Inicio ASP La inversión en I+D del sector biotecnológico aumentó un 13% en 2018,...

La inversión en I+D del sector biotecnológico aumentó un 13% en 2018, según Asebio

Inversión-I+D

..Cristina Cebrián.
La inversión en I+D de las empresas biotecnológicas  está creciendo a un ritmo cada vez más elevado. De hecho, se produjo un incremento del 13% en 2018, según indica el Informe Anual de Biotecnología 2019 que se presentó en el mes de junio. La Asociación Española de Bioempresas (Asebio) destaca así el crecimiento en la inversión en I+D del sector.

Este crecimiento ha sido sistemático desde el año 2014, con un ritmo cada vez más elevado, hasta alcanzar un 13% de aumento durante el año 2018. En cuanto a las empresas “estrictamente” biotecnológicas, las biotech, estas registraron una fuerte expansión, por encima del 21%, según indica el informe. Por otra parte, las empresas secundarias redujeron sensiblemente su aportación y, las que utilizan la biotecnología como herramienta de producción, mostraron un aumento algo más moderado, en torno al 8%.

Por primera vez las biotech se sitúan en primer lugar como sector que más invierte en I+D, por delante de los servicios y el sector educativo

Inversión-I+DOtro punto destacado en el documento es que, por primera vez, las empresas biotech se sitúan en primer lugar como sector que más invierte en I+D, por delante de los servicios y el sector educativo. Y justo por delante del sector farmacéutico. Además, en relación a su producción, son las que más inversión destinan, con un 5,5% en relación a su producción.

En este aspecto, tan solo las superan las organizaciones del sector servicios de I+D y el de educación. Además, en 2018 las empresas biotech han adelantado al sector farmacéutico que tradicionalmente ocupaba la primera posición después de los servicios y el sector educativo.

Las biotech se sitúan entre los diez sectores con mayor crecimiento, llegando a triplicar la tasa media nacional

Con respecto a los sectores que más crecen en inversión en I+D, las biotech se cuelan en el top ten. Así, se sitúan entre los diez sectores con mayor crecimiento, llegando a triplicar la tasa media nacional. Sobre el resto de sectores, la inversión en I+D del conjunto de empresas aumentó algo más del 6%, aunque la variabilidad entre las diferentes ramas de actividad ha sido muy elevada, con un rango desde más del 50% de crecimiento. Por ejemplo, en sectores como el del petróleo o la madera, hasta caídas por encima del 10% en energía y agua.

El informe de Asebio destaca la alta variabilidad en las empresas que tienen la biotecnología como actividad secundaria. Esto, afirman, puede explicarse porque algunas de ellas han cambiado su clasificación durante el 2018. De modo que han pasado a considerar la biotecnología como herramienta en sus procesos.

Noticias complementarias

Compartir