de las listas de espera quirúrgicas en personas de edad avanzada.

SEDISA, ALSEDISA y Mylan galaronan con 3.000€ una iniciativa que pretende solucionar la listas de espera quirúrgicas en personas mayores

Según Joaquín Estévez Lucas, presidente de SEDISA “El esfuerzo para lograr resultados de innovación en las organizaciones sanitarias se encuentra a menudo con reticencias que impiden una correcta gestión del cambio, algo contra lo que queremos luchar con esta Beca’’.

En este sentido, el proyecto seleccionado como ganador de la Beca por su aportación a la innovación, a los pacientes y a la eficiencia del sistema, ha sido “Lista de espera quirúrgica inteligente en pacientes de avanzada edad’’, desarrollado por un equipo multidisciplinar del Hospital Universitari Sagrat Cor de Barcelona. Este equipo ha propuesto la creación de una herramienta que sea capaz de ordenar automáticamente las listas de espera actuales. De modo que, esta herramienta agilice los tiempos de espera sin perder de vista el componente humano de la supervisión.

El proyecto ha sido desarrollado por un equipo multidisciplinar del Hospital Universitari Sagrat Cor de Barcelona

Este programa nace tras detectar uno de los problemas existentes dentro de la gestión de las listas de espera quirúrgicas. El equipo del Sagrat Cor comentó que “actualmente no contamos con sistemas que permitan una reordenación dinámica e ‘inteligente’ en procedimientos electivos centrados en un nivel micro. Hasta la fecha, los esfuerzos destinados a generar criterios de inclusión y ordenación lo más eficientes posibles se han centrado en estrategias basadas en el control de la demanda, en un incremento de la oferta y/o en estrategias para mejorar las salidas de la propia lista de espera”.

Otra dificultad “del problema de las listas de espera’’ es discernir cuáles requieren un abordaje de manera más prioritaria. La priorización es compleja porque los criterios a tener en cuenta son múltiples. No siempre claros y varían según necesidades y visiones de los diferentes actores implicados. Por ello, este proyecto plantea mejorar este sistema elaborando una evaluación continuada de la variabilidad del paciente durante su paso por la lista de espera, examinando cada caso para invertir en recursos que aseguren la supervisión y monitorización del paciente a lo largo del proceso. En este sentido, el Sagrat Cor asegura que “las valoraciones a través de consultas de seguimiento en los centros hospitalarios durante la espera pueden aportar beneficios al paciente’’.

La dificultad de las listas de espera es saber cuales requieren un abordaje de manera más necesaria

Gracias a la supervisión a distancia que permite este sistema, se reducen costes y se agiliza la toma de decisiones. Además, la solución propuesta ofrece unas medidas de apoyo al paciente que sobrepasan a las medidas habituales prestadas. Se trata, de un sistema que cuenta con la participación activa y empoderada del paciente en su proceso de salud.

Para la selección del proyecto ganador ¨Lista de espera quirúrgica inteligente en pacientes de edad avanzada¨, en palabras de Gloria Mª Torralbo, presidenta de ALSEDISA, “el jurado ha tenido en cuenta distintos criterios, como la escalabilidad; su sincronía con la estrategia definida por SEDISA; el grado de innovación y el impacto esperado en la mejora de la gestión, entre otros aspectos”. Esta extensión deberá llevarse a cabo a lo largo de 2019. En este tiempo se irán realizando evaluaciones periódicas para valorar los progresos alcanzados.

Gracias a la supervisión a distancia se reducen conste y se agiliza la toma de decisiones

Javier Anitua, director de la Fundación Mylan para la Salud, señala que “nuestra fundación está encantada de apoyar esta beca tan exitosa. De hecho, hoy en día, todas las iniciativas innovadoras en la gestión de la salud de la población que apoyan a los pacientes y que intentan mejorar la eficacia del Sistema Nacional de Salud son imprescindibles y siempre contarán con nuestro apoyo”. 

Noticias complementarias: