Inicio ASP Dr. García Olmo: “Las propiedades antiinflamatorias de las células madre podrían ser...

Dr. García Olmo: “Las propiedades antiinflamatorias de las células madre podrían ser muy adecuadas para los pacientes de Covid-19”

El jefe de Servicio de Cirugía General y Digestiva de la Fundación Jiménez Díaz desarrollará un ensayo con células madres para tratar a pacientes ingresados en la UCI con coronavirus

celulas-madre-covid-19

..Gema Maldonado.
En poco más de tres días, el exministro de Sanidad e investigador, Bernat Soria, junto al Dr. Damián García Olmo, jefe de Servicio de Cirugía General y Digestiva de la Fundación Jiménez Díaz, han movilizado a la Red Española de Terapia Celular para iniciar un ensayo clínico con un fármaco desarrollado con células madre del tejido adiposo de los donantes, creado y fabricado en España, que podría dar respuesta al proceso inflamatario que provoca el virus SARS-CoV-2 en los pulmones de los pacientes de Covid-19 más graves. El Dr. García, pionero en este tipo de terapias, explica a iSanidad el proyecto que han presentado a la Agencia Española del Medicamento (AEMS) y la esperanza que albegan los investigadores y clínicos que participarán de él.

El pulmón de los pacientes de Covid-19 genera una reacción inflamatoria tan importante que les impide funcionar y las células madre mesenquimales tienen grandes propiedades antiinflamatorias

¿Por qué pensaron que este tipo de terapias puede ser adecuada para tratar el coronavirus?
Todos intentamos ayudar en este drama y abrir puertas a la esperanza de alguna manera. Yo soy cirujano colorrectal y desde hace 20 años hemos trabajado e investigado cómo las células madre mesenquimales tienen grandes propiedades antiinflamatorias. Esta investigación se ha llevado a cabo en todo el mundo, pero España ha sido líder. De hecho, el primer fármaco a partir de estas células se creó en España. Los cirujanos colorrectales lo utilizamos para tratar la enfermedad de Crohn, que es una enfermedad inflamatoria.

celulas-madre-covid-19-dr-garcia-olmo

A través de nuestros colegas chinos e italianos hemos ido conociendo cuál es el mecanismo de acción de la destrucción pulmonar que genera este virus. Y la base es puramente inflamatoria.

Lo que les ocurre a estos pacientes, fundamentalmente, es que el pulmón genera una reacción inflamatoria tan importante que les impide funcionar y el intercambio gaseoso. Teniendo en cuenta el mecanismo de acción de las células madre, que es puramente antiinflamatario, pensamos que podrían ser muy adecuadas para el tratamiento de los pacientes con Covid-19 que están en la UCI y que tenemos que estar ventilando porque su pulmón no funciona.

El doctor Bernar Soria tenía unos contactos en China y le sugirieron que podríamos hacer el ensayo con células madre en los pacientes de Covid-19 en la UCI

No solo lo hemos pensado nosotros, lo ha pensado medio mundo. Nuestros colegas chinos los primeros. Hicieron ya un paper con un grupo de pacientes muy pequeño pero con resultados muy alentadores. Nuestros colegas norteamericanos también han planteado trabajar así, hay como siete u ocho ensayos clínicos inscritos. No exactamente con nuestras células, pero sí con el mismo racional. ¿Cuál es nuestra ventaja? Que España tiene el único fármaco de terapia celular del mundo, Alofisel (darvadstrocel). Y tenemos una factoría, que está en Tres Cantos.  El resto son experimentos académicos, pero no de una forma a escala de ingeniería.

¿Cómo han optado por realizar un experimento de estas características?
El doctor Bernar Soria tenía unos contactos en China y a él le sugirieron que podríamos hacerlo nosotros. Así, contactó con el equipo de la Fundación Jiménez Díaz porque fuimos los creadores, con la Universidad Autónoma de Madrid, que tiene la patente. Lo que hicimos entre el Dr. Soria y yo fue reunir a toda la Red de Terapia Celular española. Hemos llegado a hacer videoconferencias de 24 personas  a la vez en un fin de semana que fue durísimo. En un tiempo record la red española sacó el proyecto y ahora está en fase de aprobación en la Agencia Española del Medicamento. Luego hay que trabajar para ver cómo se consiguen las células, pero mantenemos la puerta abierta a la esperanza de buscar un camino de aliviar tanto sufrimiento.

¿Cuál es nuestra ventaja? Que España tiene el único fármaco de terapia celular del mundo y tenemos una factoría, que está en Tres Cantos

¿En qué consiste el ensayo exactamente?
El plan que hemos propuesto a la AEMS consiste en inyectar las células por vía intravenosa, llegar a la aurícula derecha y de ahí, al ventrículo derecho. A través de la arteria pulmonar se distribuirá el fármaco en todo el pulmón. Si efectivamente la hipótesis es correcta, tendríamos que ver una mejoría.  Estamos muy ilusionados con poder ayudar en este desastre a todos los pacientes que tenemos intubados. Y en España somos buenos en terapia celular.

celulas-madre-covid-19-dr-garcia-olmo-2

¿Qué recursos médicos requeriría este tratamiento?
Es imprescindible un médico experto en este tipo de terapias. Lo que hemos aprendido a lo largo de estos años es que el fármaco de la terapia celular no es un fármaco al uso. Es un medicamento vivo, muy frágil. Hay que descongelar las células, hay que crecerlas, infundirlas en un momento determinado y tener unos cuidados muy precisos en la inyección.  De hecho, Alofisel solamente lo usa personal que hace un curso de acreditación.

Consiste en inyectar las células por vía intravenosa, llegar a la aurícula derecha, de ahí al ventrículo derecho y a través de la arteria pulmonar se distribuirá el fármaco en todo el pulmón

Pero el cuello de botella está en la producción celular. Es lenta y es pesada porque se obtienen a partir de liposucciones de donantes. Pero, probablemente donde más células hay en el mundo en este momento es en Madrid, en la factoría.

¿Cuánto tiempo llevará poder empezar con este ensayo?
De nuestra parte ya está hecho todo. El Dr. Soria nos interpeló el jueves y el martes pasado ya estaba todo hecho. Eso no se ha visto nunca, hablamos de documentos muy sesusdos. Estamos todos muy en shock. Los que somos médicos asistenciales como nosotros estamos aquí viviendo el sufrimiento humano. Ahora viene la segunda parte. El primer cuello de botella es el regulatorio y el segundo es tener las dosis de células necesarias. La empresa multinacional Takeda compró la factoría donde se producen las células y están haciendo estudios sobre nuestra propuesta. Yo era más optimista a principios de semana, pero ahora pienso que nos llevará un poco más de tiempo. En cualquier caso, siempre que llegue será bienvenido porque el problema de nuestros pacientes en la UCI, lamentablemente, nos va a durar mucho tiempo.

Estamos todos muy en shock. Los que somos médicos asistenciales estamos viviendo el sufrimiento humano

¿Cuántos hospitales y centros de investigación forman parte de este proyecto?
El proyecto para el que hemos pedido autorización tiene dos etapas. Una muy inmediata en la que queremos ver si la terapia con células madre funciona o no en diez pacientes con Covid-19. Esto se hará en la Fundación Jiménez Díaz, en el Gregorio Marañón y quizá en alguno más. Una vez que tuviéramos análisis de los resultados obtenidos, si realmente hay esperanza, lo pondríamos en marcha en toda la Red de Terapia Celular española con un proyecto mucho más amplio. En él, entrarían ocho o diez hospitales con experiencia en terapia celular o los que fueran necesarios.

¿Están en proceso de reclutar pacientes?
Lamentablemente sobran pacientes. El cuello de botella son las células. Si las tuviéramos, iríamos a las UCI y tendríamos muchos pacientes.

El primer cuello de botella es el regulatorio y el segundo es tener las dosis de células necesarias

El Dr. Soria decía el otro día que tanto él como usted asumían toda la responsabilidad y las posibles críticas. ¿Qué supone esta afirmación?
Imagino que a lo que se refiere es que estamos acelerando y apretando mucho los procedimientos. En unas circunstancias normales estos procedimientos llevan entre un año y un año y medio. Es imposible hacer en dos semanas todo bien y eso puede hacer que algún papel no esté en su sitio. Pero teniendo en cuenta cual es el destino de muchos de nuestros pacientes, al lado de la magnitud de la catástrofe, yo creo que no es lo más importante que algún trámite administrativo se quede colgado ahora mismo.

También comentó que nadie va a cobrar en este ensayo, pero supongo que requerirá financiación pública. ¿Van a pedir ayuda del Fondo Covid-19 que ha lanzado el Instituto Carlos III?
Sí, se ha pedido. Se lleva a cabo en hospitales públicos y sobre todo tiene coste de producciones celulares. Pero los costes inmediatos del piloto los podemos asumir prácticamente sin financiación. Si funcionara, entonces tendría costes porque habría que poner a toda la red de producción celular española en marcha. Pero estaríamos todos encantados de ponerla y de que nuestro Estado invirtiera en eso.

Los costes inmediatos del ensayo piloto los podemos asumir prácticamente sin financiación

¿Cómo es luchar contra algo desconocido y trabajar sin evidencia científica?
Ni siquiera nos vale la experiencia de China porque lo que está ocurriendo en Italia y especialmente en España no se parece a lo que ocurrió en China. Y me temo que nuestros colegas norteamericanos se están encontrando incluso con otra realidad. Sigo las cifras de allí y estoy en contacto con colegas norteamericanos y creo que, de alguna forma, el virus está atacando de una forma distinta a cada sociedad.

Una enfermedad no sólo depende del agente etiológico sino también de la capacidad de respuesta del huésped, del que lo recibe, y de las características étnicas y de la propia sociedad. Cada sociedad se relaciona de una manera. También de la pirámide etaria, aquí el porcentaje de personas mayores en nuestra sociedad es superior al de la sociedad china.

La enfermedad que no estamos encontrando aquí es muy agresiva, con un porcentaje de pacientes afectados muy grande y un distrés respiratorio muy poderoso

No tenemos respuesta para todo esto, pero lo cierto es que la enfermedad que no estamos encontrando aquí es muy agresiva, con un porcentaje de pacientes afectados muy grande y un distrés respiratorio muy poderoso. Mis colegas, los más publicadores, ya lo están comentando. Entre todos intentamos conocer las características locales de la enfermedad para intentar afrontarla.

Noticias complementarias: