Inicio ASP Caminar al colegio supone dos tercios de la actividad física recomendada en...

Caminar al colegio supone dos tercios de la actividad física recomendada en los niños

caminando_al_colegio

..Fernando Ruiz.
Los últimos datos publicados por la OMS, sitúan a los niños y adolescentes españoles con la segunda tasa más alta de sobrepeso en Europa. Por otro lado, el incremento del uso del coche contribuye al aumento de la contaminación atmosférica urbana. Esta falta de actividad está acarreando problemas de salud y medioambiente en la población más joven. La Asociación Española de Pediatría (AEP) pretende demostrar los beneficios para la salud de los niños de ir caminando al colegio

La AEP muestra los beneficios para la salud de los niños de ir caminando al colegio

Cerca del 23% de nuestros escolares tiene sobrepeso y en torno a un 18% padece obesidad. Caminar un kilómetro de ida y otro de vuelta al día, supone realizar hasta dos tercios del ejercicio diario recomendado en los menores”. De forma paralela, “las aglomeraciones y el uso del coche para ir al cole también contribuyen al empeoramiento de la calidad global del aire en las ciudades”, asegura la Dra. María José Mellado Peña, presidente de la AEP.

“Los niños que caminan o van en bicicleta a la escuela tienen niveles diarios más altos de actividad física y mejor condición cardiovascular que los niños que no viajan activamente a la escuela”, asegura el Dr. Juan Antonio Ortega García, coordinador del Comité de Salud Medioambiental (CSM) de la AEP.  Por su parte, el Dr. Julio Álvarez Pitti, vocal de actividad física del Comité de Promoción de la Salud (CPS) de la AEP, explica que “la realización de esta actividad física ayuda a disminuir los valores de presión arterial; mejora la capacidad de regulación de los niveles de azúcar de la sangre mejorando la sensibilidad a la insulina; disminuye los valores de triglicéridos; incrementa los valores de colesterol (HDL) y contribuye a mejorar la condición física cardio-respiratoria”.

Cerca del 23% de nuestros escolares tienen sobrepeso, y en torno a un 18 padece obesidad

En este sentido, caminar al colegio se ha asociado a un menor índice de masa corporal y contribuye a disminuir el exceso de peso a través de un incremento del gasto calórico. Asimismo, contribuye a prevenir la obesidad abdominal independiente de otros factores de carácter demográfico, dietas, porcentaje de grasa corporal o minutos dedicados a la actividad física. “Estos resultados pueden ser especialmente prometedores para los jóvenes con obesidad. Caminar al colegio puede ser una estrategia fácil de implementar en la actividad diaria y efectiva. De modo que, sirve como un medio para controlar y reducir la obesidad”, asegura el Dr. Ortega.

Por su parte, el Dr. Álvarez Pitti indica que ir caminando al colegio supone además una mejora en la condición física muscular. Esta actividad tonifica los músculos y permite incrementar la masa muscular, sobre todo del tren inferior y espalda. “Este incremento de la masa muscular es fundamental para un buen tono corporal y control postural. Además, se mejoran otros componentes de la condición física como son el equilibrio y la coordinación”, matiza.

Noticias complementarias: