Inicio ASP MIRicina no es lo mismo que medicina

MIRicina no es lo mismo que medicina

MIRicina

..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
Una vez que ha terminado el examen MIR sigue el proceso de la especialización. Después de 6 años estudiando la carrera (o más) y un duro curso de MIRicina el estudiante todavía no está preparado para atender pacientes. En realidad, es el inicio de proceso.

Tras el examen y la revisión se tensan los nervios con el puesto final y la visita a los hospitales para elegir servicio. El último paso es la elección de plaza, allá por el mes de abril. Es un proceso con una cierta mística que no se olvida a lo largo de los años de profesión. Los éxitos posteriores no acallan los recuerdos del MIR.

La MIRicina solo sirve para sacer un buen número, no para aprender medicina

Sin embargo, no es difícil entender que los mejores médicos no son siempre los mejores MIR. Para sacar un buen número en el MIR hay que saber MIRicina (el arte de enfrentarse al MIR), no medicina. La medicina se aprende en la universidad y, sobre todo, durante la Residencia. No estar entre los 10 ó 20 primeros no es un problema, el problema es elegir una plaza y no aprovechar bien el tiempo. La medicina se aprende atendiendo y siguiendo lo que dicen los mejores médicos, los jefes de servicio, los catedráticos… que suelen coincidir (aunque no siempre).

Además, una vez que se adentra el médico en el difícil espacio de la Residencia, conviene no perder de vista las sesiones clínicas. No hay sesiones clínicas en MIRicina, las hay en medicina, en el hospital. Aprender de los compañeros, con mayor conocimiento y experiencia, es un ejercicio recomendable. No se trata de mostrar todo lo que uno sabe, sino aprender de lo que saben los demás.

Artículos relacionados