Inicio ASP La SEIMC publica un decálogo de buenas prácticas frente a la resistencia...

La SEIMC publica un decálogo de buenas prácticas frente a la resistencia antimicrobiana

decalogo-recomendaciones-resistencia-antimicrobiana

..Redacción.
El mal uso de los antibióticos produce su pérdida de eficacia y provoca que crezca la resistencia a estos fármacos. Por este motivo, que supone un problema de salud pública, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología (SEIMC) ha lanzado un decálogo de recomendaciones para combatir la resistencia antimicrobiana coincidiendo con la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos.

El decálogo comienza por recordar que es necesario convertir “en un estándar de calidad prioritario”, el uso adecuado de los antibióticos en la medicina, en la ganadería y en la agricultura. Además, apuesta por hacer obligatorios los Programas de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA). Esto supone la implantación de formación en los hospitales y en atención primaria, así como dotarlos de los medios necesarios.

El decálogo recomienda hacer obligatorios los Programas de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA)

También recomienda facilitar los recursos necesarios a los servicios o laboratorios de microbiología para la detección de las resistencias bacterianas. Señala la creación de pruebas de diagnóstico rápido y estudios de sensibilidad.

El decálogo incluye la necesidad de disponer de información en tiempo real de los indicadores clave en consumo de antibióticos, resistencias bacterianas y en sus consecuencias clínicas. Además, apuesta por impulsar los programas multidisciplinares de vigilancia, prevención y control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria. De igual manera, recomienda impulsar los de uso apropiado de los antimicrobianos, a semejanza del Programa PIRASOA de Andalucía y de programas similares en Cataluña.

El documento incluye la creación de la especialidad de enfermedades infecciosas, además de mantener la formación actual de los microbiólogos. De la misma forma, aconseja educar a los ciudadanos, desde la escuela a la universidad, en el buen uso de los antibióticos.

El documento incluye la creación de la especialidad de enfermedades infecciosas, además de mantener la formación actual de los microbiólogos

El octavo punto del decálogo habla de impulsar el desarrollo de nuevos antibióticos, participando en los ensayos clínicos y agilizando su incorpo­ración a la práctica clínica. También añade que hay que investigar con los antibióticos disponibles para mejorar su eficacia y seguridad.

Investigar en otras medidas no antibióticas, para la prevención, control y tratamiento de las infecciones por bacterias multirresistentes y optimizar las tasas de vacunación de los profesionales y los ciudadanos, particularmente frente a la gripe, completan el decálogo.

Noticias relacionadas: