Inicio ASP La colaboración público-privada contribuye a ampliar el alcance de la medicina personalizada...

La colaboración público-privada contribuye a ampliar el alcance de la medicina personalizada de precisión

Medicina-de-precisión

..Redacción.
La colaboración público-privada puede contribuir a ampliar el alcance de la Medicina Personalizada de Precisión (MPP) en Oncología. Así lo han puesto de manifiesto los expertos reunidos en la jornada ‘Medicina Personalizada de Precisión en Euskadi’, organizada por Roche Farma. Esta jornada ha contado con la colaboración del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza). Han asistido casi un centenar de profesionales de esta comunidad. Los retos actuales en la Medicina Personalizada en Oncología, el papel de la Biología Molecular, las nuevas técnicas de diagnóstico, así como el futuro de los tratamientos son algunos de los temas que se han abordado en este encuentro.

La colaboración público-privada puede ayudar a ampliar el alcance de la Medicina Personalizada de Precisión

Tal y como ha comentado José Miguel Roca, director de Acceso Regional de Roche Farma, “el trabajo de quienes nos dedicamos a la investigación de nuevas soluciones para los pacientes solo cobra verdadero sentido cuando instituciones y profesionales sanitarios son capaces de hacerlo llegar a quienes lo necesitan. Por lo que agradecemos enormemente al Departamento de Salud de Euskadi, así como a todos los implicados en el Plan Oncológico de esta comunidad, que hayan participado para hacer posible esta reunión. Desde nuestra compañía seguiremos trabajando cada día por anticiparnos a las necesidades de los pacientes a través de nuestro compromiso con la innovación y la excelencia para seguir siendo un referente a nivel mundial”.

Por su parte, Iñaki Gutiérrez, responsable del Plan de Genética y Genómica del Gobierno Vasco, ha señalado que es importante visibilizar este tipo de iniciativas. “Tenemos que trabajar con profesionales de diferentes ámbitos y desde los diferentes grupos de interés como la industria, el sistema sanitario, los profesionales y quizás también con la ciudadanía. En la Medicina Personalizada implica una coordinación entre el productor de la tecnología y el usuario. Todo ello en relación con los sistemas sanitarios. Esto nos obliga a ser más eficientes y a gestionar de acuerdo a las necesidades del sistema sanitario”, añade.

Iñaki Gutiérrez: “La Medicina Personalizada implica una cordinación entre el productor de la tecnología y el usuario”

 La Medicina Personalizada pasa por acceder a datos completos del paciente desde múltiples fuentes que incluyen secuenciación genómica; aplicación de tecnología avanzada y al uso de estos datos para descubrir, desarrollar y guiar el tratamiento de forma individualizada con un potencial de mejora significativa para el paciente. Concretamente, la secuenciación genómica exhaustiva, y la biopsia líquida suponen grandes pasos para ayudar a los profesionales sanitarios a tomar la mejor decisión de tratamiento.

“Esta forma de hacer medicina no es algo nuevo”, explica el Dr. Ander Urritikoetxea, director científico-gerente de Onkologikoa. “Los profesionales sanitarios llevamos mucho tiempo trabajando en ello. Sin embargo, ahora se habla con más insistencia de este término porque ha habido un gran cambio, que es disponer de nuevos tratamientos que se dirigen a pacientes con determinadas características. Algo que ha sido posible gracias al conocimiento biológico facilitado por las nuevas técnicas de laboratorio. Y esto a su vez implica el reto de gestionar tecnología de laboratorio compleja. Además de la necesidad de agrupar poblaciones de pacientes y de optar por tratamientos con un alto coste económico. Algo que es imposible sin el trabajo conjunto entre los profesionales que tratan, los que gestionan la sanidad y los que generan los tratamientos”.

Dr. Ander Urritikoetxea: “Esta forma de hacer medicina no es algo nuevo”

Hoy se sabe, gracias a los avances en el conocimiento de la biología de los tumores, que el cáncer no es una sola enfermedad. Sino, es el resultado de una o más alteraciones en el ADN de una célula. Tradicionalmente el cáncer se ha clasificado en función del órgano donde se originaba. No obstante en la actualidad es posible analizar el ADN de un tumor y comprender la información molecular del tumor, lo cual determina su identificación.

Por lo que entre los retos actuales estarían la gestión de esta nueva tecnología diagnóstica así como el uso racional de los tratamientos con un alto impacto económico dirigidos a grupos de pacientes concretos. “La identificación de subpoblaciones de pacientes”, comenta el Dr. Urritikoetxea, “implica el uso de técnicas específicas como puede ser la secuenciación génica o la determinación de ADN circulante en sangre o de otro tipo de determinaciones a nivel molecular que no están disponibles en cualquier parte. Además, estas determinaciones necesitan de un conocimiento determinado. Esto genera un nuevo escenario, en el que se requiere formar al sector sanitario sobre el uso de esta tecnología. Asimismo, esta situación implica la racionalización de su uso”.

Noticias complementarias: