Inicio ASP El consentimiento informado digital aporta mayor seguridad jurídica para los médicos

El consentimiento informado digital aporta mayor seguridad jurídica para los médicos

Consentimiento-informado-digital

..Cristina Cebrián.
El abogado Ramiro Urioste, especialista en Derecho Sanitario de DS Legal Group, explica en este videoblog los beneficios que aporta el consentimiento informado digital para los médicos. El experto asegura que el médico se encuentra, en muchas ocasiones, con dificultades para poder gestionar la cantidad de documentos sobre consentimiento informado que recibe.

Pero lo que más preocupa son los errores que esta gestión suele generar “y que vemos en los juzgados todos los días”, señala el abogado. A modo de ejemplo, destaca los consentimientos que se archivan sin la firma del paciente; fechas que inducen a error o que el paciente niegue que la firma sea suya, entre otros errores.

Ramiro Urioste: “A nivel judicial, el consentimiento informado digital permite la firma biométrica del paciente, fijando una serie de parámetros que garantizan su autenticidad”

Por tanto, una gestión incorrecta del consentimiento informado “repercute en la salud de los pacientes y esto se traduce en reclamaciones judiciales”, advierte el especialista. Para evitarlo, Urioste plantea el uso del consentimiento informado digital, al tiempo que recuerda cómo muchos centros ya introdujeron la historia clínica digital. “Vivimos un momento de cambio y no podemos ser ajenos a una realidad que tiene que ver mucho con la gestión a través de dispositivos electrónicos”, comenta Urioste.

Además, teniendo en cuenta la relación médico-paciente, el consentimiento informado digital resulta más comprensible. Esto se debe a que el paciente puede consultarlo desde cualquier lugar “y es imposible que lo extravíe”, añade el abogado de DS Legal Group.

Al firmar queda automáticamente recogido el día y la hora de la firma, así como el tipo de trazo, la presión ejercida para la firma y su velocidad

Por otra parte, a nivel judicial, el consentimiento informado digital permite la firma biométrica del paciente. Esto significa que, al firmar, se fijan una serie de parámetros que garantizan su autenticidad. Por ejemplo, Urioste explica que “al firmar queda automáticamente recogido tanto el día como la hora de la firma”. Además, recoge el tipo de trazo, la presión ejercida para la firma y su velocidad, algo que evita una simulación posterior de la misma.

Todas estas características aportan esa seguridad jurídica que necesita el médico a la hora de ejercer su labor profesional. Todo ello, con garantías tanto para el profesional como para el paciente. 

Noticias complementarias