Inicio ASP La esperanza son los de la bata blanca, cuidémoslos hoy y mañana

La esperanza son los de la bata blanca, cuidémoslos hoy y mañana

..Luis A. de Haro. Director general de iSanidad.
Una semana después del inicio del confinamiento, todavía en los albores de la “pelea” contra el coronavirus, todos los países miran a los hospitales. Los ojos de los españoles están en los que llevan la bata blanca, pueden ser médicos o enfermeras, también en investigadores y farmacéuticos. Su cansancio es el cansancio de todos, hoy son la base de la esperanza.

Son los de la bata blanca los que nos van a sacar del atolladero. Los aplausos de cada noche son justos y merecidos. Esta iniciativa popular es un reconocimiento a su labor, un reconocimiento que sigue llegando cada día. El objetivo no es pararlo, es aumentarlo, pero hay más cosas que hacer.

Son los de la bata blanca los que nos van a sacar del atolladero

Es tan fácil, solo se trata de dejar trabajar a médicos y enfermeras y hacerles caso (#QuedatEnCasa). Si les “exigimos” dedicación y profesionalidad, ¿a los demás también? Administraciones públicas, corporaciones, directores médicos, gerentes, jefes de servicio… A ellos también hay que exigirles dedicación y profesionalidad.

Hacer todo lo posible no es suficiente, no es el objetivo, el objetivo es hacerlo bien. Todas las decisiones políticas tienen que ir encaminadas a mejorar la lucha contra el virus. Las medidas políticas, los intereses electorales… ¿no pueden dejarlos atrás de momento?
Turnos de 12 horas, refuerzo de guardias, atención sin protección, exposición constante… Cuidar del médico es cuidar del paciente. Es necesario que se reconozca su esfuerzo, pero mucho más que se le dote de la infraestructura necesaria.

Es necesario que se reconozca el esfuerzo de los médicos, pero mucho más que se le dote de la infraestructura necesaria

Habría que aplaudir (porque no se puede salir a la calle) exigiendo las medidas que piden los profesionales. Se trata de mascarillas, trajes de protección, guantes, protocolos… porque al final el médico también tiene miedo porque sabe lo que está sucediendo. Dentro de la bata blanca hay una persona con familia, con problemas, con hipoteca o con ganas de aprender, es una persona a la que hay que cuidar.

Cuidar al que cuida es determinante. Si nadie cuida al médico, nadie cuidará al paciente. El sector sanitario ni siquiera pide que luego se acuerden de su esfuerzo hoy, solo pide que le dejen trabajar.

Artículos relacionados

Compartir