Inicio ASP Nuevo proyecto de rehabilitación cardiaca para mejorar la asistencia durante y después...

Nuevo proyecto de rehabilitación cardiaca para mejorar la asistencia durante y después del Covid-19

Rehabilitación-cardiaca

..Redacción.
España cuenta en la actualidad con unas 135 Unidades de Rehabilitación Cardiaca que, ante la pandemia d eCovid-19 han reducido su uso. Ahora, la Sociedad Española de Cardiología (SEC), a través de su Asociación de Riesgo Cardiovascular y Rehabilitación Cardiaca, pone en marcha el Aula abierta de rehabilitación cardiaca. Se trata de un proyecto online dirigido a todos los pacientes cardiovasculares que no pueden acceder a un programa presencial o e-supervisado, o que hayan tenido que interrumpirlo por la pandemia de Covid-19.

Para la presidenta electa de la asociación, la Dra. Raquel Campuzano, el número de estas unidades en España “es insuficiente para atender a todos los pacientes que tendrían indicación”. De hecho, hasta ahora solo entre el 10% y el 15% tenía acceso a programas de rehabilitación cardiaca. “La mayoría ha sufrido un infarto o una angina de pecho, y cada vez son  más los pacientes con insuficiencia cardiaca. La rehabilitación también es muy recomendable para aquellos que han sido intervenidos de cirugías valvulares, cardiopatías congénitas, tienen enfermedad arterial periférica o incluso varios factores de riesgo”, apunta la experta.

Debido a la crisis sanitaria, la situación de estos pacientes se ha agravado al cerrar las unidades de rehabilitación cardiaca ante la posibilidad de contagio

Con la crisis sanitaria vivida por la pandemia, la situación de estos pacientes se ha agravado al cerrar estas unidades ante la posibilidad de contagio. Al mismo tiempo, “este proyecto ya era necesario antes de la pandemia, pero esta situación ha hecho que aceleráramos su puesta en marcha”, comenta la Dra. Campuzano.

El proyecto se divide en cuatro módulos online e incluye vídeos de diferentes expertos en rehabilitación cardiaca. Entre ellos, hay cardiólogos, rehabilitadores, enfermeros, fisioterapeutas, urólogos, psiquiatras y psicólogos. En cuanto a los contenidos, se incluyen todos los que se imparten en los programas presenciales, como conocer la patología cardiovascular. Además, se incluyen pautas para controlar los factores de riesgo cardiovascular.

Por otro lado, el programa ofrece consejos para la reincorporación a la vida laboral e información sobre la medicación y la importancia del cumplimiento del tratamiento farmacológico. “Un aspecto muy positivo de este proyecto es que puede servir como apoyo y recordatorio para no olvidar los conceptos aprendidos presencialmente. Además, como el Aula está en constante desarrollo, en cada visita pueden encontrarse nuevos contenidos”, añade la cardióloga.

Herramienta complementaria
Aunque el paciente  puede acceder al aula libremente, lo ideal es que sea remitido a ella por su médico. De hecho, la Dra. Campuzano recalca que “el aula complementa y nunca sustituye al equipo médico”. En los próximos meses esperan ampliar contenidos y recursos, así como incorporar a los equipos de atención primaria y otras especialidades.

rehabilitación-cardiacaDra. Campuzano: “Sean de donde sean los pacientes, tendrán un acceso gratuito a un programa de rehabilitación desde su domicilio”

El aula es de utilidad para todos: en centros donde ya existan unidades de RC ayudará a poder tratar a un mayor número de pacientes, y servirá de alternativa o complemento a los programas presenciales. También es muy útil en centros hospitalarios o de atención primaria, donde aún no exista unidad de RC para que los pacientes se beneficien de los programas mientras se pone en marcha la unidad. Y sobre todo, para los pacientes cardiovasculares de toda España. Porque, sean de donde sean, tendrán un acceso gratuito a un programa de rehabilitación cardiaca desde su domicilio”, añade la especialista.

Por último, desde la SEC recuerdan que la telemedicina tiene cada vez más peso en la relación médico-paciente. Y más ahora, tras vivir el confinamiento por la pandemia. El paciente cada vez va a tener mayor protagonismo en su autocuidado y el aula es una excelente ayuda en ello. Y por primera vez tenemos un programa abierto de rehabilitación cardiaca 247h/365 días y que no cierra ni en verano ni en pandemia”, concluye la Dra. Campuzano.

Noticias complementarias