Inicio ASP Dr. Manuel Barreiro (Geteccu): “El Covid-19 es una oportunidad para promover la...

Dr. Manuel Barreiro (Geteccu): “El Covid-19 es una oportunidad para promover la excelencia asistencial, docente e investigadora en enfermedad inflamatoria intestinal”

enfermedad-inflamatoria-intestinal-Covid-19

..Redacción.
España supera actualmente la fase álgida de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19. Este nuevo escenario plantea la oportunidad de reflexionar sobre la situación a la que se enfrentan los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Y es que, al contrario de lo que arrojaban los primeros estudios provenientes de China, los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, concretamente aquellos que necesitan inmunosupresión farmacológica, que tienen malnutrición o que presentan alta actividad inflamatoria, suponen un grupo de riesgo frente al Covid-19 por su predisposición a infecciones. Así lo explica el Dr. Manuel Barreiro, presidente del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (Geteccu).

Hablamos de los pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa, las dos enfermedades que se engloban bajo el paraguas de la EII y que padecen unas 300.000 personas en España. Ambas patologías se caracterizan por ser enfermedades del intestino, inmunomediadas, inflamatorias y crónicas, que evolucionan en brotes y periodos de remisión y que alteran la capacidad del organismo para digerir alimentos y absorber los nutrientes. Ninguna de las dos tiene cura y se desconoce su origen. Sin embargo, lo que sí se conoce es que la EII es una de las patologías mediadas por una respuesta inmune que más carga supone a nivel social, laboral y económico, pues es muy invalidante y afecta a personas muy jóvenes en edad productiva.

Con la llegada de la pandemia de Covid-19 a Europa y a EEUU, el número de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal registrado ya supera los 1.000 y se pueden obtener más datos

¿Por qué se considera a los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal como grupo de riesgo frente a la COVID-19?
En los primeros estudios procedentes de China no se consideraba a los pacientes con EII como grupo de riesgo porque apenas había pacientes con esta enfermedad entre los datos recopilados. Sin embargo, con la llegada de la pandemia a Europa y a EEUU, el número de pacientes con EII registrado ya supera los 1000 y se pueden obtener más datos.

Sin duda, lo que ha cambiado es el hecho de disponer de más información. Se ha demostrado que los pacientes con EII tienen un mayor riesgo de infecciones relevantes y oportunistas. Ante esta situación, hipotéticamente, podría haber un mayor riesgo de infección por SARS-CoV-2 en comparación con la población general. Con los datos disponibles en la actualidad, que son muy limitados y probablemente sesgados, no parece que los pacientes con EII tengan mayor riesgo de contraer esta infección en concreto. Solamente los pacientes mayores y los que están bajo tratamiento inmunosupresor o biológico parecen tener un mayor riesgo.

Con los datos disponibles, que son muy limitados y probablemente sesgados, no parece que los pacientes con EII tengan mayor riesgo de contraer esta infección

Hay que tener en cuenta también que los pacientes con EII suelen ser más jóvenes y tener menos comorbilidad asociada que la población general. La edad avanzada y la presencia de comorbilidades son los factores de riesgo de por sí más importantes para una mala evolución por Covid-19. En nuestra base de datos Eneida con más de 60.000 pacientes hemos aprobado un estudio que sin duda resolverá muchas de las lagunas actuales.

¿Qué precauciones adicionales a las de la población en general  deben tener estos pacientes para evitar el contagio?
Las recomendaciones específicas a los pacientes con EII deberán individualizarse en función de la edad (>60-70 años), comorbilidades y actividad de la EII. Son los pacientes de riesgo los que deberán evitar el contacto social, utilizar inexcusablemente las medidas de prevención de barrera (mascarilla y guantes) y la higiene. En pacientes clínicamente inactivos y estables, las recomendaciones en este caso deberían ser las mismas que en la población general, pero con un cumplimiento escrupuloso de las medidas recomendadas (teletrabajo si es posible, distancia social, mascarillas, etc.).

Desde Geteccu hemos contemplado el Covid-19 como una oportunidad para promover la excelencia asistencial, docente e investigadora en enfermedad inflamatoria intestinal

¿Qué papel ha adquirido Geteccu ante esta nueva amenaza (Covid-19) para los pacientes con EII?
Desde el principio, desde Geteccu hemos contemplado el Covid-19 como una oportunidad para promover la excelencia asistencial, docente e investigadora en Enfermedad Inflamatoria Intestinal. En este sentido, hemos estado realizando recomendaciones que hemos compartido con la asociación de pacientes ACCU España y otras sociedades. Hemos realizado una actualización de las mismas este mes de mayo que saldrán publicadas en nuestra revista Gastroenterología y Hepatología y en la que nos basamos para responder esta entrevista. Hemos realizado webinars de aprendizaje primero nosotros con Italia, después transmitiendo nuestra experiencia a países latinoamericanos. Estamos realizando una actualización continua del tema y tenemos en marcha un curso acreditado sobre Covid-19 y EII.

¿Qué enseñanzas se lleva Geteccu de la etapa álgida de esta pandemia?
Las enseñanzas vendrán muchas en unos meses. A corto plazo, nos hemos dado cuenta de la importancia de la telemedicina, donde somos pioneros en Geteccu. La necesidad de una buena comunicación con los pacientes, la labor de la enfermería especializada. Por último, creemos que el trabajo en equipo multidisciplinar y con protocolos ha permitido que nuestros pacientes se hayan sentido más protegidos e informados durante la pandemia.

Geteccu es referente en investigación y docencia, pero creo que el programa de acreditación de Unidades que hemos desarrollado en Geteccu y que más de 50 unidades hemos logrado, ha contribuido a un acceso más homogéneo de los pacientes a una asistencia de más calidad, que seguramente ha sido beneficioso durante esta pandemia. Esperamos que nuevas unidades puedan acreditarse próximamente.

Noticias complementarias: