Inicio ASP Antonio Alarcó: “La media de 28 días en UVI de los pacientes...

Antonio Alarcó: “La media de 28 días en UVI de los pacientes de coronavirus está disminuyendo”

UVI.pacientes-coronavirus

..Juan Pablo Ramírez.
Desde hace ya tiempo compagina sus labores como médico y político. Antonio Alarcó es por un lado, catedrático de cirugía y jefe de Servicio de Cirugía del Hospital Universitario de Canarias, y, por otro, portavoz de Sanidad del PP en el Senado. Independientemente de las ideologías, tiene claras sus prioridades en estas crisis del coronavirus. “Hemos estado siempre, desde el primer día, con los enfermos, con los ciudadanos y con los profesionales”, destaca en en esta entrevista con iSanidad. Entre sus reflexiones sobre la pandemia nos deja también datos esperanzadores: “La media de 28 días en UVI de los pacientes de coronavirus está disminuyendo”.

¿Qué es el coronavirus?
El coronavirus es el séptimo que ha producido gran patología y gran mortalidad en el mundo. Salen todos de China, excepto uno procedente de Arabia Saudí. Vienen de una transformación genómica de un animal, es decir, una zoonosis, y tiene una característica absolutamente fundamental que es ahí donde radica todo lo que está ocurriendo. Tiene una trazabilidad 1/4. Cada uno contamina a cuatro. En la gripe es de 1/1. Todos los males fundamentalmente es que afecta numéricamente a muchos miles de personas a la vez si no se toman medidas inmediatas desde el primer caso. La primera debe ser reducir los vectores. Por eso en Madrid, que ha sido absolutamente castigado, los vectores en un momento determinado por medidas incorrectas que se tomaron, se expandieron y fueron cientos de miles a la vez en un solo día. Esa trazabilidad es destructiva.

La patología que produce el coronavirus con la medicina actual, sin tener vacuna, es controlable

A partir de ahí la patología que produce el coronavirus con la medicina actual, sin tener vacuna, es controlable. Pero lo más importante es recortar la posibilidad de contaminación, que en un momento determinado no se ha hecho. Como vicepresidente del Colegio Internacional de Cirujanos participé en el comité ejecutivo Organización Mundial de la Salud (OMS) como invitado. Allí se dijo que la clave era reducir los vectores. De ahí vienen grandísimas consecuencias que se están produciendo en estos momentos.

¿Se ha hecho desde el principio de la crisis todo lo que se ha podido?
Estoy absolutamente de acuerdo con las medidas de confinamiento y mando único, creo que si se hubieran tomado antes y se hubieran adoptados medidas para disminuir los vectores, el nivel de contagio hubiera pasado a 1/2 o 1/3. Es una cuestión importante con consecuencias muy dramáticas. No es un tema de ideologías. ¿Qué hay que hacer ahora? Luchar entre todos, disminuyendo los vectores. La decisión del mando único era importantísimo. Lo pedimos dos semanas antes, pero se trata de tener un mando único eficaz y la eficacia se basa fundamentalmente en disminuir los vectores y proteger a nuestros sanitarios. Hay un nivel alto de contaminación de los profesionales sanitarios por falta de medios.

Como vicepresidente del Colegio Internacional de Cirujanos participé en el comité ejecutivo Organización Mundial de la Salud (OMS) como invitado. Allí se dijo que la clave era reducir los vectores

¿Cómo se puede controlar que está sufriendo el Sistema Nacional de Salud?
En estos momentos, tomando medidas excepcionales para disminuir la contaminación. Todo el colapso que se está produciendo ahora viene de hace 14 o 16 días. No es nuevo. España, los profesionales, las comunidades autónomas, los hospitales y los ambulatorios están haciendo esfuerzos sobrehumanos para poder atender la enfermedad. Debo decir también con orgullo que este es un gran país, que tiene una de las mejores sanidades y profesionales del mundo sin lugar a dudas. Madrid tiene una gran sanidad y los localismos no tienen ninguna cabida. Es irresponsable en una crisis de salud.

La libertad individual en estos momentos está por debajo de la libertad colectiva de la salud en una crisis sanitaria. El SNS, tanto el sistema público como el concertado y el privado, es de primera categoría y está respondiendo heroicamente de una forma excepcional a la avalancha y a la que nos queda por venir. Debo decir también que el nivel de curación está siendo muy alto, muy bueno, de una forma exponencial casi. Ojalá y llegué a ser exponencial como el nivel de contagios. Ya salen además de las unidades de cuidados intensivos, enfermos curados y la media de 28 días en UVI de los pacientes de coronavirus está disminuyendo. El 84% de los infectados se curan de forma leve. Son datos dentro de la tragedia muy positivos.

Ya salen además de las unidades de cuidados intensivos, enfermos curados y la media de 28 días en UVI de los pacientes de coronavirus está disminuyendo

Cada país está siguiendo protocolo distintos, ¿estamos a tiempo todavía de unificar protocolos aprendiendo de lo que ha sucedido en otros países?
Siempre hay que mejorar. Se han tomado medidas llamativas, como las del primer ministro inglés, Boris Johnson. No sé quién le asesoró con la teoría del rebaño para que se contaminara toda la población y parar así al virus, premiando la economía sobre la salud y eso ha sido un defecto gravísimo. Me parece improcedente que haya habido un proceso electoral en Francia. Hay muchas posibilidades de contaminación. Ha sido improcedente y no tiene nada que ver con la evidencia científica.

¿Cuándo se puede dar por separado el estado de alarma?
No se puede dar por superado nunca hasta que de forma clara y contundente vaya bajando el contagio y que cada día sea más alto el nivel de curados. Empezaremos a ver la luz. Hay datos positivos en estos momentos. Cuando la evidencia científica se pone a trabajar, no hay interpretaciones banales y el mando único proteja de forma eficaz a los ciudadanos y a los sanitarios, que tienen falta de medios, a partir de ahí se empezará a ver la luz. Pero la luz no significa que vayamos a salir a la calle. La luz significa que ya los vectores han pasado de 1 a 1 y cuando pasen de 1 a 0 se habrá superado.

Debo decir también que el nivel de curación está siendo muy alto

Están investigando una vacuna. No es efectiva para este caso, es para el venidero. Se ha pasado al hemisferio sur y de allí puede volver a aquí. Hoy ya se sabe que en China han tenido una semana con 0 contaminados. Es muy importante, pero habrá que ver que está pasando en China que tardó un mes en reconocer el coronavirus. Después como medida drástica de un régimen comunista cerraron a una población de 60 millones con un confinamiento absoluto con nivel de producción 0.

El final de todo esto tendrá que ser paulatino, porque hasta que no sea 0/0 no tiene sentido porque puede rebotar otra vez la infección. Está cada vez más cerca, estoy convencido, si todos los ciudadanos son capaces de respetar el confinamiento, porque ocurre una cosa. Normalmente nos encontramos bien cuando no tenemos la infección y al llevar unas semanas confinados podemos tener dudas. El problema es que del bien al mal se pasa muy rápido y como alguien se lo salte volveremos a empezar desde 0 porque sigue siendo la trazabilidad muy alta.

¿Cuál debe ser la labor de una comisión de seguimiento de Covid-19?
La labor de seguimiento y de mando único debe actuar por la evidencia científica, que es la que manda. Tenemos menos posibilidades de equivocarnos así. El mando único era imprescindible desde el primer día y nosotros lo solicitamos dos semanas antes. Si el mando no es eficaz se convierte en otro problema. Las medidas en estos momentos están siendo más efectivas pero sigue habiendo falta de material.

La burocracia le ha hecho un daño enorme al material. Eso no significa meterse con nadie, es una realidad, porque estamos hablando de vidas humanas y de la humanidad. Si un país se comporta de forma irresponsable, sigue contaminando al resto. Los virus utilizan el first class en avión y en un minuto u horas están en el resto del mundo. Por tanto, es una responsabilidad colectiva que todos tenemos que respetar porque si no atentamos contra la vida de las personas.

Me gustaría añadir gracias, gracias, gracias a la ciudadanía, a los profesionales de la sanidad, médicos, enfermeros, telefonistas, cocineros, camilleros, etc., que están demostrando una vez más, que este es un gran país. Este es un gran país porque tenemos una ciudadanía de primer orden. Estamos haciendo, porque estoy dentro de la primera línea, un esfuerzo enorme, que merece la pena, que sale lo mejor, pero a veces sale lo peor y esto tenemos que desterrarlo. Gracias, gracias, gracias.

Noticias complementarias: