Inicio ASP Semes y Semicyuc señalan los “puntos débiles” en el traslado interhospitalario de...

Semes y Semicyuc señalan los “puntos débiles” en el traslado interhospitalario de pacientes con Covid-19

traslado-de-pacientes-con-Covid-19

..Cristina Cebrián.
La pandemia de Covid-19 ha provocado un desequilibrio entre las necesidades asistenciales y los recursos disponibles del sistema sanitario en España. Uno de los recursos que se ha visto afectado es el relativo al traslado de pacientes con Covid-19 entre hospitales. Por eso, la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) y la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) han elaborado el documento Traslado Interhospitalario ante la pandemia de COVID-19.

En el se recogen las principales recomendaciones y protocolos para el transporte de enfermos con Covid-19. Ante la ampliación de las unidades hospitalarias, especialmente de las UCI, los expertos de ambas sociedades recuerdan la necesidad de redistribuir a pacientes entre hospitales para poder dar respuesta a la demanda.

Los traslados de pacientes con Covid-19 afectan a su seguridad, influyen en su deterioro e incluso en su mortalidad

Así, explican que “ese desequilibrio también afecta al transporte interhospitalario de pacientes críticos”. De hecho, los traslados afectan a la seguridad del paciente, influyen en su deterioro e incluso en su mortalidad. Además, se debe aumentar la seguridad del personal sanitario. En este sentido, destacan los “puntos débiles” o más sensibles de esos traslados en los que se han producido incidencias.

traslado-de-pacientes-con-Covid-19Recepción, transferencia y traslado del paciente
Uno de ellos surge durante la recepción, transferencia y traslado del paciente entre hospitales. En el momento de cambiar el respirador, los expertos recuerdan que debe realizarse entre dos profesionales y, a ser posible, que ya tengan práctica. Después, hay que valorar la longitud de tubuladuras y programar el respirador de transporte. Si este no tiene el modo ventilatorio que se estaba empleando en el hospital, hay que prestar especial atención a un posible deterioro clínico y asegurar estabilidad antes del traslado.

Los expertos insisten en mantener la presión positiva al final de la expiración (PEEP) “para evitar el desreclutamiento del paciente”

Por otra parte, los expertos insisten en mantener la presión positiva al final de la expiración (PEEP) “para evitar el desreclutamiento del paciente”. También se debe parar inmediatamente el respirador “para evitar la dispersión de aerosoles”. Otro de los factores fundamentales durante el traslado interhospitalario es el tiempo. Los expertos insisten en realizar en menos de 30 segundos la activación del respirador de transporte y despinzar el tubo.

También hay que considerar que la mecánica y las posibilidades de programación de los respiradores de transporte suelen ser diferentes que los equipos hospitalarios. “Incluso intentando programar los mismos parámetros la ventilación puede ser diferente y el paciente se puede deteriorar”, advierten en el documento. Por ello, aunque se tomen todas las precauciones, el cambio de un respirador a otro en pacientes con PEEP elevada “puede provocar desreclutamiento y deterioro respiratorio secundario”.

Al introducir la camilla en la ambulancia, “sería imprescindible la participación de un TES con EPI Covid-19 de bajo riesgo”

traslado-de-pacientes-con-Covid-19

Otro “punto débil” de este proceso es la transferencia de la cama hospitalaria a la camilla de transporte. En este punto, los expertos piden “máxima atención a la conexión entre el tubo orotraqueal y el filtro”. Además, al introducir la camilla en la ambulancia, “sería imprescindible la participación de un TES con EPI COVID de bajo riesgo”.

Llegada al hospital receptor
Al igual que en el momento del traslado del paciente a otro hospital, cuando este llega al centro receptor el cambio de respirador es un punto crítico, según comentan los expertos. Por ello, se necesita un entrenamiento previo de los profesionales. Además, se debe revisar y confirmar la longitud de las tubuladuras y realizar el pinzamiento de tubo para evitar desreclutamiento del paciente.

Inmediatamente después hay que parar el primer respirador y desconectar la tubuladura y el filtro o doble filtro. A continuación, los sanitarios encargados realizarán la conexión del filtro con la tubuladura del respirador de la UCI, despinzarán el tubo y activarán el respirador de la UCI. Por último, se apagará el respirador de transporte y se cerrará el oxígeno. Los expertos de Semes y Semicyuc insisten en realizar todos los pasos en menos de 30 segundos para evitar riesgos.

Se debe prestar la máxima atención a la conexión del orotraqueal y el filtro cuando se cambia al paciente de la camilla a la cama de la UCI

De nuevo, se debe prestar la máxima atención a la conexión del orotraqueal y el filtro cuando se cambia al paciente de la camilla a la cama de la UCI. Aseguran que en este momento se pueden producir “múltiples incidencias”.

Por último, en el documento se recoge la necesidad de descontaminar y limpiar las superficies tocadas accidentalmente durante el proceso. También se debe producir la salida del centro por el llamado circuito sucio del hospital receptor. En cuanto al material de transporte, se pondrá sobre la camilla de transporte y se cubrirá con una sábana limpia.

Noticias complementarias