Inicio ASP Dra. Macarulla: “El ensayo Combat es el primer estudio positivo que testa...

Dra. Macarulla: “El ensayo Combat es el primer estudio positivo que testa la inmunoterapia en cáncer de páncreas”

Investigadora principal del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del VHIO

inmunoterapia-cáncer-de-páncreas

..Cristina Cebrián.
La supervivencia a los cinco años en pacientes con cáncer de páncreas en fases avanzadas sigue siendo muy baja, situándose por debajo del 10%. Además, su incidencia ha aumentado considerablemente en los últimos años. Por todo ello, avanzar en la investigación de nuevas terapias, como la combinación con inmunoterapia es clave para mejorar estas cifras y disminuir su mortalidad, que en Europa ya supera a la del cáncer de mama.

La inmunoterapia es uno de los tratamientos donde los investigadores tienen puesto el foco, aunque por si sola no funciona para tratar este tipo de tumor. “El cáncer de páncreas tiene un ambiente inmunosupresor a su alrededor. Por tanto, si utilizamos la inmunoterapia convencional, que únicamente estimula el sistema inmune del paciente, no funciona en esta enfermedad”, explica para iSanidad la Dra. Teresa Macarulla, investigadora principal del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO). La Dra. Macarulla también ejerce como oncóloga médica en el Hospital Vall d’Hebron.

Inmunoterapia-cáncer-de-páncreasDra. Macarulla: “Al combinar diferentes estrategias, podemos romper este ambiente inmunosupresor del cáncer de páncreas tan poco amigable para la inmunoterapia”

La investigadora del VHIO ha participado muy activamente en el ensayo multicéntrico en fase II Combat. Esta investigación, que dirige el Dr. Manuel Hidalgo, del Hospital Cornell de Nueva York (EE. UU.), demuestra resultados prometedores con la combinación de inmunoterapia y quimioterapia para tratar el cáncer de páncreas. En concreto, utilizaron el fármaco pembrolizumab con BL-8040, un antagonista de CXCR4 que promueve la infiltración de las células T en el tumor. De este modo, el bloqueo de pembrolizumab ayuda al sistema inmunitario a destruir las células cancerosas.

La principal novedad de Combat es que se trata del primer estudio positivo que ha testado la inmunoterapia en cáncer de páncreas. Al combinar diferentes estrategias, podemos romper este ambiente tan poco amigable para la inmunoterapia. Esto abre la puerta a seguir investigando en esta misma línea”, detalla la Dra. Macarulla.

Gracias a esta estrategia, se logró aumentar la supervivencia general de 3,3 meses a 7,8 meses

Por otro lado, esta combinación de fármacos ya demostró cierta actividad, que se potenció al añadir el tratamiento de quimioterapia. Gracias a esta estrategia, se logró aumentar la supervivencia general de 3,3 meses a 7,8 meses. Todo un hito teniendo en cuenta la baja tasa de supervivencia de este tipo de tumor.

En cuanto a los individuos seleccionados para el ensayo Combat, la Dra. Macarulla detalla que “son pacientes con cáncer de páncreas que han progresado a una primera línea de tratamiento con quimioterapia estándar. Por tanto, se trata de pacientes con estado avanzado de la enfermedad”.

Inmunoterapia-cáncer-de-páncreasNecesidad de nuevos fármacos
En enero de este año la Agencia Europea del Medicamento (EMA) designó como medicamento huérfano el fármaco BL-8040. Según la investigadora del VHIO el motivo de esta designación se basa en dos aspectos. Primero, “por la necesidad de contar con nuevos fármacos para el tratamiento del cáncer e páncreas. En segundo lugar, por los resultados prometedores de este estudio”. En definitiva, la designación de la EMA lo que hace es “facilitar el poder continuar investigando con esta molécula en cáncer de páncreas”.

“Queremos pasar a un estudio randomizado en el que también tengamos un brazo control con pacientes tratados únicamente con el tratamiento estándar”

Aunque los resultados del estudio Combat son prometedores, la Dra. Macarulla muestra cierta cautela. “Los resultados hay que tomarlos con cautela porque el número de pacientes tratados es limitado”, advierte. Por eso, uno de los próximos pasos en la investigación es ampliar el número de pacientes tratados con esta estrategia.

Además, “queremos pasar a un estudio randomizado o aleatorizado en el que también tengamos un brazo control con pacientes tratados únicamente con el tratamiento estándar. El objetivo final es demostrar la eficacia de esta estrategia”, concluye la investigadora y oncóloga médica. 

Noticias complementarias