Inicio ASP Los científicos lamentan que los centros de investigación de las regiones en...

Los científicos lamentan que los centros de investigación de las regiones en Fase 0 sigan parados tras dos meses

aseica-centros-investigacion-parados

..Gema Maldonado.
Los centros de investigación científico-médica de áreas distintas al SARS-CoV-2 se vieron obligados a frenar su actividad normal con el decreto de estado de alarma y aún continúan parados en los territorios que siguen en la fase cero del plan de transición del Gobierno, y entre ellos está Madrid y Cataluña, que agrupan la mayor parte de centros de investigación biomédica.

Los centros de investigación de Madrid y Cataluña, que están en fase cero siguen parados o con una actividad mínima

“En Salamanca también estamos cerrados, seguimos en fase cero. Hay que abrir. No podemos permitirnos estar sin avanzar en investigaciones tan importantes como el cáncer o muchas otras como la investigación cardiovascular”, reclama el Dr. Xosé R. Bustelo, presidente de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica) e investigador del Cento de Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca-CSIC. El Dr. Bustelo estima que este parón supondrá un retraso de seis meses en la labor de investigación en cáncer.

Igualmente inquieto se muestra el director de la Unidad Cris de Terapias Avanzadas del Hospital Universitario La Paz de Madrid, el Dr. Antonio Pérez Martínez. “Es algo flagrante. No puede ser que se abran peluquerías o que nos den cita en la ferretería y que no podamos venir a investigar proyectos como el cáncer”. En su caso, además de por su labor asistencial en el hospital, ha podido seguir acudiendo a La Paz e investigar en estos dos meses porque ha iniciado un proyecto vinculado al Covid-19. Pero, como le ha ocurrido a otros clínicos que hacen investigación, ha tenido a su equipo de cáncer “sin poder venir”.

Dr. Bustelo: “No podemos permitirnos estar sin avanzar en investigaciones tan importantes como el cáncer o muchas otras como la investigación cardiovascular”

Una realidad que contrasta con la afirmación del ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, el pasado siete de mayo en el Senado. En su comparecencia aseguró que el Ministerio ha hecho “lo posible para que los investigadores sigan trabajando durante la pandemia de Covid-19. Para que ningún proyecto se paralizase y perdiera sus objetivos”. Reconoció que “algunas investigaciones se han visto ralentizadas”, si bien, dijo, “en general, ha continuado la labor investigadora”.

Se refirió al Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que él mismo visitó la semana pasada. “Ha continuado sus investigaciones con personal reducido para mantener las condiciones sanitarias. Cada grupo ha mantenido sus investigaciones con dos investigadores”.

Dr. Pérez Martínez: “Es algo flagrante. No puede ser que se abran peluquerías o que nos den cita en la ferretería y que no podamos venir a investigar proyectos como el cáncer”

Pero el presidente de Aseica se muestra muy crítico con estas declaraciones y le sorprende que “ignore el problema”. “Muchos investigadores tenemos que vivir en un universo paralelo al del ministro porque la realidad de los hechos es que los centros están cerrados”. Además, señala que en el CNIO y en el resto de laboratorios que no estén investigando en Covid-19 “hay un personal mínimo que está haciendo labores de mantenimiento en proyectos que no se pueden cerrar”.

El Dr. Pérez Martínez lamenta que “no se haya declarado trabajadores esenciales a los investigadores y científicos”. Reclaman que se abran ya los centros con las medidas de seguridad e higiene que sean necesarias. El presidente de Aseica recuerda que son científicos, “sabemos lo que es el coronavirus y, a diferencia de muchas otras profesiones, sabemos también cómo lidiar con este tipo de problemas sanitarios”. En este sentido, el Dr. Pérez Martínez señala que, además, “los laboratorios suelen ser espaciosos y se suele trabajar de forma solitaria”.

Los investigadores se muestran críticos con las declaraciones del ministro Pedro Duque asegurando que la actividad investigadora no había parado en el estado de alarma

Este parón va a suponer un retraso en la labor de un investigador de cáncer que maneja muestras de pacientes y modelos animales “de seis meses como mínimo para volver a ponerse en marcha otra vez”, estima el Dr. Bustelo. A este retraso, se sumará un estrés económico: tendrán que volver a invertir en restablecer modelos animales o celulares e invertir en medidas de seguridad para los miembros de los grupos de investigación. Un problema más para los grupos de investigación “que tienen ya de por sí unos presupuestos muy limitados”, advierte.

Noticias complementarias: